El Ejército de EEUU prueba el convertiplano V-280

Un piloto militar estadounidense se ha puesto por primera vez a los mandos de la aeronave que Bell Helicopter ha desarrollado para tratar de sustituir a las flotas actuales de UH60 Black Hawk, AH-64E Apache, CH-47 Chinook y OH-58 Kiowa. El oficial Tom Wiggins, del Mando de Aviación de Operaciones Especiales del Ejército, ha sido el encargado de realizar el primer vuelo del V-280 Valor por parte de las Fuerzas Armadas del país en las instalaciones de pruebas con las que Bell cuenta en Amarillo, en el estado de Texas.

Wiggins ha ejecutado distintas maniobras en el aire con el prototipo de este convertiplano para comprobar su comportamiento. El aparato ya lleva acumuladas más de ocho horas en el aire y más de 52 de funcionamiento de sus rotores en algo más de un mes tras alzar el vuelo por primera vez, el pasado 18 de diciembre.

El V-280 Valor es la opción que Bell prepara para dotar a las fuerzas armadas estadounidenses de un nuevo aparato capaz de despegar verticalmente, moverse a 500 kilómetros por hora y operar a grandes altitudes en el llamado programa FVL. Su objetivo es sustituir con la aeronave ganadora a las actuales flotas de  UH60 Black Hawk, AH-64E Apache, CH-47 Chinook y OH-58 Kiowa. Las compañías Sikorsky (propiedad de Lockheed Martin) y Boeing también optan a hacerse con este proyecto, al que se le calcula un valor de 100.000 millones de dólares hasta el año 2030.

Ambas empresas se han asociado en torno a un nuevo diseño de helicóptero, bautizado como SB-1 Defiant. Además ya han sido descartados otros dos candidatos. Uno de ellos se correspondía con un proyecto encabezado por la compañía Karem Aircraft y el otro estaba liderado por AVX Aircraft.

Bell espera que el Valor pueda comenzar a operar en 2024, lo que le da ventaja sobre Sikorsky y Boeing en el programa FVL, ya que ambos esperan tener listos sus respectivos ingenios en 2015.

El aparato de Bell se sirve de la experiencia adquirida con el V-22 Osprey, que en los años ochenta desarrolló junto a Boeing. A diferencia de los Osprey, el V-280 Valor cuenta con unas hélices en los extremos de sus alas que pivotan –para operar como un helicóptero durante los despegues y aterrizajes o como un avión de ala fija cuando necesite mayor velocidad– independientemente del motor que las impulsa. De esta forma se ha logrado que cada propulsor sea capaz de suministrar energía a los dos rotores del aparato en caso de que uno sufra una avería.

En su desarrollo, además de Bell, también trabajan las compañías Lockheed Martin, General Electric, Moog, IAI, TRU Simulation & Training, Astronics, Eaton, GKN Aerospace, Lord, Meggitt y Spirit AeroSystems.

El Valor, de menor tamaño que el Osprey, ha sido diseñado para poder transportar 5.400 kilos peso, incluidos 14 soldados y cuatro tripulantes, y alcanzar un radio de combate de casi 1.500 kilómetros. Su velocidad de crucero estimada llega a los 280 nudos (cerca de 520 kilómetros por hora), más que el Osprey, que no llega a los 450 kilómetros por hora de velocidad de crucero, aunque la capacidad de carga de este último es muy superior (más de 9.000 kilos).

 


Video del primer vuelo del convertiplano V-280 Valor de Boeing


 
Fuente: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: