KAI entrega a Tailandia sus primeros aviones de entrenamiento T-50

Korea Aerospace Industries(KAI) ha anunciado el suministro de los dos primeros reactores de entrenamiento avanzado T-50 para la Real Fuerza Aérea de Tailandia. Los aparatos, que está previsto que lleguen por aire en un vuelo de doce horas, son los primeros del lote inicial de cuatro encargado por el país en 2015. Dos años después, el pasado verano, las autoridades tailandesas ordenaron otros ocho más.


Con estos doce aparatos Tailandia sustituirá a los L-39 con los que opera su fuerza aérea tras más de treinta años desde que fuesen construidos en la República Checa. El primer lote de cuatro aviones se valoró en el momento de su compra en unos 110 millones de dólares y la partida de los ocho últimos en 260 millones.


El pago de los ocho últimos deberá hacerse efectivo a lo largo de tres años. En cuanto a las cuatro aeronaves adquiridas en 2015, el contrato estableció un periodo de entregas de dos años y medio a partir de entonces, por lo que ya prácticamente ha espirado.


Además de Corea del Sur, en el concurso abierto en 2014 para elegir un nuevo entrenador para pilotos de la Fuerza Aérea Tailandesa, también compitieron opciones presentadas por China, Estados Unidos, Rusia e Italia. KAI explicó en un comunicado oficial al ganar el concurso que “Tailandia, que ha elegido países con avanzadas industrias de armamento, selecciona en esta ocasión un país asiático”.


El T-50 es un desarrollo de KAI emprendido en 2001 y durante ocho años con asistencia técnica de la empresa norteamericana Lockheed Martin y por un coste de dos billones de won (más de 1.700 millones de dólares). Desde entonces la compañía ha creado una serie de variantes acrobáticas y de combate, denominadas T-50BTA-50 y FA-50.


Al menos medio centenar de T-50 operan en la Fuerza Aérea de Corea del Sur, mientras que otros 16 fueron exportados a Indonesia en 2011. Además existe un contrato firmado en 2013 para suministrar 24 más a Irak y otro de 2014 con Filipinas para entregarle doce aparatos de la versión de combate ligero, la FA-50.


En total, por tanto, y contando los pedidos por Tailandia, KAI suma 64 unidades encargadas para su exportación. El precio conjunto de todos ellos alcanza los 2.900 millones de dólares. El Gobierno coreano también ofertó unidades de estos aparatos a Perú y en la actualidad la compañía está presionando para conseguir venderlos a Estados Unidos, Argentina y Botswana.


Source: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: