La falta de helicópteros deja sin licencia a pilotos alemanes

En total 19 pilotos militares alemanes perdieron su licencia de vuelo en 2017 por no completar en el aire las horas suficientes. La cifra supone que más del 10 por ciento de pilotos militares de helicópteros de Alemania se quedó el año pasado sin permiso para volar. En 2016 fueron 12.

El dato, que ha sido revelado por el Ministerio de Defensa en una respuesta parlamentaria, se suma al rosario de carencias de material en las Fuerzas Armadas alemanas que desde hace unos meses se va conociendo, principalmente desde que el pasado febrero trascendiese que la mayor parte de los grandes sistemas de armas del país no está disponible para su despliegue.

La respuesta parlamentaria conocida ahora también añade que las licencias perdidas pudieron ser finalmente restablecidas después de que los pilotos completasen programas adicionales de adiestramiento. El ministerio llegó a suscribir a finales de 2017 un acuerdo con el General Automóvil Club de Alemania (ADAC) un acuerdo para que los pilotos pudiesen volar en los helicópteros con los que cuenta esta organización para así poder mantener sus licencias.

El Partido Democrático Libre (FDP) ha criticado al Gobierno de Angela Merkel por estos nuevos datos, y su diputada Marie-Agnes Strack-Zimmermann ha exhortado a la canciller para que ponga “en su lugar” al ministro de finanzas Olaf Scholz, informa la cadena pública alemana Deutsche Welle (DW).

Scholz, miembro del partido de centroizquierda SPD, con el que el CDU de Merkel gobierna en coalición, ha recibido fuertes críticas de sus socios del CDU por presentar unos presupuestos en el que atribuye unos gastos militares muy inferiores a los solicitados por el Ministerio de Defensa. Berlín empleó en 2017 en torno al 1,13 por ciento de su producto interior bruto en gastos de defensa, lejos del 2 por ciento que la OTAN se ha marcado como objetivo de sus miembros.

Alemania anunció el mes pasado que invertirá miles de millones de euros este mismo año para acabar con las carencias detectadas, que también afectan a su equipamiento terrestre y naval. Alemania redujo notablemente su gasto en armamento desde el fin de la Guerra Fría, pero desde que hace cuatro años Rusia se anexionó la anteriormente ucraniana región de Crimea ha optado por volver a incrementar sus presupuestos militares. Sin embargo, de momento no lo ha hecho en la cuantía suficiente, de acuerdo con el citado informe del Ministerio de Defensa, en el que se concluye que a día de hoy apenas está en disposición de emplear un tercio de su arsenal principal.
Fuente: Infodefensa.com
La falta de helicópteros deja sin licencia a pilotos alemanes

A %d blogueros les gusta esto: