EEUU aprueba la venta a Alemania de seis aviones C-130J

EEUU aprueba la venta a Alemania de seis aviones C-130J

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha determinado aprobar la posible venta de media docena de aviones C-130J a Alemania por 1.400 millones de dólares. La Agencia de cooperación en Defensa y Seguridad del Pentágono (DSCA) ya ha notificado al Congreso del país esta transacción que sigue la fórmula de Venta Militar al Extranjero y que aún debe ser confirmada.

La nota oficial de la DSCA revela la intención de Berlín de hacerse finalmente con seis aeronaves de este modelo, del que ya se había anunciado que adquiriría entre cuatro y seis unidades. Tanto París como Berlín revelaron en 2016 sus planes de adquisición de aviones estadounidenses C-130 para mantener sus capacidades mientras la flota de aparatos A400M encargada por ambos países alcanza niveles de operatividad óptimos. Se da la circunstancia de que se trata de los dos principales clientes del programa europeo de A400M desarrollado por Airbus Defence and Space.

La compra alemana que se tramita ahora en EEUU contempla en concreto tres aviones de transporte C-130J-30 equipados cada uno con cuatro motores turbohélice Rolls Royce AE-2100D y otros tres aparatos de la versión especialmente desarrollada para el suministro de combustible en el aire KC-130J, dotados igualmente de propulsores del modelo señalado. El paquete incluye otros cuatro motores AE 2100D de repuesto; ocho terminales avanzados de mando, control, comunicaciones e inteligencia MIDS Link-16 (una por avión más dos de repuesto); ocho dispensadores de contramedidas electrónicas AN/ALE 47; otros tantos sistemas de alerta de misiles AN/AAR-47A(V)2; ocho receptores de aviso de radar AN/ALR-56M; ocho sistemas electro-ópticos / sistemas de imagen infrarrojo MX-20; sistemas de identificación amigo o enemigo (IFF) AN/APX-114/119; un sistema conjunto de planificación de misiones (JMPS); comunicaciones seguras; equipamiento de navegación de precisión y criptográfico, y dispositivos de visión nocturna.

Además contempla el suministro de equipamiento de apoyo y ensayo; publicaciones y documentación técnica; adiestramiento del personal y del equipo; ingeniería tanto del contratista como del Gobierno de Estados Unidos; apoyo en servicio técnico y logístico, y otros elementos de logística y de apoyo al programa.

Alemania prevé sustituir con sus futuros C130J parte de su flota de C-160 Transall, que llevan en sus fuerzas armadas desde finales de los años 1960, mientras llegan las entregas de los A400M, de mayor capacidad, que acumulan retrasos en su suministro.

Francia también esgrimió a finales de 2015 el mismo motivo relacionado con las demoras en torno al programa del avión europeo para explicar la adquisición de dos nuevos C-130J y, sobre todo, de dos KC-130J, variante espacialmente preparada para el suministro de combustible en el aire. El primer C-130J francés fue entregado hace poco más de cuatro meses, como informó entonces Infodefensa.com.

Ambos países pretenden crear una nueva unidad conjunta con estos aviones que tendrá su base en Evreux, Normandía (Francia) y contará con 200 efectivos de ambos países, según informó Infodefensa.com en octubre de 2016 acerca de estos planes. Si no hay contratiempos, el nuevo escuadrón conjunto comenzará a operar en 2021.

 

La aeronave miliar más longeva de la historia

El C-130J es una actualización completa del C-130 Hercules, que incluye nuevos motores y una nueva cabina de vuelo, entre otros sistemas mejorados. Los Hercules son las aeronaves militares que más tiempo se han estado fabricando de la historia. La variante  C-130J está configurada como avión de transporte táctico. Lockheed Martin recibió en 2016 una inyección de 10.000 millones de dólares del Departamento de Defensa de Estados Unidos para continuar con el programa de producción de estos aparatos.

Cada C-130 J es capaz de alojar en su interior a más de 90 pasajeros o cerca de 22 toneladas de carga, lo que puede incluir hasta tres vehículos todoterreno Humvee o un transporte blindado M113. Para levantar ese peso cuenta con cuatro motores turbohélice AE 2100D3 con una potencia de 3.458 kW cada uno y que mueven una hélice Dowty Rotol D391 con seis palas por cada motor.

El aparato, de 40 metros de envergadura, puede volar a más de 600 kilómetros por hora y cubrir 5.250 kilómetros de distancia. Puede despegar en pistas de menos de un kilómetro con un peso total de algo más de 70 toneladas (su peso máximo al despegue alcanza las 79 toneladas y en vacío es de 34 toneladas).
Fuente: Infodefensa.com
EEUU aprueba la venta a Alemania de seis aviones C-130J

A %d blogueros les gusta esto: