Francia recibe su primer avión C130J adquirido mientras mejora el A400M

Francia ya cuenta con el primer avión C-130J Super Hercules de la escuadra que creará junto a Alemania para cubrir sus necesidades mientras los nuevos A400M de Airbus alcanzan las capacidades previstas. El avión, que fue recibido en la base de Orleáns-Bricy, en el centro del país, a finales de diciembre, será entregado oficialmente este mes.


El Gobierno francés solicitó en 2015 a Estados Unidos la compra de cuatro aviones de transporte C-130J, fabricados por Lockheed Martin. El vendedor estimó entonces el coste de estas unidades más el del equipo asociado, piezas y apoyo logístico en 650 millones de dólares. Francia anunció previamente su intención de hacerse con cuatro C-130 para dar apoyo a sus fuerzas de operaciones nacionales mientras que los nuevos A400M , fabricados por Airbus Defence and Space, no cuentan aún con las capacidades de repostar helicópteros en vuelo ni de lanzar paracaidistas desde sus puertas laterales. Se trata de unas carencias en las que el fabricante europeo trabaja desde hace meses para solventarlas definitivamente.


El encargo francés inicial de C-130 J Super Hercules incluía dos aeronaves con capacidad de suministrar combustible a helicópteros en vuelo, variante conocida como KC-130J (segunda imagen), dotadas de motores turbohélices Rolls Royce AE-2100D, otras dos de la variante C-130J, también equipadas con propulsores del mismo tipo, más otros cuatro Rolls Royce AE-2100D para repuestos.


Según la información facilitada en su momento por la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad estadounidense (DSCA, por sus siglas en inglés) la adquisición solicitada incluye seis sistemas de contramedidas AN/ALE 47; seis sistemas de alerta de misiles AN/AAR-47A(V)2; seis receptores de alerta radar AN/ALR-56; diez equipos integrados GPS/INS; veinte radios, diez de ellas AN/ARC-210 y diez AN/ARC-164 UHF/VF, más otras dos HF; diez terminales de voz seguras KY-100 , y diez equipos de voz segura KYV-5.


El año pasado Francia suscribió la creación junto a Alemania de  una flota conjunta de doce aviones militares de transporte C-130J . El acuerdo contemplaba la compra por parte de París de otras dos unidades más y de otra media docena de aparatos por parte de Berlín.


Tanto París como Berlín anunciaron estos planes de adquisiciones con un mismo argumento: mantener capacidades mientras la flota de aviones A400M encargada por ambos países alcanza niveles de operatividad óptimos. Se da la circunstancia de que se trata de los dos principales clientes del programa europeo de este modelo desarrollado por Airbus Defence and Space.


El C-130J es una actualización completa del C-130 Hercules, que incluye nuevos motores y una nueva cabina de vuelo, entre otros sistemas mejorados. Los Hercules son las aeronaves militares que más tiempo se han estado fabricando de la historia. La variante  C-130J está configurada como avión de transporte táctico.


En su interior es capaz de alojar más de 90 pasajeros o cerca de 22 toneladas de carga, lo que puede incluir hasta tres vehículos todoterreno Humvee o un transporte blindado M113. Para levantar ese peso cuenta con cuatro motores turbohélice AE 2100D3 con una potencia de 3.458 kW cada uno y que mueven una hélice Dowty Rotol D391 con seis palas por cada motor.


El aparato, de 40 metros de envergadura, puede volar a más de 600 kilómetros por hora y cubrir 5.250 kilómetros de distancia. Puede despegar en pistas de menos de un kilómetro con un peso total de algo más de 70 toneladas (su peso máximo al despegue alcanza las 79 toneladas y en vacío es de 34 toneladas).


Lockheed Martin recibió en 2016 una inyección de 10.000 millones de dólares por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos para continuar con el programa de producción de aviones de transporte C-130J.


Source: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: