Margarita Robles convoca a las asociaciones militares para consolidar la subida salarial de 2021

El Ministerio de Defensa y las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas mantendrán este martes 2 de marzo un nuevo contacto sobre la subida de las retribuciones para los militares, tema del que ya acordaron crear un grupo de trabajo para estudiar posibles mejoras.

La Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) y la Unión de Militares de Tropa (UMT) han informado este lunes que el ministerio ha convocado con carácter urgente un pleno extraordinario del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas) sobre retribuciones.

Este pleno extraordinario lo presidirá la ministra, Margarita Robles, y en principio tendrá por objeto dar el visto bueno a la modificación del actual real decreto que regula las retribuciones militares, el cual está en vigor desde hace ya más de quince años y que se ha visto actualizado en la práctica con varias decisiones recientes.

Aunque descartó una “revolución” en los sueldos por causa de la crisis del coronavirus, a finales de 2020 el Consejo de Ministros aprobó algunas medidas de mejora salarial en las Fuerzas Armadas. Ahora Defensa va a consolidar estos cambios, incluyéndolos en el real decreto de retribuciones.

Las medidas a incluir son una subida lineal al mes, la retirada de la pérdida retributiva a los 63 años para parte del personal, y también se añadirá la revisión y modificación del componente general del complemento específico (CGCE), complemento importante de las retribuciones, ya que afecta al personal en la reserva que no ocupa destino.

Desde la Unión de Militares de Tropa y la Asociación de Tropa y Marinería Española consideran que “esta modificación se queda muy corta”, aunque reconocen que “es un punto de partida, tal y como estas asociaciones demandaron al ministerio en un documento conjunto, donde se enumeraban una serie de mínimas medidas para empezar una negociación que por fin pusieran fin a la enorme brecha salarial existente con el resto de los servidores públicos”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Margarita Robles convoca a las asociaciones militares para consolidar la subida salarial de 2021

Escuela de verano del futuro ejército catalán: talleres de inteligencia y ejercicios bajo estrés

Los responsables de los polémicos informes sobre cómo serían las “Fuerzas de Defensa de Cataluña” en caso de independencia organizarán este verano un curso de verano sobre ese mismo tema que este año incluirá una opción para quienes busquen una formación más práctica que teórica.

Tal y como contó ECD, en 2014 y en vísperas de la consulta independentista del 9-N convocada por Artur Mas, la sectorial de Defensa de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) elaboró una serie de informes que definían con detalles cómo creían que debían ser las fuerzas armadas de Cataluña: buques de asalto anfibio para la marina, cazas F-16 para la fuerza aérea, vehículos blindados de infantería…

La Societat d’Estudis Militars es la heredera de esa sectorial de Defensa de la Assemblea Nacional Catalana y recientemente ha abierto la preinscripción para los interesados en la Escuela de Verano 2021 de esta entidad.

Una casa de colonias en el Bagès

El curso se celebrará del viernes 18 de junio por la tarde hasta la tarde del domingo 20 de junio, en una casa de colonias del Bagès, comarca del interior de la provincia de Barcelona que tiene como capital Manresa.

Esta entidad nacionalista lleva varios años organizando conferencias y debates en los que intenta contribuir al debate, que consideran muy orillado, sobre cómo debería prepararse Cataluña para contar con unas fuerzas armadas propias en caso de que alcance la secesión y se convierta en un estado independiente.

Para la próxima edición de la “Escuela de Verano” han decidido introducir una novedad. Los participantes podrán optar por dos itinerarios algo distintos. El denominado “Grup Alfa” será más teórico, y el “Grup Zulu” será “más práctico, para satisfacer las inquietudes de todos los asociados”.

Los talleres prácticos del “Grupo Zulu”

Confidencial Digital contactó con la Societat d’Estudis Militars, que descartó que ese “Grup Zulú” tenga ningún tipo de relación con entrenamientos paramilitares ni nada por el estilo. “Los talleres no tienen nada que ver ni con misiones militares reales ni con el airsoft”, las batallas con armas simuladas que disparan pintura.

Los organizadores aseguran que los talleres del itinerario práctico de su escuela de verano consisten más bien en “retos más mentales que físicos, pensados para aportar a los participantes una profundización en su autoconocimiento”.

Sí señalan que esos talleres prácticas se desarrollarán principalmente al aire libre, en esa casa de colonias en el campo, en el Bagès.

Inteligencia y liderazgo bajo estrés

El curso empezará la tarde del viernes 18 con una “dinámica de grupo”. Por la noche, los inscritos en el “Grup Zulu” asistirán al Taller 1, que lleva como título “Rudimentos de orientación y navegación terrestre diurna”, que según se indica, servirá de preparación para el Taller 4.

El sábado 19 por la mañana tendrán una conferencia sobre un tema, aún por definir, relacionado con la “Historia militar de Cataluña”.

Para la tarde están programados dos talleres. El Taller 2 tratará de la “Adquisición y transmisión de inteligencia”, y el Taller 3 consistirá en “Llevar a cabo una tarea bajo estrés”. La jornada se cerrará con un “wargaming”, es decir, la recreación en un tablero de los movimientos de unidades militares en una batalla.

Los participantes en la escuela de verano de la Societat d’Estudis Militars que opten por apuntarse al “Grup Zulu” terminarán el domingo con un taller sobre “Liderazgo y coordinación bajo estrés, superar contratiempos y sobreponerse al fracaso”, y otro dedicado a la “Observación y atención al detalle bajo estrés”.

Recomiendan llegar en buena forma física

Para itinerario “práctico” de esta escuela de verano sobre el hipotético ejército de una Cataluña independiente, los organizadores recomiendan que los inscritos lleguen al 18 de junio “mínimamente en forma”, en forma física.

Por ello han creado un perfil en Twitter, “Grup Zulu”, en el que están difundiendo tablas de ejercicios y consejos para mejorar la forma física. Ante algunas dudas, han asegurado que ellos no son “el embrión de la futura Escuela Militar de Cataluña”, como algún usuario de Twitter les ha preguntado, pero también es cierto que publican vídeos de la preparación física de academias militares de Estados Unidos, y difunden carteles en los que se ven soldados con fusiles y el escudo de la asociación.

Para participar en este grupo práctico, los inscritos deberán llevar un “material individual específico” que por ahora la Societat d’Estudis Militars no detalla. Eso sí, a preguntas de ECD aseguran que “en ningún momento se empleará ningún tipo de arma real ni simulada”.

Operaciones militares urbanas

Quienes opten por el “Grup Alfa” participarán también en la dinámica de grupo, la conferencia sobre “Historia militar de Cataluña” y el taller de “wargaming”, pero el resto de talleres serán distintos.

En su caso, asistirán a conferencias sobre conceptos militares como “Los niveles estratégico, operacional y táctico” y “Logística militar”.

Además, se formarán sobre “Operaciones militares en terreno urbano”, la “Inteligencia de fuentes abiertas (OSINT)” y también acerca de “Milicia y sociedad”, un tema muy tratada por la Societat d’Estudis Militars en su empeño de intentar que los catalanes tomen mayor conciencia de que si pretende ser un país independiente, deben implicarse para definir un futuro modelo de seguridad y defensa.

Los organizadores no avanzan por el momento los nombres de los ponentes de este curso de verano. Sólo indican que participarán Diana Coromines (que fue responsable de Asuntos Públicos de la Delegación de la Generalitat de Cataluña en Dinamarca, y candidata de la lista independentista Primàries per la Independència), así como Pol Molas y Daniel Soler, dos fundadores de la Societat d’Estudis Militars y coautores del libro “Política de defensa i estat propi” junto al director general de Comunicación del Govern de Cataluña, Jaume Clotet.

Molas y Soler participaban en la sectorial de Defensa de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), y cuando se produjo la polémica por los informes sobre las fuerzas armadas de una Cataluña independiente, dejaron la ANC y fundador la Societat d’Estudis Militars como asociación con aspiración de convertirse en un think tank de referencia sobre la defensa y la seguridad de Cataluña.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Escuela de verano del futuro ejército catalán: talleres de inteligencia y ejercicios bajo estrés

Aumenta el porcentaje de mujeres entre los oficiales de las Fuerzas Armadas pero baja entre la Tropa

La presencia de las mujeres en las Fuerzas Armadas no evoluciona de forma homogénea. Al menos en el último año, en 2020, aumentó el porcentaje de mujeres en la Escala de Oficiales, pero sin embargo descendió su importancia proporcional en la Escala de Tropa y Marinería.

Confidencial Digital ha consultado el último informe del “Observatorio Militar para la Igualdad” que elabora la Secretaría Permanente de Igualdad del Ministerio de Defensa a partir de datos estadísticos de la Dirección General de Personal, cerrados a 31 de diciembre de 2020.

Entre otros datos, el informe del año 2020 ofrece el porcentaje de mujeres que existe en cada escala. Este último año, las mujeres representaban en 10,1% de los oficiales, el 5,8% de los suboficiales y el 15,8% de los militares de Tropa y Marinería.

Las cifras suponen ciertos cambios respecto a la situación de la mujer en las Fuerzas Armadas en 2019. Entre los oficiales eran un 9,7%, por lo que su presencia ha crecido hasta el 10,1% de 2020.

También ha aumentado su porcentaje entre los suboficiales, ya que eran el 5,4% en 2019, y pasaron al 5,8% un año después.

Por contra, entre la Tropa y Marinería, que es donde mayor presencia de mujeres hay, ésta se ha reducido: del 16,2% en 2019 al 15,8% en 2020.

Casi el doble de coroneles

En términos absolutos, cabe señalar algunos cambios destacados. De 14 mujeres coroneles a finales de 2019 se pasó a 26 al cierre de 2020. Las tenientes coroneles aumentaron de 190 a 200, las comandantes subieron de 236 a 251, las tenientes de 418 a 426…

Eso por lo que se refiere a las subidas más notables entre los oficiales. Oficiales generales mujeres sigue habiendo una sola, la general de Brigada Patricia Ortega.

En empleos de suboficial como subteniente, brigada, sargento primero y sargento hubo también aumentos en el número de mujeres, más moderados.

Y en la Tropa y Marinería, la caída en proporción se debe a que han aumentado más los números de hombres que de mujeres, y a que en algunos hay menos mujeres que el año anterior. Por ejemplo, hay menos mujeres cabo: de 4.413 a finales de 20119 a 4.276 un año después.

Sí aumentaron las mujeres soldado (de 5.008 a 5.126) y marinero (de 1.084 a 1.090), pero a pesar de ello, cayeron cuatro décimas en el porcentaje respecto al total de militares de Tropa y Marinería.

El aumento de mujeres es mucho más lento

Las tendencias se confirmaron el último año. El porcentaje de mujeres en la Escala de Tropa y Marinería va cayendo: eran el 16,6% en 2017, el 16,4% en 2018, el 16,2% en 2019 y finalmente terminaron 2020 con el 15,8%.

En la Escala de Oficiales sucede al revés, la tendencia es al alza. Las mujeres eran el 8,6% en 2017, y han ido subiendo al 9,2% (2018), 9,7% (2019) y 10,1% (2020).

Más allá de escalas, la proporción total de mujeres dentro de las Fuerzas Armadas se mantiene estable. El subidón desde el año 2000, cuando eran 6,6%, hasta el 12% de 2006 fue notable, pero a partir de ahí el avance de la presencia femenina es mucho más lento, décima a décima.

En 2011 representaba en 12,1%, y en 2016 y 2017 seguían eran el 12,6%. En 2018 el porcentaje subió al 12,7%, permaneció inalterado en 2019, y en 2020 subió otra décima, al 12,84%.

Las Fuerzas Armadas perdieron unos cientos de efectivos de 2019 a 2020: de 106.311 a 105.782. Donde mayor es la presencia de la mujer es en los Cuerpos Comunes, que del 30% han pasado al 32%.

En el Ejército de Tierra subieron del 11,6% al 11,63%; en la Armada, del 13% al 13,17%; y en el Ejército del Aire, del 13,9% al 14,14%.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Aumenta el porcentaje de mujeres entre los oficiales de las Fuerzas Armadas pero baja entre la Tropa

La US Navy prepara la vacunación de los civiles españoles que trabajan en la base de Rota

La vacunación contra el coronavirus del personal de la base naval de Rotapodría alcanzar próximamente a los españoles, pero no a los militares, sino a los civiles. En las instalaciones que utiliza la US Navy trabajan cientos de civiles españoles para los que la inmunización estaría cercana.

Confidencial Digital ha podido saber que desde hace semanas entre el personal laboral local que trabaja para los militares estadounidenses en Rota circula la información de que van a ser vacunados en el Hospital de la Marina Estadounidense en la base naval.

Aseguraban que los mandos españoles de la Armada ya habían dado luz verde a la petición de los responsables de la US Navy, si bien desde el Cuartel General de la Armada señalaron que desconocían esa información.

Finalmente, un portavoz oficial de la US Navy en Rota explicó a ECD que el gobierno de Estados Unidos está trabajando para llegar a un acuerdo con el Gobierno de España “que podría permitir que el Hospital de la Marina Estadounidense en la Base Naval de Rota ofreciera vacunas COVID19 para el personal laboral local correspondiente”.

Añade que de esta forma se reforzaría “la capacidad médica de los empleados de toda la instalación”.

En todo caso, la vacunación depende de que se alcance ese acuerdo, y que se consigan los permisos y autorizaciones pertinentes para enviar más dosis de vacunas a Rota para inmunizar al “personal laboral local”, es decir, los civiles españoles: “Continuaremos trabajando en coordinación con nuestros aliados españoles para asegurarnos que cumplimos con todos los requerimientos legales y diplomáticos antes de proceder con las vacunaciones”, explica el portavoz oficial de la US Navy.

Datos de 2017 señalaban que en la base naval trabajan unos 900 civiles españoles, en distintas tareas de servicios para mantener en funcionamiento esa ciudad en miniatura que es esa instalación militar de Rota que comparten la Armada española y la Marina de los Estados Unidos.

La vacunación de los militares estadounidenses de Rota comenzó el 15 de enero. Se les empezó a aplicar la dosis de la empresa farmacéutica Moderna a aquellos militares que lo solicitaran voluntariamente.

Los mandos de la US Navy ofrecieron extender esa vacunación a los civiles españoles que trabajan para ellos en la base.

Las vacunaciones continúan, también para algunos familiares de militares de la base. Se llevan a cabo en el Hospital de la Marina Estadounidense en la Base Naval de Rota y en un espacio cercano, que sirve habitualmente como cine, y en el que también se están inyectando dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Quienes todavía no han empezado a vacunarse, y seguirán un ritmo distinto, son los militares españoles de la Armada que trabajan en Rota.

En las Fuerzas Armadas españolas, el plan de vacunación comenzó con el personal sanitario y con aquellos militares que se marchan para participar en despliegues en el extranjero.

Después, el Ministerio de Defensa anunció que se empezaba a vacunar a los miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), muchos de ellos muy expuestos al virus porque trabajan desinfectando espacios contra el Covid-19.

Los militares están en principio incluidos en el Grupo 6 del plan de vacunación del Ministerio de Sanidad, junto a los policías nacionales, guardias civiles, policías autonómicos y locales, bomberos y otro personal de emergencias.
Fuente: elconfidencialdigital.com
La US Navy prepara la vacunación de los civiles españoles que trabajan en la base de Rota

Navantia busca aliados en el Gobierno para conseguir contratos en el extranjero

Navantia no quiere que la crisis del coronavirus le haga perder posiciones en el mercado internacional. La empresa pública de construcción naval ha detectado que sus competidores toman posiciones, y pretende hacer lo mismo, con el apoyo decidido del Estado.

Confidencial Digital ha podido saber que Navantia está buscando una empresa con la que contratar “un servicio de consultoría que aportará su conocimiento y mejores prácticas para el análisis del impacto de la Covid-19 en el sector en Europa y soluciones adoptadas”.

Los responsables de la compañía constructora de los buques de la Armada ha concluido que necesita “reforzar su posición estratégica en los mercados prioritarios”.

Ha llegado a esa conclusión por dos vías: “Por un lado, el mercado naval militar es altamente competitivo y las oportunidades tienen una alta concentración en determinados países donde compiten todos los astilleros internacionales”, y “por otro lado, la Covid-19 está generando una crisis social y económica sin precedentes a nivel global”.

Esa crisis sin precedentes está provocando “que los principales competidores de Navantia refuercen sus acciones, involucrando a las instituciones de sus estados en relaciones de alto nivel en los principales mercados de exportación”.

Alianzas con “otros agentes nacionales”

El análisis que Navantia hace de la situación actual incluye otro punto: “La crisis derivada de la Covid-19 supone una oportunidad única para aprovechar la voluntad de colaboración entre organismos públicos y privados”.

Así que la empresa, que es propiedad del Estado a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, considera fundamental para su actividad en estos tiempos conseguir llegar a acuerdos de colaboración “con otros agentes nacionales” que le ayuden en lo que se refiere al posicionamiento en el ámbito internacional, ya que Navantia recibe encargos de marinas extranjeras y de empresas navales de distintos lugares del mundo.

“Estrategia país” de los competidores

La empresa que busca Navantia se encargará de “analizar la estrategia país-país de los competidores de Navantia”, lo que incluye el análisis de “la involucración de agentes relevantes en sus Estados y los mecanismos empleados para apoyar a la exportación”.

La segunda parte del servicio que habrá de prestar es “definir las líneas a alto nivel de la estrategia de Navantia como parte del Estado Español”.

El objetivo último de Navantia es que esa empresa le ayude a identificar las acciones necesarias para mejorar su posicionamiento estratégico en las exportaciones, “mediante la creación de una estrategia a nivel país involucrando instituciones y organizaciones clave a nivel nacional, como hacen otros competidores, y como respuesta al impacto de la crisis de la Covid-19”.

Las buenas prácticas de otros países

El estudio tendrá que detallar las buenas prácticas (“benchmarking”) del modelo de exportación de otros países que también cuentan con empresas navales competidoras de Navantia en el mercado internacional.

También deberá desgranar los “facilitadores” que existen en esos países: aquellos elementos como la legislación y la coordinación administrativa, que contribuyen a esa estrategia nacional de otros estados para ayudar a sus astilleros.

Por último, Navantia exige que en ese informe se identifique los “stakeholders”, es decir, los actores interesados o vinculados a Navantia que existen en España y con los que sería interesante colaborar para ganar posiciones en el mercado internacional y conseguir más y mejores contratos en el extranjero.

India, Reino Unido, Holanda…

Entre otros concursos, actualmente Navantia compite con Naval Group-DCNS (Francia), Rosoboronexport Rubin Design Bureau (Rusia) y ThyssenKrupp Marine Systems (Alemania) por el programa P-75 (I) con el que la marina de India busca incorporar seis submarinos.

También opta a un contrato de la Royal Navy del Reino Unido para construir tres buques logísticos y de suministro.

En donde no tuvo éxito fue en Países Bajos: el Ministerio de Defensa holandés excluyó la oferta de Navantia para construir cuatro submarinos, al constatar que el modelo S-80 que presentaba “no es un producto probado”, ya que las unidades destinadas a la Armada española aún están en construcción.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Navantia busca aliados en el Gobierno para conseguir contratos en el extranjero

El Gobierno no cede el cuartel de El Bruc al Ayuntamiento de Barcelona

El Gobierno de Pedro Sánchez no tiene previsto hacer con el cuartel de El Bruc, en Barcelona, lo que ha hecho con el acuartelamiento de Loyola, en San Sebastián. En el caso de la capital catalana, sus planes no pasan por vender ni ceder ni permutar las instalaciones junto a la Diagonal, pese a las presiones de los partidos y grupos independentistas.

Confidencial Digital ha consultado una respuesta por escrito que el Ejecutivo ha dado a Miriam Nogueras, diputada de Junts per Catalunya en el Congreso de los Diputados.

Nogueras presentó una pregunta para saber “por qué motivo no se compromete el Gobierno del Estado, autoproclamado progresista, a ceder el cuartel del Bruc al Ayuntamiento de Barcelona”. La diputada independentista añadía, en su pregunta, una serie de argumentos a favor de esa cesión:

— “Las Fuerzas Armadas de España mantienen una importante presencia en Catalunya a través del mantenimiento de cuarteles y edificios propiedad del ministerio de Defensa. Al encontrarse vacíos, muchos son una mera rémora del pasado, un estandarte de un cuerpo que es visto negativamente por una mayoría significativa de catalanes. Una percepción negativa que no para de crecer debido a los innumerables episodios en los que miembros en activo y retirados del ejército hacen apología del fascismo”.

La respuesta del Gobierno de España ha sido no muy larga, pero al menos en apariencia bastante directa en cuanto a las intenciones sobre la propiedad de las instalaciones militares objeto de la pregunta.

“El Cuartel del Bruch es una propiedad afecta al Ministerio de Defensa, adscrita al Ejército de Tierra”, comienza indicando el Gobierno, que explica que “en la actualidad, es el único acuartelamiento en situación de plena operatividad en Barcelona”.

Además, “tiene un alto grado de ocupación, ya que aloja diversas Unidades, así como varias instituciones y oficinas de la organización periférica del Ministerio de Defensa y personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Por tanto, concluye el Gobierno, “es una instalación fundamental, no existiendo ninguna previsión ni a medio ni a largo plazo, de modificar la situación operativa o administrativa del acuartelamiento”.

El Regimiento de Infantería ‘Barcelona’ nº 63

El cuartel de El Bruc (en la avenida del Ejército, justo al lado de la Diagonal en la zona universitaria de Barcelona) es la sede del Regimiento de Infantería ‘Barcelona’ nº 63, creado como tal sobre la base del batallón del mismo nombre. El regimiento se encuadra dentro de la Brigada ‘Guadarrama’ XII, que a su vez forma parte de la División ‘Castillejos’, según la última reorganización del Ejército de Tierra.

El regimiento lo forman la Plana Mayor de Mando y el Batallón de Infantería Motorizada “Cataluña” I/63, equipado con vehículos de alta movilidad táctica (VAMTAC).

En el mismo cuartel se ubican otras unidades del Ejército de Tierra, como el Archivo Intermedio Militar Pirenaico y la Biblioteca Histórico Militar de Barcelona.

Además, cuenta con algo de espacio libre, por lo que ya desde el despliegue especial en otoño de 2017, el Ministerio del Interior ha recurrido al cuartel militar de El Bruc para alojar en Barcelona a policía nacionales y guardias civiles antidisturbios enviados como refuerzo a Cataluña desde otros puntos de España, ante momentos de tensión como la intentona secesionista de ese 2017, o las protestas contra la sentencia del Tribunal Supremo, entre octubre y diciembre de 2019.

El nacionalismo catalán lleva años reclamando que el Ministerio de Defensa ceda esos terrenos y edificios a la Generalitat de Cataluña o al Ayuntamiento de Barcelona. CiU justificó en su momento esa exigencia igual que el Partido Nacionalista Vasco la suya en San Sebastián sobre el cuartel de Loyola: la necesidad de derribar el cuartel y poder construir zonas residenciales, para paliar los problemas de vivienda.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Gobierno no cede el cuartel de El Bruc al Ayuntamiento de Barcelona

Los enfermeros militares necesitarán cuatro años menos para ascender a capitán

El Ministerio de Defensa ha llegado a la conclusión de que los tenientes enfermeros tienen que ascender más rápido. Por ello prepara un real decreto con el que modificará el Reglamento de evaluaciones y ascensos en las Fuerzas Armadas.

Confidencial Digital ha podido consultar el texto del borrador de ese nuevo decreto, que actualizará el Real Decreto 168/2009 de 13 de febrero, por el que se aprobó el reglamento citado, en lo referente a la Escala de Oficiales Enfermeros.

Hasta ahora, nueve años

Actualmente, el Reglamento de evaluaciones y ascensos en las Fuerzas Armadas establece en su artículo 16.4 que “el ascenso por el sistema de antigüedad en las escalas de oficiales y suboficiales, se producirá cuando los interesados tengan cumplidos los tiempos de permanencia en determinado tipo de destinos que establezca el Ministro de Defensa y los tiempos de servicios siguientes:

a) A capitán: 5 años.

b) A sargento primero: 8 años”.

Y se indica que “los ascensos a capitán en las escalas técnicas de los cuerpos de ingenieros y de la escala de oficiales enfermeros se producirán al cumplir los interesados en el empleo de teniente los tiempos de permanencia en determinado tipo de destinos que establezca el Ministro de Defensa y 9 años de tiempo de servicios”.

Es decir, para acceder por antigüedad al empleo de capitán, los enfermeros militares deben cumplir nueve años en el empleo de teniente. Lo mismo ocurre con los tenientes de los Cuerpos de Ingenieros, mientras que al resto de oficiales les basta con cumplir cinco años.

Se rebaja a cinco años

La reforma que prepara Defensa, y que está pendiente de tramitación antes de llegar a aprobarse en Consejo de Ministros, supondrá igualar a los tenientes enfermeros con la mayoría de los oficiales de las Fuerzas Armadas.

El borrador de real decreto modifica ese artículo 16.4 del Reglamento de evaluaciones y ascensos en las Fuerzas Armadas, que quedaría redactado de la siguiente forma:

— “4. El ascenso por el sistema de antigüedad en las escalas de oficiales, en la escala de oficiales enfermeros y en las escalas de suboficiales, así como en la escala de oficiales del Cuerpo Militar de Sanidad a la que se refiere la disposición transitoria tercera, se producirá cuando los interesados tengan cumplidos los tiempos de permanencia en determinado tipo de destinos que establezca el Ministro de Defensa y los tiempos de servicios siguientes:

a) A capitán: 5 años.

b) A sargento primero: 8 años.

El Ministro de Defensa, a iniciativa del Jefe de Estado Mayor del Ejército correspondiente, podrá reducir hasta en un año los tiempos anteriores, cuando las necesidades organizativas de cada ejército así lo requieran.

Los ascensos a capitán en las escalas técnicas de los cuerpos de ingenieros se producirán al cumplir los interesados en el empleo de teniente los tiempos de permanencia en determinado tipo de destinos que establezca el Ministro de Defensa y 9 años de tiempo de servicios”.

Por tanto, los tenientes enfermeros necesitarán cuatro años menos, de nueve a cinco, para convertirse en capitanes por antigüedad.

Necesidades organizativas y operativas

El departamento que dirige Margarita Robles justifica esta decisión en el borrador de real decreto: “Las necesidades organizativas y operativas de las Fuerzas Armadas hacen conveniente en este momento una reducción de los tiempos de servicios en el empleo de teniente de la escala de oficiales enfermeros del Cuerpo Militar de Sanidad para el ascenso al empleo de capitán”.

Asegura que el nuevo tiempo fijado -cinco años- concuerda con el tiempo “necesario para la capacitación para asumir mayores responsabilidades” desde teniente a capitán.

También subraya que este cambio favorecerá que los miembros de la Escala de Oficiales de Enfermeros “puedan desarrollar una carrera profesional plena al facilitar que puedan alcanzar antes los empleos superiores de la misma”.

Por último, argumenta que con los nuevos requisitos de tiempo para ascender a capitán enfermero se alcanza “el adecuado equilibrio entre las necesidades operativas y organizativas, y el tiempo de servicios en el empleo de teniente que posibilitará la adquisición de la preparación y experiencia requerida para el ascenso al empleo superior”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Los enfermeros militares necesitarán cuatro años menos para ascender a capitán

Un submarino nuclear de la Royal Navy hace escala en Gibraltar

El Servicio de Información de Gibraltar ha anunciado que este martes 2 de febrero llegará al puerto del Peñón un submarino de la Royal Navy, concretamente de la clase ‘Trafalgar’; por tanto, un submarino de propulsión nuclear.

A la clase ‘Trafalgar’ pertenecen actualmente tres submarinos, y todos ellos se mueven gracias a un reactor nuclear.

Según las Fuerzas Armadas del Reino Unido en Gibraltar, se trata de una “visita rutinaria programada”.

El paso de submarinos nucleares por la colonia británica suele provocar denuncias de grupos ecologistas, y la incomodidad del Gobierno de España y del Ministerio de Asuntos Exteriores.

No hay que olvidar que precisamente era un submarino de la clase ‘Trafalgar’ el ‘Tireless’, protagonista de un rifirrafe en el año 2000 entre España y Reino Unido. Este submarino sufrió una avería, una pérdida de refrigerante en el reactor.

La Royal Navy decidió que el submarino nuclear atracara en el puerto de Gibraltar para reparar allí la avería. Permaneció cerca de un año allí, pese a las protestas del Gobierno de España, que mostró su rechazo a que un submarino nuclear, y además con problemas, pusiera en peligro toda la zona de la Bahía de Algeciras.

Tras este fallo en los conductos del refrigerante del reactor nuclear, todos los submarinos de la clase ‘Trafalgar’ fueron revisados. El ‘Tireless’ volvió en 2004 a Gibraltar, en 2007 sufrió una explosión en la que murieron dos marineros, y terminó siendo dado de baja.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Un submarino nuclear de la Royal Navy hace escala en Gibraltar

El “yo acuso” de un antiguo piloto del Aire contra la ministra por el cese del JEMAD

La polémica suscitada por la vacunación del Jefe del Estado Mayor de la Defensa y de otros altos cargos cercanos a él condujo finalmente a que el general del Aire Miguel Ángel Villarroya solicitara su cese a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que relevó a Villarroya por el almirante general Teodoro López Calderón, hasta entonces Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA).

También ha habido críticas y alguna petición de cese hacia la subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, y hacia el jefe de su gabinete técnico, el vicealmirante Antonino Cordero, como responsables de enviar el protocolo sobre vacunación al Estado Mayor de la Defensa, con instrucciones que podían interpretarse de forma ambigua.

Sin embargo, no ha habido dimisiones en la estructura del Ministerio de Defensa. Eso ha soliviantado a algunos militares, que empiezan a expresarse en defensa del general del Aire Villarroya y contra Margarita Robles.

Confidencial Digital ha podido saber que en los últimos días está circulando con profusión entre oficiales y oficiales generales de las Fuerzas Armadas, en grupos de WhatsApp que comparten, un mensaje (del que hay versiones más extensas o más reducidas) que va encabezado igual que el famoso alegato del escritor francés Émile Zola para defender al militar de origen judío Alfred Dreyfus: “Yo acuso”.

En este caso, el autor del escrito es “un antiguo subordinado suyo [se entiende que del ya ex JEMAD], aviador militar, que da su nombre: Juan Carlos Núñez de Andrés”: fue instructor en la Academia General del Aire, en San Javier, pero desde hace bastantes años trabaja en el sector privado, en Airbus.

La ministra “debía conocer” la vacunación

Este piloto comienza señalando que tiene “muchas razones” para acusar a distintas personas e instancias, “desde la tristeza, desde la impotencia y desde la indignación”.

Su primera acusación, y la más dura, va dirigida contra Margarita Robles. “Acuso a la Ministra de Defensa Doña Margarita Robles, por la que hasta este pasado fin de semana sentía gran respeto”, comienza, “de haber provocado y aceptado la dimisión del General D. Miguel Villarroya Vilalta, su eficaz colaborador y directo subordinado”.

En este mensaje se afirma que “la ministra de Defensa conocía, o debía conocer, que el general Villarroya, catalán de 63 años, no se había “saltado” a nadie al vacunarse. Por el contrario, había seguido las instrucciones emanadas de su Ministerio. Concretamente, de la Subsecretaría de Defensa que dirige Doña Amparo Valcarce. Según creo, militante socialista y amiga personal de la Ministra”.

Acusa también a Robles de haber abandonado al general del Aire Villarroya: “Ignoro las razones que la han llevado a abandonar a quien sólo ella podía defender y sabía inocente. Podemos especular con su intención de proteger a una amiga o de bloquear los ataques conjuntos de Podemos y del Ministro Grande Marlaska”.

Añade que “esto sólo son especulaciones”, pero lo que es un hecho “es que ha faltado, a sabiendas, a su deber de lealtad para con sus subordinados. Eso, es una villanía”.

Advertencia a Robles

La crítica contra Robles va más allá, ya que en el mensaje que está pasando de un militar a otro, como ya se ha dicho, sobre todo entre oficiales y oficiales generales, se lamenta que al dejar caer a Villarroya, la ministra “se ha hecho un flaco favor a sí misma y a las Fuerzas Armadas”.

Asegura que “ha perdido el respeto de la mayoría de los militares y ha mostrado a sus enemigos su debilidad y cobardía. Con ello ha contribuido probablemente a que pronto, haya otra persona en su puesto. Alguien que se dedique a desmontar las FAS más al gusto de Podemos”.

Contra Podemos y José Julio Rodríguez

El alegato va también dirigido contra Podemos: “Acuso a Podemos, particularmente a Enrique Santiago, de haber atacado al General Villarroya sabiéndole también inocente”. Santiago, secretario general del PCE y muy cercano a Pablo Iglesias, se expresó el mismo día que ECD reveló las vacunaciones en términos muy críticos, pidiendo el cese del JEMAD.

El autor del escrito señala a los dirigentes de Podemos porque “con su habitual y maquiavélica falta de escrúpulos, no han dudado en utilizar cualquier medio para atacar a las FAS y a sus enemigos políticos. En este caso, a la Ministra”.

Cita también al jefe de gabinete de Pablo Iglesias: “Dentro de Podemos no quiero dejar de acusar, aunque sólo fuera de complicidad por omisión, al ex JEMAD D. Julio Rodríguez. Hoy Secretario General de Podemos Madrid”.

Asegura que “Rodríguez, por haber sido JEMAD, sabe perfectamente que Villarroya no ha podido ‘colarse’ en el turno de vacunación. Es más, al conocerle personalmente [José Julio Rodríguez a Miguel Ángel Villarroya, ambos del Ejército del Aire] sabe positivamente que tampoco ha querido y que es incapaz de aprovecharse de su cargo para fin personal alguno. Parece que los valores de D. Julio han cambiado mucho desde los tiempos en que servía con distinción a España a los mandos de un F-18”.

Contra otros militares

En el mensaje hay también críticas hacia otros miembros de las Fuerzas Armadas: “Acuso igualmente a muchos militares de diversos empleos de haber dado por sentado, sin informarse, que ‘los Generales se estaban aprovechando’ y no haber seguido los conductos reglamentarios para exponer su queja”.

Lamenta que en vez de seguir los conductos reglamentarios, esos militares “murmuraron, crearon falsos rumores y traicionaron a sus jefes”, lo que a su juicio “les inhabilita para la Milicia”.

Otro objeto de este “yo acuso” es “las masas”, a las que reprocha que “sin hacer tampoco el menor esfuerzo por informarse, han pedido el cese, la degradación y hasta la cárcel para el General Villarroya en las redes sociales. Me gustaría comparar los logros y preparación de muchas de estas indignadas personas con los de Miguel Villarroya. Vivimos en una sociedad dónde todos opinan de lo que desconocen totalmente y sin que ese hecho les importe lo más mínimo”.

Contra la prensa

A la prensa, a los medios de comunicación, les acusa de no haberse informado: “No han preguntado, investigado ni contrastado. Se han quedado en la superficie. O lo han hecho así a propósito”.

Añade que “parece ser que nuestra Prensa, haciendo dejación de su vital papel, puede también encuadrarse en el grupo de los que ‘de todo opinan y de nada saben’”.

Por último, ataca “a un buen número de nuestros políticos, poca sorpresa es ya la falta de valores de la mayor parte de nuestros servidores públicos, pero aún duele”. Menciona concretamente a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que pidió la dimisión del JEMAD “sin sentir tampoco la conveniencia de informarse o preguntar antes de hablar. Ya daba por descontados a los de Podemos y el PSOE, pero ¿también ustedes? Bueno, Doña Inés será pronto historia pasada muy probablemente. Esperemos que se informe algo mejor hasta entonces”.

A las órdenes de Villarroya

El mensaje termina con una defensa al ultranza del ya ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa: “La lista de acusaciones, desgraciadamente, podría ser aún muy larga. Pero debo terminar. Pero antes quiero explicar brevemente algunas cosas sobre Miguel A. Villarroya Vilalta”.

El autor del escrito que tanto éxito está teniendo entre militares, Juan Carlos Núñez de Andrés, explica que tuvo “el honor” de servir a las órdenes de Villarroya en el Ala 31 del Ejército del Aire, y de verle en más de una situación comprometida, “la mejor forma de conocer a un líder. Probablemente la única”.

Por ello, “y como cualquiera que le conozca, sé que es incapaz de aprovecharse de su cargo”, sentencia.

Un rescate en Hércules en la selva de Ruanda

Núñez escribe que aunque los servicios más importantes del general del Aire Villarroya “se habrán realizado seguramente en los despachos y en tareas de alta gestión, con algunos de los momentos más interesantes de su carrera se podrían hacer películas muy interesantes”.

Por ejemplo, recuerda un despegue desde una remota pista de tierra en plena selva de Ruanda: “Él y su tripulación habían aterrizado allí con su Hércules para evacuar monjas, niños y paracaidistas belgas. Salieron de allí de milagro, cuando estaban ya rodeados de milicias hutus”.

Termina con una serie de alabanzas al anterior Jefe del Estado Mayor de la Defensa:

— “El general Villarroya ha pedido la dimisión porque es un hombre de honor, al contrario que los citados aquí arriba. Su preparación, capacidad de gestión y liderazgo, y su inteligencia le hacían la persona idónea para el difícil puesto que ocupaba”.

— “Pero aún más importante, Miguel Villarroya pertenece a la nobleza. Y no me refiero a la nobleza hereditaria y caduca. Me refiero a la nobleza que definía Ortega en la Rebelión de las Masas. Aquellos que se exigen cada día más a sí mismos. Las Masas, al contrario, se contentan con su mediocridad, rehúyen el esfuerzo y abuchean o aclaman según les dictan”.

— “Cataluña y España perdieron este fin de semana un valiosísimo servidor, perteneciente a esa minoría, cada vez más exigua, de los que se preocupan más de cumplir deberes que de reclamar derechos”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El “yo acuso” de un antiguo piloto del Aire contra la ministra por el cese del JEMAD

El Estado Mayor de la Defensa gastó decenas de miles de euros en la vivienda que ha ocupado Villarroya como JEMAD

El Consejo de Ministros aprueba este martes 26 de enero el relevo del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, después de que Miguel Ángel Villarroya solicitara su cese por las críticas recibidas al desvelar ECD que había recibido ya la vacuna contra el coronavirus, junto a otros altos mandos.

El general del Aire Villarroya cesa un año después de ser nombrado, por lo que es el JEMAD que menos tiempo ha ocupado el cargo.

En este año, el JEMAD que ahora cesa ha ocupado una vivienda, un pabellón de cargo, que se encuentra cruzando la calle desde la sede central del Estado Mayor de la Defensa. Se trata de un chalet con piscina al aire libre -se puede ver en Google Maps- que se encuentra dentro del recinto del Centro de Estudios Superiores de la Defensa Nacional (CESEDEN), organismo dependiente del Estado Mayor de la Defensa.

Hace unos meses, el diario Vozpópuli contó que el general Villarroya ocupaba el pabellón de cargo del CESEDEN, y no el propio del Estado Mayor de la Defensa, por una permuta de viviendas entre el anterior JEMAD, Fernando Alejandre (que se mudó al pabellón del CESEDEN), y el entonces director del Centro de Estudios Superiores de la Defensa Nacional, Rafael Sánchez Ortega, que pasó a residir en el edificio del Estado Mayor de la Defensa, en la calle Vitrubio.

Según ha podido comprobar Confidencial Digital, en los meses siguientes al nombramiento de Miguel Ángel Villarroya, el Estado Mayor de la Defensa adjudicó varios contratos que tenían por objeto renovar el pabellón de cargo en el que hasta ahora ha vivido el JEMAD.

Aire acondicionado, muebles, electrodomésticos…

En junio de 2020 adjudicó un contrato de “Adquisición, instalación y montaje de 2 AC [aires acondicionados] para sendos Pabellones de Cargo”, por 10.523 euros. Un mes después firmó por 17.676,92 euros el encargo de “Reacondicionado de dependencias en pabellón Zurbano”: el pabellón del CESEDEN que ocupa el Jefe del Estado Mayor de la Defensa se encuentra entre la Calle de Zurbano y el Paseo de la Castellana, en Madrid.

Estos dos fueron contratos menores, como un tercero que tenía por objeto la contratación de “Suministros para el pabellón del JEMAD”, por 1.961,98 euros.

Finalmente en octubre la Jefatura de Asuntos Económicos del Estado Mayor de la Defensa gastó 35.843,72  euros en “Adquisición de mobiliario y electrodomésticos para pabellones EMAD”, en plural, por lo que también habría abarcado otros pabellones aparte del que ocupa hasta ahora Miguel Ángel Villarroya.

Este último contrato incluye la compra de 55 muebles o electrodomésticos: aparadores, mesas y sillas de comedor, sofás, sillones, mesas de televisión, cabeceros de camas para dormitorios, mesillas de noche, colchones, tablas de planchar…

Estos muebles fueron destinados al salón comedor y a las habitaciones y dormitorios del pabellón del JEMAD y otros pabellones del Estado Mayor de la Defensa.

Para las cocinas se adquirieron televisiones de 49 pulgadas y de 24, frigoríficos, lavavajillas, lavadoras, secadoras, microondas, planchas, batidoras… La lista completa se puede consultar pinchando aquí.

Estos cuatro contratos suman 66.005,92 euros.

Aparte de los ya mencionados, pueden consultar otros contratos cuyo objeto podría tener relación con esta remodelación del pabellón de cargo del JEMAD, si bien en su descripción no se concreta que sea para ese espacio y por tanto no se puede afirmar que estén vinculados: “Adquisición de mobiliario para dormitorios” (13.575 euros) y “Adquisición de diversos electrodomésticos” (1.461,07 euros).

En definitiva, se acometió una renovación bastante completa de cocinas, salones comedores y dormitorios en estos pabellones de cargo, incluido el del JEMAD. Habrá que ver si el nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa se instala también en la vivienda del CESEDEN, o si vuelve a la del EMAD en la calle Vitrubio.

Según contaba Vozpópuli en la información antes citada, los dos pabellones que existen en el edificio del Estado Mayor de la Defensa en la calle Vitrubio iban a ser objeto de una obra en profundidad, para de esas dos viviendas sacar cinco, por lo que se puede presumir que esos muebles y electrodomésticos nuevos no irían destinados a pabellones pendientes de obra.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Estado Mayor de la Defensa gastó decenas de miles de euros en la vivienda que ha ocupado Villarroya como JEMAD

A %d blogueros les gusta esto: