GD inyecta 2.000 millones a sus astilleros ante la demanda de EEUU

La firma General Dynamics está ejecutando un plan de 2.000 millones de dólares para preparar sus astilleros ante la fuerte demanda de buques militares que prevé la Armada de Estados Unidos. La Oficina de Presupuestos del Congreso del país (CBO) calcula que en los próximos será necesario desembolsar cerca de 800.000 millones de dólares para la construcción de los 355 nuevos buques militares que pretende la US Navy, como recogió Infodefensa.com a mediados de mes.


Ante estas expectativas, la compañía estadounidense, que es una de las grandes de la construcción naval del país, se ha puesto manos a la obra para acomodar sus instalaciones al aumento de volumen de trabajo previsto.


Los planes concretos pasan por emplear 1.700 millones de dólares en las instalaciones que su filial Electric Boat tiene en el estado de Connecticut, donde en los próximos años se construirán los submarinos de ataque de la clase Virgina del denominado Block V, que irán dotados de hasta 40 misiles Tomahawk de lanzamiento vertical, y los futuros submarinos dotados de misiles balísticos de la clase Columbia, que la US Navy pretende adquirir a partir de 2021.


Además, la empresa trabaja en inversiones que suman 200 millones de dólares destinadas a las instalaciones de su división Nassco, en la ciudad californiana de San Diego, emplazamiento en el que se producen distintos buques auxiliares, y de su filial Bath Iron Works, ubicada en el estado de Maine, donde se construyen nuevos destructores.


Bath Iron Works es la compañía con la que el pasado noviembre la constructora naval estatal española Navantia suscribió un acuerdo para colaborar en el programa FFG (X) de las nuevas fragatas de última generación de la Marina de Estados Unidos.


El acuerdo, como relató Infodefensa.com entonces, fija que ambas compañías trabajarán en una evolución de la familia de fragatas F-100 de la Armada española dotadas con el sistema de combate Aegis de fabricación norteamericana. En los últimos años, este modelo ha sido exportado con éxito a la Armada de Noruega (F-310) y a la Marina Real australiana (destructores AWD).


Si esta alianza se hace con el programa deberá entregar una cantidad inicial de 20 unidades. La construcción de la primera unidad se ha planificado para 2020.


Fuente: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: