Boeing gana en Japón el primer contrato internacional para su tanquero KC-46

Boeing ha conseguido el primer cliente de exportación de su avión de suministro de combustible en vuelo KC-46. El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha adjudicado a la compañía la construcción de una unidad de este aparato para las Fuerzas Aéreas de Autodefensa de Japón por 279 millones de dólares. El acuerdo, formalizado a través de  la fórmula de Venta Militar al Extranjero, incluye un paquete de apoyo logístico.


Esta adjudicación se esperaba desde que en 2015 Boeing quedase como único competidor para el programa japonés de aviones de suministro de combustible en vuelo tras la retirada entonces del A330 MRTT de Airbus del proceso.


El KC-46 compite en el mercado internacional con el Airbus A330 MRTT. Como baza frente a la opción europea, que ya se encuentra operativa, sus desarrolladores aducen que el norteamericano resultará un avión más barato.


La venta del modelo a Japón es la primera exportación de esta aeronave que hasta el momento contaba con un único encargo local para suministrar a la Fuerza Aérea de Estados Unidos, dentro de un programa que contempla hasta 179 aparatos (incluidos cuatro prototipos) por 40.000 millones de dólares y cuya primera entrega deberá producirse este año, tras varios retrasos.


Boeing ganó el programa KC-X de suministro al arma aérea de Estados Unidos a principios de 2011 después de que, como informó Infodefensa.com, la compañía apelase la primera adjudicación, que daba como ganador a un consorcio formado por EADS (actual Airbus) y Northrop Grumman. Si todas las opciones del acuerdo se ejecutan finalmente, la empresa norteamericana entregará a la defensa de su país los 179 aviones cisterna contemplados durante un periodo de diez años que concluirá en 2027.


El  KC-46A, que realizó su primer vuelo en  septiembre de 2015,  sustituirá a la flota estadounidense de KC-135 actualmente en servicio. La empresa los describe como un avión de fuselaje ancho, multipropósito, actualizado con las más avanzadas tecnologías y capaz de cumplir o exceder las necesidades de transporte de combustible, carga, pasajeros y pacientes de la Fuerza Aérea. El modelo incluye un panel de mando que contiene las pantallas digitales del 787 Dreamliner y una filosofía de diseño del control de vuelo que sitúa la tripulación al mando, en vez de permitir al ordenador limitar la maniobrabilidad en combate.


Source: Infodefensa.com

Turquía adjudica a Eurosam la definición de un sistema antiaéreo de largo alcance

Ankara ha oficializado el acuerdo al que se comprometió previamente con la compañía europea Eurosam para el desarrollo local de un nuevo sistema de aéreo defensa antimisiles. La empresa, propiedad de MBDA y Thales, se alió el pasado verano a las compañías firmas locales Aselsan y Roketsan para afianzar este proyecto que ahora ve sus primeros frutos oficiales.


Turquía ha adjudicado a las tres (Eurosam, Aselsan y Roketsan) el contrato para el estudio de definición del futuro sistema turco antiaéreo de largo alcance. El acuerdo se ha formalizado aprovechando el encuentro que el presidente francés, Emmanuel Macron, mantuvo el viernes con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan en París.


El trabajo supone la preparación del futuro contrato de desarrollo y producción del nuevo sistema de acuerdo con los requisitos operativos de la Fuerza Aérea del país.


El futuro equipamiento antiaéreo y antimisiles turco estará basado en la experiencia que Eurosam ha acumulado tras 25 años desarrollando equipos terrestres y navales en torno al misil Aster. Se trata de un producto que lleva acumulado una inversión de 11.000 millones de euros y ya presta servicio en Francia e Italia, entre “otras muchas naciones”, de acuerdo con la Eurosam. El nuevo programa, además, “será gestionado en sinergia con las evoluciones futuras de los sistemas Eurosam en Francia e Italia”, añade la fuente.


Turquía lleva años tratando de adquirir sus primeros equipos antimisiles y de defensa aérea de largo alcance, y a la vez quiere contar con un sistema propio dentro de una década. Hace dos años trascendió que para cubrir el primer objetivo el país estaba negociando con Eurosam la adquisición de sistemas SAMP/T y misiles Aster 30. La empresa reveló entonces que estaba dispuesta tanto a la fabricación conjunta con Turquía, como a asociarse con empresas locales e incluso a transferir tecnología para hacerse con el contrato.


 Eurosam, es propiedad al 66 por ciento del consorcio europeo MBDA y al 33 por ciento de la multinacional francesa Thales. A su vez, MBDA está participada en un 37,5 por ciento por la firma británica BAE Systems, en otro tanto por Airbus y en un 25 por ciento por la italiana Leonardo.


Source: Infodefensa.com

Los legionarios: “No estamos gordos”

La información de El País detallaba que la Brigada de la Legión, con base en Viator (Almería), va a implantar un Plan de Índice de Masa Corporal tras encenderse las alarmas ante el sobrepeso detectado: “La media de edad alta del personal de la Brileg, unida a un desgaste físico importante […], a una falta de medios e instalaciones que permitan realizar una preparación física diversa y motivante, y una sensación general de conformismo ante este problema del sobrepeso, de cierto arraigo social en nuestra sociedad, han sido factores que han ayudado notablemente a la propagación de este problema”.

Tras unos análisis médicos, quienes sobrepasen el nivel 27 de Índice de Masa Corporal entrará en un programa de seguimiento para adelgazar, mediante una dieta más equilibrada, ejercicio físico, analíticas, pruebas…

La noticia causó un revuelo notable, ya que las imágenes de los legionarios suelen ser las de jóvenes musculosos desfilando a paso rápido. Esta noticia contradecía la imagen de la Legión como unidad de élite del Ejército de Tierra, y provocó comentarios, bromas, chascarrillos y que otros medios -incluidos informativos de televisión, como los de Telecinco- se hicieran eco del tema.

Entre el enfado contra los medios…

El Confidencial Digital ha podido saber que esta noticia no ha sentado nada bien entre los legionarios, encuadrados en los cuatro tercios que existen actualmente: el “Don Juan de Austria” 3º de la Legión (Viator), el “Alejandro Farnesio” 4º (Ronda, Málaga), ambos integrados en la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de la Legión (Brileg), y en el “Gran Capitán” 1º (Melilla) y “Duque de Alba” 2º (Ceuta).

Un buen número de legionarios ha utilizado sus perfiles en redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram para reaccionar contra esta polémica. No critican el plan de la Brileg para que adelgacen aquellos militares que estén por encima del peso recomendado, sino que cargan duramente contra El País y contra los otros medios que difundieron este plan.

Consideran que se está dando una imagen falsa de los legionarios para ridiculizarlos y “humillar a la Legión”. Y es que, según las distintas fuentes consultadas por ECD, se muestran tajantes: no consideran que estén gordos, y lamentan que esa es la idea que se está trasladando a los ciudadanos con esta noticia, que luego fue precisada por El País, con información oficial que indicaba que sólo el 6% de los legionarios tendrá que someterse a este plan para bajar de peso.

Muchos efectivos de la Legión están difundiendo estos días un texto, escrito por un legionario en activo, que comienza con un “Buenos días Telecinco” y una fotografía de una marcha legionaria por el campo con mochilas muy voluminosas.

En el texto, que está circulando con profusión, se critica a Telecinco y al resto de medios de comunicación: “Habláis de lo que os gusta: intentar siempre sacar un sarcasmo de un cuerpo que desde 1920 ha sido un ejemplo a seguir”. Y reclama que además de hablar de los legionarios “a dieta”, hablen “del sueldo tan precario”, de “las dificultades para ascender”, de “que se juegan la vida fuera de España en misiones”…

Son muchos los que se quejan con amargura de que no se difunda a los españoles la parte más dura de la Legión, las maniobras, el frío, el cansancio… Y se lamentan de que esa instrucción para poner a dieta a un pequeño porcentaje de sus efectivos hayan traspasado los límites de los cuarteles para ser objeto de chanzas en las redes sociales.

… y la ironía contra la “obesidad”

También otros legionarios están recuperando una frase del general Tomás Pallás Sierra, que en 1979 respondió a lo que él consideraba una campaña en contra de la Legión por parte de “parlamentarios y alcaldes de izquierda”, diciendo que “nos llaman escoria cuando no les interesamos. Cuando les interesamos, nos conceden el título de élite”.

La reacción de otros legionarios es tomarse con humor e ironía la polémica sobre su supuesto sobrepeso. Así que están publicando en sus redes sociales comentarios sobre el ejercicio que están haciendo estos días para combatir “la obesidad”, fotografías de platos de comida con raciones ínfimas como cena para reducir su sobrepeso en los próximos meses, lamentaciones de que van a tener que dejar de beber cerveza…

Fuentes internas de la Legión señalan que la situación real es que los grupos operativos de la Legión están formados por militares en perfecta forma física. Si alguno tiene más peso, aún así resiste las marchas de hasta 50 kilómetros y otras actividades de gran desgaste. Pero, en cualquier caso, apuntan que los militares que pueden estar más pasados de peso son sobre todo personal de más edad, que están destinados en destinos burocráticos de oficina o en funciones de logística, y que por lo tanto no sucede que haya legionarios “fondones” en unidades de combate.


Source: Elconfidencial

Un sargento saboteó un buque de la Armada para librarse de ir a Somalia

Los hechos se remontan a noviembre de 2014, pero no ha sido hasta hace unas semanas cuando el Tribunal Militar Territorial Primero de Madrid ha impuesto una pena de un año y diez meses al sargento. Una condena basada en los artículos 27 y 82 del Código Penal Militar, que recogen el delito de atentado contra medios o recursos de la seguridad nacional y delito contra el patrimonio.

Por aquel entonces, el sargento se encontraba destinado a bordo del patrullero de altura ‘Infanta Cristina’, empleado en el servicio de guardia. La dotación del buque se encontraba por aquellos días ultimando los preparativos para ser desplegada en aguas de Somalia y del golfo de Aden en la misión Atalanta contra la piratería.

Mientras estaba amarrado en el puerto de Cartagena para realizar labores de mantenimiento previas al despliegue, y aprovechando un turno de guardia, el suboficial aprovechó para introducir una llave de tuercas de grandes dimensiones y un punzón en los dientes de los engranajes de la reductora, un mecanismo que forma parte del sistema de transmisión del buque.

Para ocultar sus pasos, sabiendo que su actuación había quedado registrada en el sistema de videovigilancia del buque, el sargento accedió al centro de control para desatornillar el disco duro en el que se almacenan las imágenes, arrancó el módulo secuenciador de la cámara de control central y arrojó ambos dispositivos al mar.

Apenas 48 horas después, personal del buque detectó la incidencia en el sistema de video vigilancia. Tras ponerlo en conocimiento de sus superiores se ordenó una revisión completa del buque, hallándose de esta manera las herramientas introducidas entre los dientes de los engranajes para provocar una avería grave –el buque no llegó a moverse durante esos días, por lo que se evitó el daño-.

Fue el propio sargento quien confesó voluntariamente ante su superior, un día después del hallazgo, que había sido él quien había provocado el intento de sabotaje. Su objetivo, como admitió, era evitar que el buque pudiese zarpar hacia su misión y así ‘salvarse’ él mismo de ser desplegado en la misión Atalanta. 

El buque finalmente partió desde Cartagena hacia el Océano Índico el 18 de febrero de 2015, cumpliendo su misión –liberó a dos pesqueros secuestrados- durante los seis meses que estaba previsto por el mando de la Operación Atalanta.

En la pena de un año y diez meses han mediado varios atenuantes, como el de la confesión voluntaria y el de alteración psíquica.


Source: Elconfidencial

Bélgica no se cree la oferta de cazas Rafale que le plantea Francia

Los esfuerzos franceses por hacerse con el programa belga de compra de 34 aviones de combate han chocado con la incredulidad de Bruselas. Para su ministro de Defensa, Steve Vandepunt, “la oferta francesa es demasiado buena como para ser verdad”. Las autoridades galas, que optan con su caza Rafale de Dassault Aviation, prometieron inicialmente un retorno económico al país cliente (fórmula conocida como offset) de 4.000 millones de euros si se hacían con el acuerdo. Ahora se habla de que ya han subido la apuesta hasta los 20.000 millones de euros.


De acuerdo con Vandepunt, Francia “está tomando una ruta diferente” a la marcada por el programa belga, para tratar de ganar opciones. El diario flamenco De Staandard ha publicado que en vez de responder con un voluminoso archivo a la propuesta belga, como han hecho los gobierno s de Estados Unidos y Reino Unido para optar con sus F-35 y Eurofighter, París se ha limitado al envío de una carta de tres páginas en la que se menciona una colaboración junto con Alemania en torno a un nuevo avión de combate europeo.


De ahí que el político belga afirme que la oferta francesa “es una oferta vacía: no tiene cronograma, ni programa, ni respuestas”.


Fuentes francesas han explicado que su contestación fuera del procedimiento se debe a que de otra forma no le sería posible ofrecer el 100 por cien de compensaciones económicas. El periódico belga se extraña en este punto por el súbito incremento de la apuesta (de 4.000 millones a 20.000 millones) y apunta, en boca de fuentes gubernamentales que no cita, que “todo se trata de un intento desesperado desde el banquillo” por tratar de hacerse con el contrato.


El coste del programa completo se ha calculado en el entorno de los 15.000 millones de euros. El ciclo de vida de cuatro décadas estimado para los aviones supone en torno al triple del valor de la compra, de lo que se deduce un desembolso aproximado por los 34 aparatos de 3.750 millones de euros. La cantidad equivale a algo más de 110 millones de euros por unidad.


Boeing y Saab están fuera


El Gobierno belga acordó el pasado marzo el lanzamiento del programa de adquisición de 34 aviones de combate con los que sustituirá a su actual flota de 54 F-16. Los candidatos contemplados inicialmente para hacerse con el contrato fueron las compañías norteamericanas Lockheed Martin, que opta con su F-35A Lightning II, y Boeing, fabricante del F/A-18E/F Super Hornet; la francesa Dassault Aviation, que ofrece  su Rafalela sueca Saab, con el JAS-39E/F Gripen, y  Eurofighter, desarrollado por el consorcio del mismo nombre y financiado por Reino Unido, Alemania, Italia y España.


Sin embargo, Boeing optó en la primera mitad del año pasado por retirarse del concurso por la falta de opciones para su caza Super Hornet, tras revisar detenidamente la solicitud belga para que participasen, y unos meses después Saab tomó el mismo camino aduciendo por su parte una falta de apoyo de la política exterior sueca para seguir adelante. De este modo, se quedan con opciones únicamente Dassault, Eurofighter y Lockheed Martin.


El nombre del ganador definitivo del concurso belga se conocerá si no hay contratiempos a mediados de 2018 y el contrato tendrá la forma de acuerdo Gobierno a Gobierno, por lo que las ofertas parten de las mencionadas agencias gubernamentales.


La actual flota belga de aviones F-16 de fabricación estadounidense alcanzará gradualmente el límite de su vida operativa, que es de 8.000 horas de vuelo por aparato, entre los años 2023 y 2028. De ahí que la decisión sobre el nuevo modelo deberá ser tomada este mismo año y de ese modo poder cumplir con los necesarios plazos de preparación y entrega.


Source: Infodefensa.com

TKMS y Kongsberg crean una firma conjunta para el futuro submarino germano-noruego

Alemania y Noruega han dado un paso más en el desarrollo de un submarino conjunto. La compañía alemana Thyssenkrupp Marine Systems (TKMS), su filial Atlas Elektronik y la firma semipública noruega Kongsberg han creado una empresa conjunta para el desarrollo de sistemas de combate para submarinos convencionales. La nueva compañía, que ha sido bautizada como Kta Naval Systems, será la proveedora exclusiva de estos elementos para los sumergibles de TKMS.


Este acuerdo se produce en el marco de la alianza establecida entre Berlín y Oslo el pasado verano para colaborar en el desarrollo de nuevos submarinos y misiles navales, de la que Infodefensa.com informó entonces. Previamente, el pasado9 de marzo, ya acordaron la creación de esta firma conjunta después de que TKMS fuese elegida por Oslo para formar una sociedad estratégica encaminada al desarrollo de la futura flota de submarinos del país.


El diseño de los nuevos buques estará basado en sus U-212A y serán denominados 212CD. En ellos se pretende combinar la escasa firma en el mar de la que son capaces los 212A con una mayor autonomía, velocidad y resistencia, lo que les permitirá desarrollar operaciones en todo el mundo, según sus responsables.


En palabras del consejero delegado de TKMS, Rolf Wirtz, “la cooperación va más allá de la producción de submarinos para Noruega y Alemania”. Se trata, ha añadido, del “punto de partida para una cooperación más amplia entre los estados europeos en la adquisición de submarinos”.


“Con la nueva empresa conjunta y después de nuestra adquisición de Atlas Elektronik”, ha añadido Wirtz, “ahora estamos en una posición única para ofrecer el catálogo completo de servicios para submarinos convencionales, incluido el diseño, desarrollo, fabricación y ahora también la pieza central: los sistemas de combate “.


De acuerdo con la información adelantada hace unos meses por el Ministerio de Defensa noruego, “una parte importante de la cooperación [suscrita el pasado verano por ambos países] será el proyecto común para nuevos submarinos”. Se trata, añadió en un comunicado, de “la adquisición de submarinos idénticos [para ambos países] y la cooperación en la formación, los ejercicios, las piezas de repuesto, el mantenimiento y la gestión del ciclo de vida de los nuevos submarinos, además de la cooperación industrial entre Alemania y Noruega en la industria de Defensa”.


La nueva firma cuenta con la experiencia de TKMS en la producción de submarinos (lleva fabricados más de 160 en los últimos 60 años), la de Kongsberg en la entrega de sistemas de combate, y la experiencia que atesora Atlas Elektronik en sónares, sistemas de control de armas y otros componentes clave para sistemas de combate submarinos.


El calendario previsto contempla la formalización de un contrato común sobre los nuevos submarinos (en principio cuatro para Noruega y dos para Alemania) en 2019. De este modo será posible entregarlos entre mediados de la década de 2020 y 2030. Entre tanto, continuarán prestando servicios los submarinos Ula noruegos, que comenzaron a operar entre 1989 y 1992 y cuentan a priori con una vida útil de treinta años.


Los submarinos del tipo U-212 , en los que está previsto que se base el futuro desarrollo, desplazan 1.830 toneladas de inmersión y cuentan con una eslora de 56 metros. En su interior destaca su sistema de propulsión independiente de aire (AIP), que le permite permanecer bajo el agua durante largos periodos de tiempo. Estas naves ya prestan servicio en las armadas de Alemania e Italia.


La compañía Kta Naval Systems que nace ahora para impulsar estos planes, es propiedad en un 50 por ciento de Kongsberg y en otro tanto de Thyssenkrupp junto con su filial Atlas Elektronik. La nueva empresa de desarrollo, producción y mantenimiento de sistemas de combate operará desde la sede de la primera en Noruega y contará con una sucursal en la ciudad alemana de Bremen.


Source: Infodefensa.com

El Ejército de Tierra prepara su propio servicio de inteligencia

El CESEGET, Centro de Seguridad del Ejército de Tierra, va a recuperar sus tareas como servicio de inteligencia militar. Así lo han confirmado a El Confidencial Digital fuentes conocedoras de estos planes.

Visto bueno del JEMAD

La decisión, que parte del Jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Varela Salas, ya cuenta con el conocimiento y aprobación del Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

La unidad militar se implementará a lo largo de 2018. Supone, en la práctica, que Tierra vuelva a disponer de su propio servicio de inteligencia, ajeno y no vinculado orgánicamente al Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

Es una vuelta a los orígenes. Antes de la creación del CIFAS cada uno de los tres ejércitos tenía su propia unidad de inteligencia. El CESEGET en Tierra, la Sección de Seguridad Naval Central (SSN) en la Armada y la Dirección de Seguridad y Protección de la Fuerza en el Ejército del Aire.

Con la creación e implementación del CIFAS, fundado en 2005 sobre los cimientos de la antigua división de inteligencia adscrita al Estado Mayor de la Defensa, las tres unidades de inteligencia cedieron el testigo al nuevo organismo y centraron su actividad en cuestiones relacionadas con la seguridad y la autoprotección de instalaciones y personal en territorio nacional.

Así, toda la actividad de recolección y análisis de inteligencia pasó a depender directamente del CIFAS y quedó, por tanto, bajo el mando directo del JEMAD. Su principal misión a partir de ese momento fue suministrar información tanto al Estado Mayor de la Defensa como al Mando de Operaciones (MOPS).

Fuentes militares explican que el componente de inteligencia es “vital” para la planificación, ejecución y seguimiento de todas las misiones internacionales en las que están involucradas las Fuerzas Armadas españolas. Por ello se entendió que la producción de inteligencia debía ir orientada más a operaciones –dependientes del MOPS- que al día a día de los tres ejércitos. Además, la unificación en el CIFAS agilizaba la comunicación y el intercambio de datos entre unidades.

Una decisión “sorprendente”

Fuentes próximas al Estado Mayor de la Defensa admiten que la decisión del Jefe del Estado Mayor del Ejército de reimpulsar el CESEGET como unidad de obtención de inteligencia ha generado cierta “sorpresa”.

La decisión que, de momento, sólo se conoce al más alto nivel, implica dotar de mayores recursos al CESEGET, que cuenta entre sus filas con militares y agentes de la Guardia Civil. La presencia de guardias civiles comisionados en el CESEGET se explica en términos prácticos: tienen consideración de agentes del orden –los militares no- y pueden actuar como tal durante una operación de inteligencia.

Además, permite el acceso a bases de datos estratégicas para cualquier labor de inteligencia y seguridad, como la redSIGO’, el Sistema Integrado de Gestión Operativa, Análisis y Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Yihadismo, Rusia…

Si bien los motivos aportados por la Jefatura del Estado Mayor del Ejército para la creación de este nuevo centro de inteligencia permanecen reservados, fuentes militares bien situadas explican a El Confidencial Digital que la decisión tiene cierta relación con el aumento de las amenazas a la seguridad de los militares.

Según explican, las materias que actualmente más preocupan a quienes diseñan los planes de autoprotección son la amenaza yihadista y la posible actividad de captación de inteligencia que realicen algunos países extranjeros. Concretamente “Rusia”.

En cuanto a la amenaza yihadista, el riesgo radica en los posibles ataques que puedan sufrir las tropas, pero también los episodios de intentos de captación interna por parte de células de reclutamiento ligadas a grupos islamistas.

Sobre las labores de contraespionaje, las fuentes consultadas recuerdan que la actividad de inteligencia de algunos países –especialmente Rusia- se ha disparado en España en los últimos años.


Source: Elconfidencial

Aluvión de visitas a la Academia de Infantería para la Inmaculada regalada por los cadetes

Este año la festividad Inmaculada Concepción se celebró de forma especial en la Academia de Infantería de Toledo. Se cumplía el 125º aniversario de su proclamación como patrona. Por conmemorar la fecha, la academia inauguró en el hall un cuadro de esta advocación mariana.

El cuadro fue sufragado íntegramente por cuestación entre los alumnos de infantería. La obra, titulada ‘Madre de los infantes’ y creada por el pintor Ricardo Sainz, ya ha llamado la atención a muchos grupos interesados por verlo.

Por ejemplo, tal y como ha sabido ECD, los profesores y alumnos del Colegio Valparaíso de Toledo han insistido en conocerlo en una reciente visita, además de  ver en vivo los vehículos acorazados y comprobar cómo es el trabajo diario de los alumnos del centro.

No son los únicos. Según ha sabido ECD, desde que se conociese la inauguración de la obra se han disparado las peticiones de grupos y particulares para conocer la obra expuesta en la Academia. Incluso viajes organizados a Toledo procedentes de otras ciudades han querido verlo in situ.

El lienzo mide 2,25 metros de alto y 1,45 de ancho, y se ha pintado al óleo. Tras varios meses de trabajo del pintor, se ha colgado en una de las escalinatas del gran recibidor al que se entra al traspasar la puerta principal de la Academia de Infantería de Toledo.

Su autor, Ricardo Sainz, explicaba a El Confidencial Digital que su intención era realizar un cuadro de la Inmaculada  “más moderno “ y adaptado al siglo XXI. Explica que para empezar la obra, se apoyó en la figura de la Virgen María. Pintó el cuadro a partir de una mujer que hizo de modelo y él luego se centró en darle rostro de la Virgen un rasgo “dulce y maternal con los soldados”. De ahí el título “Madre de los Infantes”.

Una patrona con historia

La vinculación entre la Inmaculada Concepción y el ejército español viene de muchos siglos atrás, aunque en cierta manera se suele considerar un punto culminante el denominado “milagro de Empel”: la victoria que el Tercio Viejo de Zamora consiguió el 8 de diciembre de 1585 en Flandes, al conseguir romper un cerco de los rebeldes holandeses justo después de encontrar enterrada una tabla flamenca con una imagen de la Inmaculada Concepción.

Sin embargo, no fue hasta 1892 cuando la reina regente María Cristina declaró por real orden “Patrona del Arma de Infantería a Nuestra Señora la Purísima e Inmaculada Concepción, que ya lo fue del antiguo Colegio Militar y lo es de la actual Academia General y de un gran número de Regimientos”.


Source: Elconfidencial

Alemania rechaza por "importantes deficiencias" su primera fragata F125

La última fragata F125, fabricada por el Arge F125, que incluye a las constructoras navales ThyssenKrupp Marine Systems y Lürssen, debe volver al astillero. La autoridad alemana de adquisiciones militares BAAINBw (agencia federal de equipamiento, tecnologías de la información y apoyo en servicio de la Bundeswehr) ha rechazado la entrega del buque por “las importantes deficiencias a bordo” detectadas, de acuerdo con un comunicado de la Armada alemana. La nave deberá ser sometida ahora a las mejoras y correcciones necesarias antes de que pueda ser definitivamente aceptada.


Se trata de la primera vez en la historia naval del país que la BAAINBw se niega a recibir un buque y lo devuelve a su fabricante. La nave, que se ha estado construyendo durante seis años, permanecerá en Hamburgo desde el 19 de enero para ser sometida a nuevos trabajos, de acuerdo con un portavoz de la autoridad de adquisiciones militares.


El Baden-Württemberg, como ha sido bautizado tanto el barco como la clase de cuatro fragatas gemelas encargadas por Alemania, fue sometido recientemente a pruebas en el Mar del Norte, frente a Noruega y Kiel. Tras los malos resultados, “el consorcio Arge F125 tiene la oportunidad de corregir los errores”, de acuerdo con la nota de la Armada, que especifica “que existen considerables defectos de software y hardware a bordo de la nueva fragata”. De ahí “la razón del regreso al astillero”.


La compañía alemana ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS) ya botó en 2016 la fragata Sachsen-Anhalt, la tercera de la clase 125, compuesta por cuatro naves. Las dos unidades anteriores, la Baden-Württemberg, que ha sido devuelta, y la Nordrhein-Wesfalen, fueron lanzadas en diciembre de 2013 y abril de 2015, respectivamente.


El programa total de fragatas F125, con el que Alemania pretende sustituir a sus antiguas F122, está valorado en alrededor de 3.000 millones de euros, según la Armada del país.


ThyssenKrupp Marine Systems lidera el consorcio Arge F125 que en 2007 obtuvo el contrato de fabricación de los cuatro buques, en el que también participan los astilleros Lürssen Werft. Con ellos se sustituirán a las ocho fragatas de la clase 122 con las que cuenta la Marina Alemana.


De acuerdo con el fabricante, los F125 “están diseñados para la prevención de conflictos, la gestión de crisis y el desarrollo de operaciones intervención/estabilización en el ámbito internacional”. Se trata de buques concebidos para ser capaces de permanecer hasta dos años seguidos en el mar.


ThyssenKrupp Marine Systems es una de las seis grandes constructoras navales militares europeas. Las otras cinco son la británica BAE Systems, la francesa Naval Group, la italiana Fincantieri, la española Navantia y la neerlandesa Damen.


Source: Infodefensa.com

Nexter presenta la última versión del sistema de artillería 8×8 Caesar

La compañía francesa Nexter continúa añadiendo mejoras a su sistema de artillería autopropulsado Caesar, adquirido de momento por los ejércitos de Francia, Dinamarca, Indonesia, Tailandia y un país de Oriente Medio cuya identidad no ha trascendido. La empresa ha realizado una demostración con munición real frente a representantes de 18 países en la que ha puesto a prueba las capacidades de sus sistemas tierra a tierra de 105 y 155 mm.


La firma ha aprovechado la oportunidad para mostrar por primera vez la última versión de su Caesar 8×8 con sistema de carga automática. Esta plataforma va dotada de un dispositivo que asegura cadencias de disparo constantes y sostenidas en cualquier condición ambiental. En estas pruebas, realizadas frente a más de 80 personas, la compañía evidenció “la simplicidad de uso de este sistema de armas y confirmó su capacidad de supervivencia contra disparos” de respuesta, de acuerdo con la información facilitada por Nexter.


La nueva versión fue capaz de marcarse “un tiempo entre la llegada al punto de disparo y el inicio, después de lanzar una salva de seis proyectiles, de menos de tres minutos”. El Caesar es un sistema de artillería dotado de un cañón de 155 mm instalado sobre un camión de tracción 6×6 u 8×8.


Pruebas del 105 LG1


La sesión de demostraciones se completó con la presentación del sistema de artillería remolcada de 105 mm LG1. Se trata de un arma preparada para ser desplegada en un vehículo ligero, en helicóptero o incluso lanzada en paracaídas. Sus desarrolladores la definen como la pieza de artillería de asalto de 105 mm más ligera del mundo. Se trata de un elemento diseñado para proporcionar fuego de apoyo a fuerzas de reacción rápida.


El 105 LG1 ya se encuentra en servicio en las fuerzas armadas de Singapur, Tailandia, Indonesia, Bélgica, Canadá y Colombia.


El grupo Nexter suministra, entre otros, sistemas de armas y municiones para fuerzas navales, terrestres, aéreas y cuerpos policiales. Entre sus productos más conocidos se encuentran el sistema de artillería autopropulsada Caesar, los cañones Trajan, el tanque Leclerc, los blindados VBCITitus y Aravis, y la munición inteligente Bonus. Además es, junto a Thales y Renault Trucks Defence, una de las compañías que lidera el programa francés Scorpion, en el que se enmarca el desarrollo de los futuros vehículos blindados Griffon y Jaguar. La empresa facturó en 2016 un total de 866 millones de euros, de los que dedicó un 19 por ciento a actividades de investigación y desarrollo.


Source: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: