Australia recibe su décimo y último C-27J Spartan de Leonardo

Australia recibe su décimo y último C-27J Spartan de Leonardo

La Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF, por sus siglas en inglés), ha completado la flota de diez aviones de transporte C-27J Spartan que encargó en 2012 a la compañía italiana Alenia Aermacchi, filial de Finmeccanica, actual Leonardo. Con estos aparatos, la RAAF cubre un hueco en las capacidades tácticas de Australia, que no disponía de un material de ala fija de este tipo desde que en 2009 retiró su flota de DHC-4 Caribou, con la que operó durante más de cuarenta años.

La fuerza aérea australiana recibió a mediados de 2015 su primer avión de transporte militar C-27J adquirido para completar las capacidades que ya le brindan sus C-130J y C-17A Globemaster, al ser una aeronave “capaz de transportar cargas medias y acceder a pequeñas pistas no adecuadas a otro tipo de aviones”, de acuerdo con fuentes militares de la RAAF. “El C-27J fortalecerá las competencias de transporte aéreo de la Fuerza de Defensa Australiana al aumentar nuestra capacidad de desplazar tropas, equipos y suministros”, añaden. Además, se trata de un avión que utiliza infraestructuras y sistemas aeronáuticos comunes con los C-130, como motores, aviónica y sistemas de manejo de cargas, lo que ofrece una ventaja más según el comprador.

El acuerdo de adquisición contempla un coste de 1.200 millones de dólares australianos (más de 750 millones de dólares estadounidenses en la actualidad). La nueva flota de aviones se establece inicialmente en la base de la RAAF de Richomnd, en Nueva Gales del Sur, mientras que se completa su ubicación permanente en la Base de Amberley, en Queensland.

El C-27J es un bimotor turbohélice de transporte táctico del que ya han encargado unidades las fuerzas aéreas de Italia, Grecia, Bulgaria, Lituania, Rumanía, Marruecos, Estados Unidos, México, Australia, Perú, Eslovaquia y Taiwan.

Este avión puede transportar pallets o plataformas de hasta 4.550 o 6.000 kilos, o bien sesenta soldados con sus equipos, 46 paracaidistas completamente equipados, 36 camillas o distintas combinaciones hasta completar su peso máximo al despegue de 30.500 kilos. Sus características le permiten operar desde pistas de menos de 500 metros de longitud. La propulsión se la procuran dos motores AE2100-D2/D2A.

Los C27J adquiridos por Australia cuentan con una mejorada protección contra distintas amenazas gracias a sus sistemas de alerta de misiles, sus equipos de protección electrónica y de seguridad en las comunicaciones, y su blindaje para el campo de batalla.
Fuente: Infodefensa.com
Australia recibe su décimo y último C-27J Spartan de Leonardo

A %d blogueros les gusta esto: