Los Patriot que quiere Suecia salen el doble de caros de lo que el país pretende gastar

Si el Gobierno sueco acaba comprando el sistema de defensa antiaéreo Patriot, como tiene previsto, deberá hacer frente a una factura mucho más alta de la que tenía previsto. Las autoridades del país anunciaron hace algo más de dos meses la elección del sistema estadounidense, en detrimento del SAMP/T, desarrollado por el consorcio franco-italiano Eurosam, el otro competidor de un programa valorado en 10.000 millones de coronas (1.000 millones de euros). Sin embargo la cifra de compra real del lote completo que ambiciona Estocolmo puede suponer en torno a 25.000 millones de coronas (algo más de 2.500 millones de euros), dos veces y media la cantidad inicialmente prevista.


Un portavoz de la Agencia Sueca de Material de Defensa, conocida por las siglas FMV, ha revelado a la cadena de pública Sveriges Radio AB que el precio de 10.000 millones de coronas únicamente contempla la compra de cuatro baterías de estos misiles con sus correspondientes radares y lanzadores. A ese lote, sin embargo, Suecia debe añadir los correspondientes misiles, y está interesada en la compra de 200 unidades de proyectiles PAC3 capaces de responder a los misiles balísticos Iskander de origen ruso, más otro centenar de misiles más simples.


Estas 300 armas suponen un coste de otros 15.000 millones coronas suecas, lo que eleva la factura total hasta los señalados 25.000 millones de coronas. Es un precio demasiado alto para los presupuestos del país, por lo que es probable que en un primer momento no se adquieran tantos misiles. Algunos sí son necesarios, si no, “el sistema carecería de sentido, pero, por otro lado, es más importante comenzar a entrenar a las tropas”, apunta el funcionario de la FMV. Si Suecia opta por hacerse con 150 misiles, por ejemplo, el precio total rondaría entre los 17.000 millones y los 18.000 millones de coronas.


El medio público señala como posible solución la compra de tres lanzadores, en vez de los cuatro para equipar dos batallones que se ha previsto, pero eso limitaría a tres las áreas que el sistema podría proteger frente a posibles ataques con misiles rusos.


En todo caso, como ha apuntado Iskander, aún hay que esperar a conocer el precio finalmente solicitado para tomar una decisión. Entre tanto, los críticos a la elección de los Patriot ya están sugiriendo que el Samp/T franco-italiano sería menos costoso. Cuatro sistemas más un número de misiles determinado –aunque no se ha especificado– supondría aproximadamente 8.500 millones de coronas (algo más de 860 millones de euros).


Si el elegido es finalmente el favorito de Estocolmo, el Patriot, Suecia se convertirá en el decimosegundo cliente internacional de este arma fabricada por Raytheon.


Fuente: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: