Abu Dhabi ofrece al Papa la alfombra roja en su viaje a la Península Arábiga

El extraordinario recibimiento que Abu Dhabi ofrecerá a partir del domingo al Papa Francisco no solo supone abrir las puertas de la Península Arábiga -cuna y Tierra Santa del Islam- sino que ofrecerá además un extraordinario ejemplo de tolerancia a todo el mundo musulmán.

El príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan, gobernante de hecho de los Emiratos Árabes Unidos, y el profesor egipcio Ahmed a-Tayyeb, Gran Imán de la Universidad de Al-Azhar y principal referente teológico islámico, recibirán al Papa en el aeropuerto y le acompañarán en los principales actos dándole un continuo tratamiento de invitado de honor.

Como señal visible de amistad, el Papa y el Gran Imán viajarán juntos en un minivan hasta el palacio de Mushrif, donde ambos se alojan como huéspedes de Estado, y repetirán el gesto en otros desplazamientos.

En la mayor mezquita del mundo
El Santo Padre visitará el lunes por la mañana al príncipe heredero en el palacio presidencial y se desplazará por la tarde a la grandiosa mezquita del Jeque Zayed -una de las mayores del mundo- para participar en una reunión del Consejo Musulmán de Ancianos.

Se trata de un organismo creado por el gobierno de los Emiratos y presidido por el Gran Imán Al-Tayyeb para promover la tolerancia y una visión pacífica del Islam frente a quienes alimentan el extremismo y el fanatismo.

La reunión permitirá un intercambio de opiniones a puerta cerrada entre destacados personajes favorables al diálogo como, por ejemplo, el príncipe Ghazi bin Muhammed bin Talal de Jordania.

A continuación seguirá un encuentro interreligioso sobre Fraternidad Humana en el Monumento al Fundador de los Emiratos, el jeque Zayed bin Sultan al Nahyan, fallecido en 2004 después de haber convertido siete emiratos rurales en un país petrolero ultramoderno, comprometido a fondo con la tolerancia religiosa por contraste con el wahabismo de Arabia Saudí.

Impulsor de la modernización del país
El encuentro incluirá un saludo del príncipe heredero Mohamed bin Zayed al Nahyan, educado como piloto en la academia militar británica de Sandhurst y gran impulsor de la modernización tecnológica y cultural del país, y una intervención del Gran Imán de Al-Azhar a la que seguirá el discurso del Papa ante setecientas personalidades de todas las principales religiones, en su mayoría representantes del Islam.

Hace unos días, en un videomensaje al pueblo de los Emiratos Árabes Unidos, el Papa Francisco se declaró «feliz por esta ocasión de escribir sobre vuestra querida tierra una nueva página de las relaciones entre las religiones, confirmando que somos hermanos aún siendo diferentes».

El mayor culto cristiano en un país musulmán
Pero lo que ha desatado más entusiasmo entre los cristianos de los Emiratos y el Golfo Pérsico es la misa del martes en el gran estadio y las explanadas de la Zayed Sports City, para la que han pedido billetes unas 130.000 personas. Será el mayor acto de culto cristiano en un país musulmán.

Para facilitar la asistencia de los fieles -en su mayoría trabajadores filipinos, indios y pakistaníes-, el gobierno de los Emiratos ha dado un día de vacaciones a todas las personas que tengan billete, ha facilitado autobuses gratuitos y proporcionará imágenes, también gratuitas, a cadenas televisivas de todo el planeta. El país ha declarado 2019 como el Año de la Tolerancia y está decidido a que el mundo se entere, sobre todo los países musulmanes.

Matanzas en Yemen
La única sombra política en el cuadro es que los Emiratos Árabes Unidos forman parte de la coalición liderada por Arabia Saudí que está llevando a cabo bombardeos en Yemen con grandes matanzas de civiles. El Papa ha pedido varias veces que se ponga fin al sufrimiento del pueblo yemenita, especialmente los niños, pero no le han escuchado.

En los Emiratos no hay libertad religiosa pues no está permitido abandonar el Islam -aunque tampoco se castiga a quienes lo hagan- pero sí hay libertad de culto pues cada grupo religioso puede celebrarlo en sus propios templos siempre que mantenga cierta discreción de cara al exterior como no poner estrellas de David ni cruces visibles, o no tocar las campanas.

Nueve iglesias católicas en el país
La nueve iglesias católicas del país han sido construidas en terrenos cedidos por el gobierno desde 1965, y celebran culto en gran número de idiomas para una comunidad de aproximadamente ochocientos mil católicos entre los ocho millones de trabajadores extranjeros.

La mezquita cercana a la catedral de San José en Abu Dhabi ha sido rebautizada como la de “María, Madre de Jesús” precisamente para subrayar la cercanía entre ambas religiones.

El viaje del Papa rememora el octavo centenario de la visita de Francisco de Asís al sultán de Egipto durante la Quinta Cruzada, y prolonga en cierto modo en Arabia, los encuentros interreligiosos por la paz iniciados por Juan Pablo II en 1986 en Asís, y continuados tanto por Benedicto XVI como por Francisco. En ese mismo marco del octavo centenario, Francisco realizará otro viaje de hermandad a Marruecos el próximo 30 de abril.

El objetivo de estos encuentros es desautorizar la violencia religiosa y el extremismo, promover la colaboración entre las religiones a favor de la paz, y dar ejemplos positivos que vayan poniendo fin a la discriminación contra cristianos y judíos en algunos países de mayoría musulmana.
Fuente: ABC
Abu Dhabi ofrece al Papa la alfombra roja en su viaje a la Península Arábiga

A %d blogueros les gusta esto: