5º de Dragones de Villaviciosa

En la década final del siglo XVII el rey de Francia, Luis XIV, vuelve a provocar otra nueva contienda en el continente europeo y en la que una vez más se ve implicado nuestro rey, Carlos II, ya, en ese supremo trance de su existencia como mortal y como último de los Austrias en el trono hispano. Por estas circunstancias, Europa se siente inquieta e irritada y se decide formar una segunda Liga de Augsburgo (1686) para contener la tan desaforada carrera bélica del monarca francés. España, integrada en dicha alianza, no se halla en condiciones óptimas de participación. En esos momentos tiene una gran dispersión de fuerzas entretenidas por las campañas de Italia, el Rosellón y Cataluña. No obstante, y dada la crítica situación interna, se permite crear nuevos contingentes de tropas para enfrentarse al conflicto inmediato. Entre ellas ha de contarse con un tercio de dragones que al pasar el tiempo será el Regimiento de Dragones de Villaviciosa.
Fuente: Defensa.com
5º de Dragones de Villaviciosa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: