Abierta una investigación en la Bripac por el paracaidista que se quedó enganchado en una farola

El desfile de la Fiesta Nacional celebrado en Madrid este pasado 12 de octubre se vio sobresaltado por un incidente al inicio del mismo. Uno de los dos paracaidistas del Ejército que se lanzaron desde un avión no aterrizó en la calzada delante de la tribuna de los reyes, sino que se quedó enganchado en una farola de forma aparatosa.

El choque de las cuerdas del paracaídas con la farola asustó a los presentes, y hasta que no fue bajado con ayuda de un vehículo articulado no se comprobó que el militar se encontraba en buen estado, al menos aparentemente.

Felipe VI, la reina Letizia y sus hijas, así como Pedro Sánchez, Margarita Robles y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa acudieron a saludar y animar al paracaidista, que apareció cariacontecido por el incidente.

Poco después, el Ministerio de Defensa informó que el cabo primero Luis Fernando Pozo había pasado un reconocimiento médico y se encontraba en buen estado de salud.

Confidencial Digital ha podido confirmar con la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas (Bripac) que el paracaidista se encuentra “bien”, no está de baja, y de hecho está trabajando en su unidad.

El incidente no tuvo más consecuencias, pero ECD ha podido saber que como el suceso se va a investigar. No tanto para poner en cuestión la actuación del paracaidista, con el que los responsables políticos y militares han cerrado filas, sino para conocer los motivos del choque con la farola.

Hay que tener en cuenta que el aterrizaje en una zona urbana con árboles altos, cables, las tribunas de invitados… es más complicado que otro salto en otra zona más despejada, por lo que tiene que estar muy medida la zona designada para el aterrizaje. También se ha especulado con un golpe de viento que habría lanzado al paracaidista contra la farola.

Todo ello es lo que se podrá dilucidar en esa investigación. Desde la Brigada Paracaidista explican que “por norma, ante cualquier accidente/incidente paracaidista se realiza una investigación”.

El objetivo es “conocer las causas que pudieron provocar el incidente y extraer las ‘lecciones aprendidas’” que permitan a los paracaidistas evitar que el mismo incidente “(dentro de lo posible en un accidente/incidente) vuelva a ocurrir”.

El choque de Luis Fernando Pozo con la farola y el rostro emocionado por no haber podido completar con éxito su salto desataron una oleada de mensajes de apoyo en redes sociales. Incluso se ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que vuelva a ser elegido para ese mismo salto en el desfile de la Fiesta Nacional del 12 de octubre del año que viene.

Además, el Ejército de Tierra (al que pertenece la Bripac) quiso dejar clara la profesionalidad del cabo primero Luis Fernando Pozo. Lo hizo con una publicación en Twitter en el que lo definía como un experto en estos saltos:

 

Un abrazo al Cabo 1º Pozo -Compañía de Lanzamiento G.Logístico- Bri.‘Almogávares’ #Paracaidistas . Está perfectamente después del salto #DFN #12deOctubre . Cerca de mil saltos, un auténtico experto #paracaidista. Un saludo y el apoyo de nuestros seguidores.💪💪💪💪 pic.twitter.com/YGPDu4LkUk
— Ejército de Tierra (@EjercitoTierra) October 12, 2019
https://platform.twitter.com/widgets.js
Fuente: elconfidencialdigital.com
Abierta una investigación en la Bripac por el paracaidista que se quedó enganchado en una farola

A %d blogueros les gusta esto: