Australia sustituirá su flota de helicópteros Tigre por el modelo Apache

Las autoridades australianas ya han tomado una decisión sobre su flota de helicópteros de ataque. No volverán a repetir con el modelo europeo Tigre de Airbus, ni actualizando su flota actual ni adquiriendo otros más modernos, ni tampoco comprarán aeronaves AH-IZ Viper de Bell. El Ejército del país contará finalmente con 29 AH-64-E Apache…
Fuente: Infodefensa.com
Australia sustituirá su flota de helicópteros Tigre por el modelo Apache

Airbus desarrolla un lanzador de drones para el avión A400M

Airbus Defence & Space ha presentado una novedad en el A400M, un lanzador de UAV (vehículos aéreos no tripulados) para hacer despegar este tipo de aeronaves desde el avión en pleno vuelo. El desarrollo del proyecto UAV Launcher se ha realizado mediante una cooperación entre Airbus, DLR, Geradts y SFL.

El proyecto se engloba dentro del programa Innovaciones…
Fuente: Infodefensa.com
Airbus desarrolla un lanzador de drones para el avión A400M

Defensa busca ahora que los españoles se convenzan de que las Fuerzas Armadas sí están bien financiadas

El Ministerio de Defensa se propone influir en las opiniones que los españoles tienen sobre distintos aspectos que afectan a las Fuerzas Armadas y a la política militar en nuestro país. El nuevo plan de subvenciones del departamento lo deja claro, al fijarse como objetivo ciertas modificaciones en las respuestas a una encuesta del CIS.

La Orden Ministerial 69/2020, de 16 de diciembre, por la que se aprueba el Plan Estratégico de Subvenciones del Ministerio de Defensa para el período 2021-2023, firmada por Margarita Robles y consultada por ECD, incluye como primera línea de subvención una “para promover la cultura de defensa”, impulsada por la Secretaría General de Política de Defensa.

El objeto de este programa de subvenciones es “impulsar la realización de actividades que promuevan el conocimiento de la Defensa como elemento esencial para garantizar la seguridad y el bienestar de España y de los españoles, así como la valoración e identificación por parte de la sociedad española con la historia de las Fuerzas Armadas y con el esfuerzo solidario mediante el cual salvaguardan los intereses nacionales”.

Para promover esos objetivos se contempla subvencionar “cursos, seminarios, conferencias y jornadas de debate, exposiciones y otras actividades, especialmente aquéllas que tengan incidencia en el ámbito universitario y en la enseñanza primaria y secundaria”, con lo que se espera alcanzar varios efectos:

— Mejorar la información que recibe la sociedad española sobre cuestiones de seguridad y defensa así como la imagen institucional de la Fuerzas Armadas a través de los medios de comunicación, las redes sociales y los centros de pensamiento.

— Promover el conocimiento de los asuntos relacionados con la seguridad y la defensa en el sistema educativo, e impulsar la investigación, estudio, análisis y debate de estos temas.

— Fomentar el interés sobre los temas relacionados con la seguridad y la defensa por parte de colectivos sociales y profesionales, potenciando el acercamiento entre la sociedad y sus Fuerzas Armadas.

— Impulsar la difusión y puesta en valor del patrimonio cultural e histórico del Departamento, promoviendo el conocimiento de la historia de las Fuerzas Armadas.

Defensa encargará una encuesta anual

¿Se puede medir si los programas de este tipo subvencionados por el Ministerio de Defensa tienen algún impacto en la sociedad? ¿Cómo calcular si han conseguido “mejorar la imagen institucional de las Fuerzas Armadas?

El plan estratégico 2021-2023 contempla unos indicadores para valorar el resultado de esa línea de “Subvención para promover la cultura de defensa”.

El ministerio avanza que “para conocer la efectividad y alcance de las subvenciones para promover la cultura de defensa en la consecución de sus objetivos, se llevará a cabo una encuesta anual, realizada por una empresa independiente, en el último trimestre de cada año. Esta encuesta será completada con los resultados de la encuesta bienal llevada a cabo por el Centro de Investigaciones Sociológicas «La Defensa Nacional y las Fuerzas Armadas»”.

Si se compara con el plan estratégico de 2018-2020 (que se puede consultar aquí), el nuevo documento introduce como novedad esa encuesta anual que el ministerio va a encargar a una empresa en el último trimestre de cada año para complementar los resultados de la encuesta bienal del CIS, que por cierto, como se contó en estas páginas, lleva retraso y no se publica desde 2017.

Ya en 2019, Defensa realizó por su cuenta, sin el CIS, un sondeo con preguntas sobre la valoración de las Fuerzas Armadas, pero también sobre los símbolos nacionales, como la bandera y el himno, y los sentimientos que inspiran a los españoles.

De querer que suba, a que baje

En base a la última encuesta monográfica del CIS, el ministerio considerará que sus subvenciones destinadas a promover la “cultura de defensa” si obtiene ciertos cambios en las opiniones de los españoles sobre asuntos militares.

En la mayoría de los casos se aspira a que mejore la percepción que los ciudadanos tienen de las Fuerzas Armadas. Pero, al menos en uno de los indicadores, hay un giro llamativo en los objetivos de Defensa.

El Plan Estratégico de Subvenciones del Ministerio de Defensa para el periodo 2018-2020 contemplaba un indicador sobre la “opinión sobre presupuesto que el estado destina a la Defensa nacional”.

En ese documento de 2018 se indicaba que “se quiere obtener un incremento de 0,5 puntos en la respuesta ‘insuficiente’, respecto de la puntuación alcanzada en 2015, de 14,8 puntos”.

Es decir, Defensa esperaba que, gracias a su labor de difusión de la cultura de Defensa, cada vez más españoles consideraran “insuficiente” el presupuesto que el Estado, concretamente el Gobierno y las Cortes Generales, destinan a la Defensa nacional.

El plan de subvenciones para 2021-2023 contempla que ocurra lo contrario. No sólo no aspira a que aumente el número de ciudadanos que creen insuficiente la inversión en Defensa; es que ahora considera satisfactorio que descienda esa cifra.

Ahora se refiere al indicador como “porcentaje de encuestados que cree que en la actualidad el gasto en Defensa es escaso o insuficiente/ muy insuficiente”. Apunta que en 2018 -cabe supone que se trataría de la encuesta de 2017, en realidad- un 17,2% consideraba el presupuesto destinado a Defensa “insuficiente” y un 5,7% “escaso”, lo que sumado da un 22,9% de españoles que creían que el gasto militar estaba por debajo de lo necesario.

En el plan hasta 2023, el ministerio considerará satisfactorio, signo de que esta línea de subvenciones tiene éxito, que el porcentaje de quienes ven la inversión en Defensa “insuficiente” o “escasa” baje, en vez de subir como esperaba en 2018.

Concretamente, del 22,9% de 2018 apunta que “podría darse como indicadores bajar al 22,7%, 22,5%, 22,3%”, ese entiende que en las encuestas anuales que realizará en 2021, 2022 y 2023.

Imagen de las Fuerzas Armadas “buena” o “muy buena”

En otras preguntas de las encuestas -bien del CIS, bien encargadas por su cuenta-, el ministerio espera que aumenten las opiniones más favorables hacia las Fuerzas Armadas:

— “Porcentaje de encuestados cuya imagen de las FFAA es buena o muy buena. En 2018 el 21,8% considera que la imagen de las FFAA es muy buena y un 28,7% como buena (suma del 50,5%). Podría darse como indicadores pasar al 51%, 51.5%, 52%”.

— “Porcentaje de encuestados que cree que las FFAA en España son una institución necesaria o muy necesaria. En 2018 el 25,3% considera que las FFAA es muy necesaria y un 32,5% como necesaria (índice de necesidad percibida, un 57,8%). Podría darse como indicadores 2021-2022- 2023, pasar al 58%, 58,2%, 58,4%”.

— “Porcentaje de encuestados que valora la preparación general de las FFAA como alta o muy alta. En 2018 el 16,2% considera que la preparación general de los militares es muy buena y un 31,9% como buena (indicador de preparación percibida 48,1%). Dado que se trata de un indicador implicado en la cultura de defensa pero en el que las convocatorias de subvenciones y de los Premios Defensa tienen escasa incidencia, se considera satisfactorio el mantenimiento del citado porcentaje de 48,1% a lo largo de los tres años que abarca el Plan”.

— “Porcentaje de encuestados que cree que la presencia de las FFAA en la sociedad es escasa o insuficiente/ muy insuficiente En 2018 un 25,3% cree que la presencia de las FAS en la sociedad es insuficiente o muy insuficiente. Podría darse como indicadores 2021- 2022 – 2023 bajar al 24,8%, 24,3%, 23,8%”.

— “Porcentaje de encuestados que se interesa por los temas de seguridad, defensa y/o FFAA. En 2018 un 52,4% manifiesta interés por temas de seguridad, defensa o FFAA. Podría darse como indicadores 2021-2022 – 2023 pasar al 52,9%, 53,4% y 53,9%”.

También se considera buena señal de que las subvenciones han contribuido a la “cultura de defensa” en España que cambien ciertos porcentajes de encuestados que considera que “las misiones que desarrollan de las Fuerzas Armadas españolas al amparo de los Organismos Internacionales suponen”:

— “Aumentar su peso e influencia en la política internacional, mejorar la imagen exterior de España: un 36,6% [en 2018]. Indicadores sucesivos: 36,8%, 37% y 37,2%”.

— “Aumentar nuestra seguridad: un 43,6%. Indicadores sucesivos: 44%, 44,4% y 44,8%”.

— “Proteger nuestra forma de vida, progreso y estado de bienestar: un 33,7%. Indicadores sucesivos: 33,9%, 34,1% y 34,3%”.

— “Defender a los españoles del terrorismo internacional: un 44,2%. Indicadores sucesivos: 44,4%, 44,6% y 44,8%”.

— “Beneficiar intereses económicos y comerciales de España: un 32,1%. Indicadores sucesivos: 32,3%, 32,5% y 32,7%”.

— “Proteger mejor los valores democráticos y de convivencia de España: un 33,7%. Indicadores sucesivos: 33,9%, 34,1% y 34,3%”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa busca ahora que los españoles se convenzan de que las Fuerzas Armadas sí están bien financiadas

Las tropas españolas en el extranjero están en peligro por las redes sociales

La guerra convencional parece quedarse cada vez más atrás en las diferentes formas que adoptan hoy los conflictos. La ciberguerra cobra mayor importancia y las campañas de persuasión son cada día más elaboradas.

El coste político para los Gobiernos democráticos que supone la pérdida de vidas de los combatientes será, según un coronel del Ejército de Tierra, cada vez más difícil de soportar.

El nuevo campo de batalla predice que será el del control de la opinión pública y en su base, según el coronel, se encuentran los memes. Es un nuevo aspecto de la batalla por la mente de las poblaciones, que se incluye como uno más de los que ya operan en lo que se conoce como guerra híbrida.

Se trata de las imágenes con carga ideológica que se difunden en las redes sociales y que por su viralidad pueden llegar a ser noticia.

Advierte que es prioritario para las Fuerzas reconocer cómo trabaja este no tan nuevo elemento de la batalla para poder contrarrestarlo y minimizar sus efectos.

Resalta Tierra que tanto memes como bulos, en un tiempo en que la tecnología militar requiere grandes inversiones, se ofrece como un medio ágil y barato que, por la dificultad de adjudicar la responsabilidad a una potencia o Gobierno, reducen el riesgo de confrontación directa.

Sin embargo, las redes sociales podrían estar poniendo en peligro a los militares desplegados en misiones internacionales.

España tiene 2.900 militares y guardias civiles en 16 misiones en el exterior: Países Bálticos, República Centroafricana (2), Somalia, Malí, Irak, Senegal, Océano Índico, Turquía, Bosnia i Herzegovina, Líbano, Colombia, Letonia, Afganistán, grupos navales permanentes de la OTAN y la operación de la OTAN enfocada en el conocimiento del entorno marítimo para disuadir y luchar contra el terrorismo.

Las nuevas armas de guerra en las ‘operaciones de influencia’

Respecto a los memes, su potencial radica en la capacidad que tienen de conformar o modificar la percepción de la opinión pública sobre un determinado actor o acontecimiento.

Sin embargo, tras los bulos explica que existe un designio político, un interés concreto en lograr unos objetivos que pueden llegar a tener efectos importantes en la opinión pública que será llamada a las urnas o a expresarse sobre la acción de un Gobierno. Esto es lo que las Fuerzas Armadas identifican como ‘operaciones de influencia’.

Esta nueva forma de conflicto afecta directamente a las Fuerzas Armadas españolas, que desde hace años despliegan y operan en teatros en los que resulta clave, según el Ejército de Tierra, la reacción de las poblaciones y la protección de las tropas con las posibles operaciones.

Explica que el acceso a listados de datos personales combinado con determinados algoritmos puede resultar en la desprotección de las unidades españolas, recordando que el aislamiento tecnológico no siempre será una opción.

El coronel de infantería subraya que los militares han comprendido y aprendido la importancia de la información pública y también de las operaciones psicológicas. De hecho, en los ejercicios de los cuarteles generales ya se incluyen células de trabajo que operan como prensa y otras como organizaciones no gubernamentales.

El coronel considera que es el momento de prepararse para hacer frente a las operaciones de influencia “mucho más taimadas y sibilinas de lo que estábamos acostumbrados a enfrentar”. Plantea que es el momento de modificar las estructuras de las Fuerzas Armas y empezar a crear puestos de especialistas para hacer frente a la nueva amenaza.

Unas Fuerzas Armadas preparadas

Fuentes del Ministerio de Defensa informan a Confidencial Digital que las Fuerzas Armadas estudian y analizan permanentemente los conflictos y las nuevas formas en las que se presentan para afrontarlos de forma que puedan proteger a la sociedad española y cumplir con sus compromisos con los países y organizaciones militares aliadas.

La OTAN y la UE han creado el ‘European Centre of Excellence for Countering Hybrid Threats’ (Centro de Excelencia Europeo Contra Amenazas Híbridas) declarando el principio de defensa que ha prevalecido en Occidente frente a la agresión.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Las tropas españolas en el extranjero están en peligro por las redes sociales

El vehículo robot de combate Type-X de Milrem Robotics ya se mueve

El vehículo robótico de combate medio Type-X ha superado sus pruebas iniciales de movilidad. El RCV Type-X, desarrollado por la compañía estonia de robots y sistemas autónomos Milrem Robotics para dar apoyo a unidades mecanizadas, fue presentado a principios del verano pasado. Este ingenio ha sido concebido para convertirse “en un compañero…
Fuente: Infodefensa.com
El vehículo robot de combate Type-X de Milrem Robotics ya se mueve

El gasto mundial en defensa crecerá un 2,8 en 2021 pese a la pandemia

El gasto mundial en el sector de la defensa crecerá aproximadamente un 2,8% en 2021. Con este aumento, la actividad superará los 2.000 millones de dólares. La previsión estima que los presupuestos de defensa a nivel global, así como los ingresos de las empresas del sector, “se mantendrán estables ya que los programas militares siguen siendo…
Fuente: Infodefensa.com
El gasto mundial en defensa crecerá un 2,8 en 2021 pese a la pandemia

Un ex militar solicita el reingreso alegando que fue expulsado tras una denuncia falsa por violencia de género

Un cabo primero del Ejército de Tierra fue expulsado de las Fuerzas Armadas en octubre de 2018 tras ser condenado por un delito de violencia de género.

La ley de tropa y marinería en su artículo 10.2.i) recoge que se dará por finalizado el compromiso con las Fuerzas Armadas “(…) Por la imposición de condena por delito doloso y teniendo en consideración el tipo de delito y la pena impuesta, podrá también resolverse el compromiso, previa tramitación de un expediente administrativo con audiencia del interesado”.

Actualmente, el militar se encuentra recurriendo la sentencia ante el Supremo alegando que, de conformidad con la modificación de la norma sobre Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas en 2014 se deberá tener en consideración el tipo de delito y la pena impuesta.

Confidencial Digital ha tenido acceso a las cartas que hizo llegar la denunciante al cabo en las que reconoció la falsedad de su denuncia.

Una discusión que acaba en expulsión del Ejército

El militar fue denunciado por violencia de género el 7 de junio de 2018, tras una discusión con su exmujer.

Tras pasar cuatro días en prisión, su abogado de oficio le comunicó las dos opciones que tenía. Podía aceptar una condena de conformidad o volver a prisión preventiva de 8 a 9 meses como mínimo hasta que saliera el juicio.

El militar que presentaba un cuadro de ansiedad, que ECD ha podido contrastar con el parte médico del efectivo, acabó decantándose por la expulsión del Ejército. En casa le esperaba su nueva pareja que, viviendo un embarazo de riesgo, acabó perdiendo al niño el día 9 de junio, mientras el militar permanecía bajo arresto.

El 3 de octubre de 2018 se hizo efectiva la resolución del compromiso con las Fuerzas Armadas.

Una ‘supuesta’ denuncia falsa

Unos días después de la denuncia, con el militar en libertad, la denunciante le hizo llegar varias notas a las que ECD ha tenido acceso.

En una de ellas, la exmujer reconoce que se inventó la denuncia: “Me equivoqué inventándome toda esta historia de la violencia de género. Mi amiga (…) me volvió loca con el rollo de cobrar una ayuda y me dejé llevar, lo siento. (…)”.

En otra nota que acompaña de una fotocopia de su DNI, la exmujer declara que realizó la denuncia tras una discusión, que fue como otra cualquiera y que se fue de las manos por los efectos del alcohol de ambos.

ECD ha tratado de ponerse en contacto con la denunciante sin obtener respuesta por su parte.

Recurso de casación

El cabo solicita ser readmitido en las Fuerzas Armadas. Ha presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo ya que, de conformidad con la modificación de la disposición final cuarta de la Ley Orgánica 8/2014, un delito doloso no suponga la expulsión inmediata, sino que tenga en cuenta la pena impuesta y el tipo de delito.

En el recurso, revisado por ECD, alegan un erróneo o desproporcionado examen de las exigencias en la valoración del caso, lo cual motiva su disconformidad y desacuerdo con la sentencia condenatoria.

Además, ha presentado todas las pruebas que sostienen que la denuncia por violencia de género fue falsa junto a los informes favorables de sus superiores.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Un ex militar solicita el reingreso alegando que fue expulsado tras una denuncia falsa por violencia de género

La OTAN planea ampliar las capacidades de su centro espacial en 2021

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) planea ampliar las capacidades de su centro espacial, fundado en octubre de 2020, asignado al Comando Aéreo Aliado (Aircom) que la Alianza posee en la Base Aérea de Ramstein, Alemania.

Actualmente, allí se desempeñan expertos de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, pero desde la OTAN…
Fuente: Infodefensa.com
La OTAN planea ampliar las capacidades de su centro espacial en 2021

Grecia contará con diez aviones de entrenamiento M-346 de Leonardo

Israel ha firmado con Grecia un acuerdo militar valorado en 1.680 millones de dólares que incluye el suministro de una decena de aviones de entrenamiento M-346, desarrollados por la italiana Leonardo. Estos aparatos, de los que Israel es su primer cliente internacional (el de lanzamiento es Italia), formarán parte de la escuela de formación de pilotos para la Fuerza…
Fuente: Infodefensa.com
Grecia contará con diez aviones de entrenamiento M-346 de Leonardo

BAE ayudará a EEUU a alargar la vida de sus cazas AV-8B Harrier hasta 2029

La compañía británica BAE Systems y la estadounidense Vertex Aerospace han suscrito un acuerdo para mantener disponible la flota de aviones de combate AV-8B Harrier II del Cuerpo de Marines de EEUU durante los próximos nueve años, hasta 2029.

La Marina de Guerra de Estados Unidos adjudicó el pasado julio a la firma norteamericana los servicios de…
Fuente: Infodefensa.com
BAE ayudará a EEUU a alargar la vida de sus cazas AV-8B Harrier hasta 2029

A %d blogueros les gusta esto: