La actividad en defensa y seguridad de Thales creció un 8 en 2017

La multinacional francesa de electrónica Thales obtuvo unas ventas en el área de defensa y seguridad de 7.983 millones de euros durante el último ejercicio. La cifra equivale a un incremento del 8 por ciento en un año. Con esta evolución solo mantiene el ritmo de crecimiento, sino que ahora lo hace con el doble de potencia (en 2016 aumentó un 4 por ciento).

El balance presentado por la empresa con los resultados de 2017 incide en que este aumento alcanza en general a todos sus negocios relacionados con seguridad y defensa. Aunque añade una ligera salvedad: “A pesar de la favorable dinámica en ciberseguridad y sistemas de redes e infraestructuras militares”, añade el comunicado oficial de Thales, “el negocio de Sistemas de Información Segura y Comunicación registró un crecimiento más modesto, especialmente porque varios grandes contratos de protección de infraestructuras críticas llegaron a su fin”.

Las nuevas órdenes no experimentaron en cambio una evolución positiva, al contrario, el área de defensa y seguridad de la empresa vio desplomarse un 13 por ciento los pedidos durante 2017, al pasar de los 9.063 millones con los que abrió el año a los 7.883 millones con los que lo cerró. La compañía cree que esta caída “se puede explicar por el pedido indio de aviones de combate Rafale de 2016”. Sin embargo, si se acude al balance de ese año se descubre que las nuevas órdenes también bajaron un 13 por ciento. En aquel momento el presidente y consejero delegado de la multinacional, Patrice Caine, también aseguró que esa disminución se explicaba “por el gran volumen de pedidos que se registraron en 2015”.

Entre las órdenes recibidas en 2017 se encuentra el suministro de sistemas clave de seguridad, información y comunicación de la nueva sede del Ministerio de Defensa francés, el contrato de desarrollo y construcción de las futuras cinco fragatas de tamaño intermedio (FTI) para el mismo país, la participación de la empresa en la construcción de los primeros blindados del programa Scorpion con el que las fuerzas terrestres francesas se están modernizando y un contrato adicional relativo al encargo anterior (de 2016) de 36 aviones de combate Rafale por parte de la India.

En el conjunto de todos sus negocios, y no solo los relativos a seguridad y defensa, Thales alcanzó el año pasado unas ventas totales de 15.795 millones de euros, un 6,1 por ciento más que en el ejercicio anterior. De esa cantidad logró extraer un beneficio consolidado neto de 822 millones de euros, lo que supone sin embargo una caída del 13 por ciento respecto al obtenido en 2016.
Fuente: Infodefensa.com
La actividad en defensa y seguridad de Thales creció un 8 en 2017

A %d blogueros les gusta esto: