Europa estrecha lazos para mejorar el soporte de los A400M

Los países europeos comprometidos con el programa del avión de transporte militar A400M van a poner en común distintos recursos que permitirán incrementar sinergias en torno a las aeronaves en servicio. La Agencia Europea de Defensa (EDA) ha suscrito un acuerdo con el Mando de Transporte Aéreo Europeo (EATC) y la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (Occar) sobre el uso común de soporte en servicio para la capacidad de este modelo, que en el viejo continente ya opera para Alemania, Francia, Reino Unido y Francia, y en el futuro lo hará también para Bélgica y Luxemburgo.


La nueva cooperación, suscrita en forma de carta de intenciones y dentro del mandato del EATC, busca principalmente incrementar sinergias, evitar duplicar esfuerzos, reducir la carga administrativa y facilitar, cuando sea posible, una acción común entre los operadores del avión. Con todo ello se espera un significativo aumento de “la interoperabilidad entre los Estados miembros”, según la información facilitada por la EDA.


Las áreas de cooperación acordadas incluyen, entre otras, las relacionadas con los manuales de operaciones tanto para operaciones en tierra como en el aire, con los requisitos de formación y con planes de estudio comunes.


El acuerdo lleva las firmas del comandante de la EATC, el general de división Pascal Chiffoleau; el director ejecutivo de la EDA, Jorge Domecq, y el director de la Occar, el general español Arturo Alfonso Meiriño


Para Domecq este paso supone “la defensa europea en la práctica”, donde “cada organización aportará sus fortalezas y experiencias particulares”. El director ejecutivo de la EDA detalla que la nueva alianza se ha construido “sobre la base de la excelente cooperación que ya existe con el EATC por ejemplo en reabastecimiento en vuelo y con la Occar-EA en el desarrollo de una capacidad europea en RPAS”, siglas de sistemas aéreos remotamente pilotados.


Las tres entidades implicadas también cooperarán en aspectos de aeronavegabilidad y certificación, en reabastecimiento en vuelo y en otros puntos que surjan en el marco del denominado Cielo Único Europeo.


El programa A400M se puso en marcha en 2003 por siete miembros de la OTAN: Alemania, Bélgica, España, Francia, Gran Bretaña, Luxemburgo y Turquía. La previsión de Francia es hacerse con medio centenar de unidades de este avión, mientras que Alemania quiere adquirir 53. Por su parte, Gran Bretaña se comprometió a comprar 22; Turquía, 10; Bélgica, 7, y Luxemburgo, 1. En el caso de España, su compromiso llegaba a las 27 unidades, aunque en mayo de 2013 el entonces secretario de Estado de DefensaPedro Argüellesanunció que 13 unidades serán destinadas a exportación.


Fuente: Infodefensa.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: