Ante los riesgos de la IV Guerra Mundial

Desde tiempos inmemoriales las relaciones internacionales entre los pueblos se han visto signadas por un concepto muy particular: la hostilidad reinante entre los hombres de Estado y los intereses que dicen defender o hacer prosperar. Por más que se disimule y se manifieste -o se finja- un entendimiento, una alianza o una entente cordial siempre hay, en un rincón en los corazones y en los pensamientos de los hombres y de los pueblos, un impulso que los impele a adoptar distintas actitudes que resultan conflictivas y hostiles.


Fuente: Defensa.com
Ante los riesgos de la IV Guerra Mundial

A %d blogueros les gusta esto: