El Brexit pone en jaque al dron franco-británico de combate

El desarrollo de un dron de combate (UCAS) en el que Francia y Reino Unido están inmersos desde hace años está en peligro. Eric Trappier, consejero delegado de Dassault Aviation, ha señalado que la salida de Londres de la Unión Europea (Brexit) es un factor clave que podría dar al traste con el programa. “Estamos en un momento en el que debe decidirse lanzar o no un demostrador de un avión de combate no tripulado”, ha apuntado el alto ejecutivo de la principal compañía francesa implicada en el proyecto. Trappier ha incidido en que la preocupación por el Brexit se extiende “no solo a las autoridades británicas, sino también a la industria británica”.

De momento se ha retrasado el lanzamiento de un demostrador de tecnología anglo-francés concebido para el desarrollo de un UCAS. El cronograma previsto indicaba que ese momento debía producirse a principios de este año. No ha ocurrido así, “lo que genera incertidumbre”, explica Trappier, citado por Defense News.

Junto a Dassault, por parte de Francia también están implicados en el futuro UCAS las compañías Safran y Thales. Del lado británico, el proyecto está liderado por BAE Systems y también cuenta con la participación de Leonardo y Rolls Royce.

Londres y París firmaron en 2010 el llamado tratado de cooperación industrial y militar Lancaster House, del que surgió la iniciativa para el desarrollo conjunto de un UCAS. Tanto Gran Bretaña como Francia ya llevaban un tiempo desarrollando sus respectivos proyectos de este tipo antes de esta colaboración mutua. Francia emprendió su proyecto Neuron, mientras que Reino Unido bautizó a su creación Taranis.

El acuerdo bilateral para el desarrollo de vehículos no tripulados desató en su momento críticas por no incluir a las industrias de Alemania e Italia en el proyecto. Posteriormente Londres y París han confirmado la continuidad de este trabajo conjunto en acuerdos como el que en 2016 fue suscrito en Amiens, según ha recordado el Ministerio de Defensa británico.

El desarrollo de programas de esta entidad ha sido señalado por distintos expertos como un paso fundamental para mantener en Europa las habilidades y las capacidades de defensa aérea más allá de la actual generación de cazas tripulados Gripèn, Rafale y Typhoon.
Fuente: Infodefensa.com
El Brexit pone en jaque al dron franco-británico de combate

A %d blogueros les gusta esto: