El portaaviones Príncipe de Asturias reaparece ‘devorado’ en su desguace turco

El 9 de agosto de 2017 será recordado en Ferrol como el día en que el ‘Príncipe de Asturias’, otrora buque insignia y orgullo de la Armada española durante más de 25 años, dijo definitivamente adiós a las costas españolas.Por delante le quedaba un largo viaje hasta las playas de Aliaga, en Turquía, donde iba a ser desguazado y convertido en chatarra en el astillero Leyal Deltas. 8,5 millones de kilos de metal, más de 6 de acero, por un precio de 2,7 millones.Poco más se supo del buque desde su partida y la confirmación de su llegada –aparte de un curioso incidente con un gato ‘polizón’-. Hasta ahora, cuando el ‘Príncipe de Asturias’ ha vuelto a salir a relucir en unas imágenes que muestran la llegada de otro buque al desguace de Aliaga.En dicho vídeo puede verse lo que queda del buque, prácticamente irreconocible. Es el único portaaviones que hay en el astillero turco, y además puede verse la escasa sección del puente de vuelo que aún queda en la superficie del buque.El resto del material y estructuras ha sido ya ‘devorado’ por las radiales. La isla ha desaparecido y tan sólo quedan los restos de la parte inferior del casco –donde está buena parte del acero-.Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes de la Armada –que siguen muy de cerca todo el proceso de desguace-, las tareas van con cierto retraso. Estaba previsto que el buque estuviera totalmente desguazado en el plazo de seis meses, pero “complicaciones meteorológicas” han complicado el proceso.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El portaaviones Príncipe de Asturias reaparece ‘devorado’ en su desguace turco

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: