España entra en el selecto club de países europeos con satélites espía radar, con Alemania, Italia y Rusia

“¡¡¡Por fin!!!”. Fue la exclamación más escuchada el 22 de febrero, a las 15:28 hora peninsular española. Era el momento en que el sistema de anclaje del lanzador Falcon 9 ha expulsado al satélite espía español Paz al espacio exterior y lo ha situado a 516 kilómetros de altura ‒según mostraba SpaceX en el contador de altitud de la misión‒, 2 kilómetros más arriba de la anunciada reiteradamente como la órbita correcta por Hisdesat, la empresa propietaria del satélite.
Fuente: Defensa.com

A %d blogueros les gusta esto: