Los Reaper franceses ya suman 20.000 horas de vuelo en el Sahel

Los Reaper franceses ya suman 20.000 horas de vuelo en el Sahel

La misión que Francia desarrolla en la franja africana del Sahel –al sur del desierto del Sahara– desde hace cuatro años cuenta con un grupo de aeronaves remotamente pilotadas MQ-9 Reaper que ya suman en la zona 20.000 horas de vuelo. Los aparatos, cinco unidades en la actualidad, son operados por 25 personas desde la base aérea de Niamey, al suroeste de Níger.

El Ministerio de Defensa de Francia apunta en un comunicado que este destacamento de drones de la Fuerza Barkhane, nombre de esta misión de lucha contra fuerzas calificadas de terroristas en la zona, “es a día de hoy un componente esencial de la presencia militar de Francia en el Sahel”.

En palabras del comandante del destacamento, cuyo identidad no incluye la nota, “la valiosa información que proporcionan [los Reaper] permite una inteligencia muy precisa y proporciona una capacidad única en las fuerzas francesas para analizar de inmediato la información”. De esta manera, añade, se facilita “a los responsables de la toma de decisiones redirigir las acciones en tiempo real”.

Los Reaper franceses llevan desplegados en Niamey, capital del país, desde enero de 2014, si bien la Operación Barkhane, en la que Francia tiene desplegados 4.000 efectivos, arrancó el 1 de agosto de ese año. El MQ-9, que Francia anunció hace unos meses que armará para ampliar sus misiones en el Sahel, es el mismo modelo de aeronave de gran autonomía y altitud media (MALE) del que España encargó cuatro unidades a la empresa estadounidense General Atomics Aeronautical Systems (GA-ASI) en octubre de 2015.

 

Una unidad destacada en suelo francés

París compró por la vía urgente sus dos primeras unidades a mediados de 2013 para desarrollar tareas de reconocimiento y vigilancia, que es para lo que está previsto que también sean utilizados por España.

Las fuerzas francesas disponen actualmente de media docena de estos aparatos. Uno de ellos en suelo nacional y otros cinco desplegados en la citada base en Niamey, en a capital de Níger. Además espera recibir otras seis unidades más, hasta completar en 2019 una flota de 12 Reaper, con los que está sustituyendo a sus antiguos drones MALE Harfang, fabricados por EADS (actual Airbus) y encargados en 2003 como una solución provisional.

El MQ-9 Reaper es el nombre que recibe el sistema aéreo no tripulado de vigilancia y combate de GA-ASI en el servicio con la Fuerza Aérea de Estados Unidos y la Real Fuerza Aérea Británica. Además también opera en la Fuerza Aérea Italiana, donde se le conoce como MQ-9, en la NASA, bajo la denominación Ikhana, y con el Departamento de Seguridad Nacional de EE UU, donde se le denomina Predator B/Guardian.

La primera unidad de este modelo entró en servicio en 2001, y desde entonces ha acumulado más de un millón de horas de vuelo. De acuerdo con sus desarrolladores, el Reaper proporciona un continuo conocimiento situacional “sin parangón” para el control de fronteras y accesos marítimos, el apoyo de misiones militares en todo el mundo y el salvamento de vidas en desastres naturales.
Fuente: Infodefensa.com
Los Reaper franceses ya suman 20.000 horas de vuelo en el Sahel

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: