Putin proclama la superioridad militar rusa

Dieciséis años después Rusia ha respondido al abandono por parte de Estados Unidos del Tratado ABM sobre misiles balísticos anunciando “armas invulnerables” en el arsenal del país. El presidente Vladimir Putin pronunció el jueves un discurso del estado de la nación ante la Asamblea Federal cargado de referencias al nuevo armamento con el que se están dotando las fuerzas armadas rusas y sobre el que hizo constantes referencias a su superioridad respecto al material disponible por el resto de países.

Entre las nuevas armas, Putin citó los nuevos misiles estratégicos Sarmat y Avangard. El comandante de las Fuerzas de Misiles Estratégico de Rusia, Serguei Karakaev, ha explicado a la agencia gubernamental Sputnik que el Sarmat puede destruir objetivos a grandes distancias burlando cualquier sistema antimisiles gracias a su capacidad de desplazarse en distintas trayectorias. El nuevo misil, que sustituirá a los Voevoda de la época soviética, inició sus primeras pruebas el pasado mes de diciembre.

Por su parte, el Avangard está dotado de “un bloque planeador que vuela varias decenas de kilómetros de altura en la atmósfera, a diferencia de los bloques tradicionales que vuelan en trayectoria balística”, apuntó Karakaev. El arma se mueve a velocidades hipersónicas y es capaz de evitar las áreas donde los radares antimisiles enemigos pueden detectarlo. En palabras de Putin, el Avangard “se dirige al objetivo como un meteorito, como una bola de fuego”, y llega a alcanzar hasta los “2.000 grados” en su desplazamiento, al rozar a gran velocidad con la atmósfera. En su alocución del 1 de marzo, anunció que este nuevo misil ya ha iniciado su producción en serie.

“Creo que es una respuesta a los sistemas de defensa antimisiles que los estadounidenses instalan en Europa”, señaló. “Los Aegis estadounidenses vuelan a una velocidad de Mach 5 como máximo, pero para alcanzar un cohete que se desplaza aunque sea a una velocidad de Mach 10 hay que disponer de un anti-cohete con velocidad de Mach 15, que EEUU no tiene”, sentenció.

“Escúchennos ahora”

 

El presidente ruso insistió en que con sus nuevas armas también responden al despliegue del sistema antimisiles de EEUU. En todo caso, añadió, “no ocultamos nuestros planes, sino que hablamos de ellos abiertamente”, y recordó que en 2004 ya anunció que su país necesitaba armamento sin parangón en el mundo. “Ante todo”, remarcó, “incitamos a nuestros socios a negociar”. Sin embargo, “nadie quería hablar con nosotros realmente”. “Pues escúchennos ahora”, proclamó.

El nuevo arsenal de Moscú incluye además el misil hipersónico Kinzhal, que según Putin ya ha superado sus pruebas y desde el pasado 1 de diciembre equipa al Distrito Militar Sur. “No tiene análogos a nivel mundial”, afirmó.

Otro avance importante es el de la tecnología láser, en el que Moscú considera que está por delante del resto de países. “Sabemos que varios Estados están trabajando para crear armas basadas en nuevos principios físicos”, apuntó antes de añadir que Rusia tiene “razones para creer que en este ámbito estamos un paso por delante”, y anunció que sus tropas “ya están recibiendo el arma láser”.

El presidente se refirió igualmente a los avances en drones bajo el agua, de los que destacó que son “más veloces que los submarinos” y también que los torpedos. En su discurso ante la Asamblea Federal (formada por la Duma Estatal y el Consejo de la Federación) aseguró que de hecho Rusia ya dispone de este tipo de armas.

El mandatario explicó que el nuevo material responde a la retirada norteamericana en 2002 del Tratado sobre Misiles Antibalísticos (conocido como ABM) suscrito por Estados Unidos y la Unión Soviética en mayo de 1972. Exactamente tres décadas después, en junio de 2002, Washington dejó sin efecto el acuerdo. Ahora, una década y media más tarde, Moscú afirma devolver aquella pelota.
Fuente: Infodefensa.com
Putin proclama la superioridad militar rusa

A %d blogueros les gusta esto: