China va a iniciar las pruebas de mar del portaaviones Shandong

El primer portaaviones de construcción china, el Shandong, prevé iniciar sus pruebas de mar este 23 de abril. Ese es el día en el que el país celebra el Día de la Armada China, de ahí que se haya optado por ese momento para este hito. El nuevo buque fue botado hace ahora un año en el astillero de la ciudad norteña de Dalian por la Corporación China de la Industria Naval (CSIC).

La previsión es que este portaaviones de 50.000 toneladas comience a operar en 2020, para lo que deberá ser sometido a las correspondientes pruebas que ahora está a punto de iniciar, según recoge el diario local Global Times.

El Shandong es el segundo portaaviones de la marina miliar de China –el primero, de construcción soviética, opera actualmente con el nombre Liaoning– comenzó a construirse en noviembre de 2013.

Según expertos chinos, el portaaviones, del conocido como Tipo 001A, podrá alojar hasta ocho cazas J-15 más que el Liaoning en su cubierta gracias a que se le privará de determinado armamento. Sin embargo el Liaoning, que lleva desde 2012 operando para el país con sus 300 metros de eslora y más de 67.000 toneladas a plena carga, es mayor que el nuevo.

El diseño y la construcción del Shandong se basan en todo caso en la experiencia adquirida con el Liaoning, una nave de la que en un primer momento se explicó que su principal objetivo era servir de plataforma de investigación, pruebas y entrenamiento en este tipo de embarcaciones que deberán ser fabricadas en adelante íntegramente en el país. Sin embargo, a finales de 2016 Pekín dejó su primer portaviones listo para el combate.

Los planes del gigante asiático, según distintos medios, pasan por la creación de una flota de entre cuatro y seis portaviones con la que incrementar su poder naval y proteger sus intereses en los mares Este de China y Sur de China. Algunos especialistas han señalado incluso que el país trata de adquirir experiencia en la construcción de este tipo de naves convencionales para en una segunda fase poder desarrollar sus propios portaviones nucleares.

De momento, el país inició en 2017 la construcción de su tercera unidad. Este nuevo buque estará equipado con un “sistema de lanzamiento de alta tecnología”, de acuerdo con fuentes del Ejército Popular de Liberación, como se denominan las Fuerzas Armadas del país.

Entre otras mejoras, los siguientes portaviones chinos contarán, según estas fuentes, con catapultas de despegue, un sistema más complejo que el ski-jump ramp, que permite acortar el espacio de despegue, liberando hueco para incluir más aviones, y facilita el uso de aeronaves con más capacidades. De hecho el país lleva tiempo ensayando con catapultas electromagnéticas de despegue para sus futuros portaaviones, como recogió el pasado noviembre Infodefensa.com.
Fuente: Infodefensa.com
China va a iniciar las pruebas de mar del portaaviones Shandong

A %d blogueros les gusta esto: