La alianza Airbus-Dassault confirma que BAE queda fuera del FCAS

Si nada cambia el futuro avión de combate europeo tendrá como pilares centrales Alemania y Francia y dejará fuera a Reino Unido. La firma británica BAE Systems no participa de la alianza suscrita este miércoles entre la compañía francesa Dassault Aviation y la franco-germana, y en menor medida española, Airbus, para acometer la producción del caza europeo FCAS (siglas en inglés de Sistema de Combate Aéreo del Futuro). Este movimiento industrial confirma un desencuentro que no parece preocupar a BAE Systems, atendiendo a lo que su responsable de aviación militar, Chris Boardman, ya apuntó el pasado verano.

Ante el anuncio en julio de que Francia y Alemania habían optado por desarrollar un avión de combate de manera conjunta, la compañía británica recordó que ya cuenta con un plan propio para desarrollar un caza de quinta generación en relación con Turquía. Boardman aseguró que se trata de un proyecto “más avanzado” que el franco-germano.

Sin embargo, Boardman también ha mostrado su “absoluto convencimiento de que nosotros, el Reino Unido y BAE Systems, tendremos participación de una forma u otra” en el nuevo proyecto de caza europeo. El consejero delegado de Airbus Defence and Space, Dirk Hoke, encargado de sellar el acuerdo este miércoles con el consejero delegado de Dassault, Eric Trappier, ha apuntado que la inclusión o exclusión de “Reino Unido en ciertos proyectos depende de cómo progrese el Brexit”.

 

Sustituto del Eurofighter y el Rafale

El compromiso de desarrollo y producción del FCAS suscrito por Airbus y Dassault supone complementar y posteriormente reemplazar la actual generación de aviones de combate Eurofighter y Rafale entre los años 2035 y 2040. El Eurofighter es un programa europeo en el que, junto a Alemania, Italia y España, sí participa Reino Unido a través de BAE Systems, y del que Dassault se salió en su momento para desarrollar su propio avión de combate, precisamente el Rafale, que es el mayor competidor del Eurofighter.

Airbus participa en un 46 por ciento de la propiedad de Eurofighter, BAE Systems tiene el 33 por ciento y la italiana Leonardo (anteriormente conocida como Finmeccanica) dispone del 21 por ciento restante.

El FCAS, llamado ahora a ser el heredero tanto del Eurofighter como del Rafale, será un sistema de sistemas en el que se incluirán vehículos aéreos no tripulados conectados a los cazas principales. El cronograma previsto incluye propuestas para el desarrollo de prototipos para este programa “a partir de 2025”.

En palabras de Eric Trappier el programa FCAS “fortalecerá los lazos políticos y militares entre las naciones clave de Europa y que revitalizará su industria aeroespacial”.
Fuente: Infodefensa.com
La alianza Airbus-Dassault confirma que BAE queda fuera del FCAS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: