Marruecos compra a China misiles Sky Dragon 50 SAM

Las fuerzas armadas marroquíes disponen desde diciembre de un número indeterminado de sistemas de misiles superficie-aire (SAM) de medio alcance Sky Dragon 50. Esta arma se basa en los sistemas de misiles chinos DK-10, que a su vez consiste en baterías LY-60 de Norinco dotadas de radares de rastreo activo de blancos (ARH).


Cada sistema Sky Dragon consiste en hasta seis vehículos de lanzamiento, dotados de cuatro misiles cada uno, un vehículo radar IBIS 130 y otro más de control de fuego. Este material es capaz de rastrear 144 objetivos al mismo tiempo y atacar una docena de ellos con 24 misiles. Con este índice de fuego (dos proyectiles por blanco) se asegura un nivel de alcance superior al 80 por ciento.


El alcance del arma es de 50 kilómetros y está preparado para acertar a objetivos volando a altitudes que oscilan entre los 30 y los 20 kilómetros. Antes de ese momento, el Sky Dragon es capaz de para rastrear objetivos a 130 kilómetros de distancia.


La información recogida por el periódico marroquí Hespress sobre esta operación no especifica el número de sistemas adquiridos por el país. En todo caso, se trata de la única venta de este sistema al extranjero que ha hecho China de la que hay constancia, informa Jane´s.


El Sky Dragon fue presentado por primera vez en la feria aeronáutica de Zhubai en el año 2014. Se trata, según sus desarrolladores, de un sistema de defensa antimisiles capaz de desplegarse en 15 minutos y de disparar sus misiles a hasta cinco kilómetros de la ubicación del vehículo de mando.


Norinco (siglas de China North Industries Corporation), lleva tres décadas prestando servicios a las fuerzas chinas, a la que suministra, entre otros equipos militares, de sistemas de armas de supresión de largo alcance y de equipos y armas de asalto anfibio.


Fuente: Infodefensa.com

El H145M ya es capaz de disparar cohetes guiados por láser

Airbus Helicopters ha ensayado con éxito el disparo de cohetes guiados por láser desde un helicóptero H145M dotado del nuevo sistema de armas desarrollado por la misma empresa. La prueba de demostración, que ha tenido lugar en el campo de pruebas de Älvdalen, en Suecia, forma parte del desarrollo del HForce, una solución concebida para transformar helicópteros militares convencionales en aeronaves de ataque ligero.


El ensayo ha consistido en el lanzamiento de cohetes de 70 mm guiados por láser FZ275 LGR de Thales contra objetivos a hasta 4,5 kilómetros de distancia del aparato. Airbus califica el lugar elegido para la prueba como “un entorno difícil y desafiante”, pese a lo cual “el sistema funcionó a la perfección”.


Para obtener la mayor precisión los tripulantes se han servido del sistema electro-óptico MX-15D de L3 Wescam con el que va dotado el sistema, lo que ha permitido “una desviación de menos de un metro en todos los cohetes disparados a una distancia de hasta 4,5 kilómetros”.


Al emplear estos cohetes aire-tierra guiados por láser de 70 mm, el H145M se asegura, de acuerdo con la empresa, la capacidad de reducir daños colaterales en operaciones reales, particularmente durante operaciones de combate asimétricas.


Responsables del programa HForce transmitieron a Infodefensa.com el pasado diciembre en la planta de Airbus Helicopters en Marignane, Francia, las características de este desarrollo “único en el mundo”. La empresa tiene previsto conseguir la cualificación final del sistema balístico de su nuevo desarrollo para este mismo año, y la de los cohetes guiados por láser para finales de 2019.


Los ensayos del HForce sobre el H145M se iniciaron el último trimestre del año pasado. Las pruebas, realizadas en Hungría con éxito, consistieron entonces en el uso de ametralladoras HMP400 de la firma belga FN Herstal, de cohetes no guiados FZ231 de la francesa Thales y de cañones NC621 de la también francesa Nexter. Además se probó el citado sistema electroóptico de adquisición/seguimiento de blancos MX15 de la compañía canadiense L3 Wescam y un visor de mira incorporado en el casco Scorpion de Thales.


De acuerdo con Raymond Laporte, que es piloto de pruebas de Airbus Helicopters, en la demostración realizada ahora en Suecia “los cohetes guiados por láser de Thales funcionaron increíblemente bien, especialmente teniendo en cuenta las condiciones climáticas que experimentamos durante los ensayos, que estaban lejos de ser ideales y con mucha humedad en el aire”.


El HForce es un sistema de armas completo, modular y con un coste reducido, según destaca su desarrollador. El sistema ha sido concebido para ser empleado en cualquier versión militar de la gama de helicópteros civiles de Airbus (H125M, H145M y H225M). Se trata de un equipo flexible de gestión de armas que permite a cualquier ejército “complementar sus flotas con versiones especializadas de helicópteros de ataque ligero”. El objetivo que se ha marcado la empresa es conseguir las correspondientes cualificaciones para emplearlos en todas estas aeronaves tras los trabajos ya avanzados en el H145M.


Fuente: Infodefensa.com

Suecia oficializa la compra de puentes móviles a GDELS

General Dynamics European Land Systems (GDELS) ha firmado un contrato con la FMV, la Agencia Sueca de Material de Defensa, para dotar a ese país de un número no revelado de puentes móviles IRB. El acuerdo llega después de que las Fuerzas Armadas de Suecia hayan tenido la oportunidad de probar este sistema en condiciones tanto invernales como estivales. En concreto ya han comprobado su interoperabilidad con sus actuales puentes flotantes en servicio, como el Floating Support Bridge (FSB), y pasarelas sobre pontones. Para ello recibió en noviembre de 2015 las primeras unidades de este ingenio, como informó entonces Infodefensa.com.


El vicepresidente de Negocios y Servicios Internacionales de GDELS, Thomas Kauffmann, ha sido el encargado de mostrar la satisfacción de la empresa por este acuerdo que supone continuar apoyando a las Fuerzas Armadas suecas, con las que ya llevan trabajando “durante más de dos décadas y esperamos continuar haciéndolo en el futuro”.


Si no se producen contratiempos, GDELS iniciará en 2020 el suministro de estos sistemas de puentes que también han sido adquiridos por el Ejército y el Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos y el Ejército de Australia.


El Improved Ribbon Bridge (IRB) es un sistema probado en combate para facilitar el transporte y el cruce sobre obstáculos como ríos de vehículos con pesos MLC 80 cadenas / 96 ruedas, según la clasificación militar, incluido el carro de combate Leopard 2, con el que opera el Ejército de Tierra sueco. Se trata de un equipo compatible con otros sistemas de GDELS, como el Puente Flotante Plegable (Floating Support Bridge, en inglés) y el transbordador anfibio.


El fabricante destaca que el IRB “es el único puente para pasar obstáculos de agua que está en servicio en grandes cantidades dentro de las fuerzas de países miembros de la Alianza Atlántica (OTAN)”.


Sus posibilidades de acoplamiento y su diseño modular permiten al sistema operar como ferry con múltiples plataformas o como puente flotante para asegurar la movilidad de las unidades mecanizadas pasivas sobre todo tipo de ríos y de obstáculos acuíferos.


General Dynamics European Land Systems, con sede en Madrid (España) es una unidad de negocio de General Dynamics y desempeña su actividad a través de cinco unidades de operación europeas ubicadas en Austria, Alemania, España, la República Checa y Suiza. Gracias al trabajo de más de 1.870 empleados de alta cualificación técnica, estas compañías diseñan, fabrican y suministran sistemas de combate terrestres, que incluyen vehículos de ruedas, de cadenas y anfibios; sistemas de puentes; armamento, y munición.


Fuente: Infodefensa.com

Nexter presenta la última versión del sistema de artillería 8×8 Caesar

La compañía francesa Nexter continúa añadiendo mejoras a su sistema de artillería autopropulsado Caesar, adquirido de momento por los ejércitos de Francia, Dinamarca, Indonesia, Tailandia y un país de Oriente Medio cuya identidad no ha trascendido. La empresa ha realizado una demostración con munición real frente a representantes de 18 países en la que ha puesto a prueba las capacidades de sus sistemas tierra a tierra de 105 y 155 mm.


La firma ha aprovechado la oportunidad para mostrar por primera vez la última versión de su Caesar 8×8 con sistema de carga automática. Esta plataforma va dotada de un dispositivo que asegura cadencias de disparo constantes y sostenidas en cualquier condición ambiental. En estas pruebas, realizadas frente a más de 80 personas, la compañía evidenció “la simplicidad de uso de este sistema de armas y confirmó su capacidad de supervivencia contra disparos” de respuesta, de acuerdo con la información facilitada por Nexter.


La nueva versión fue capaz de marcarse “un tiempo entre la llegada al punto de disparo y el inicio, después de lanzar una salva de seis proyectiles, de menos de tres minutos”. El Caesar es un sistema de artillería dotado de un cañón de 155 mm instalado sobre un camión de tracción 6×6 u 8×8.


Pruebas del 105 LG1


La sesión de demostraciones se completó con la presentación del sistema de artillería remolcada de 105 mm LG1. Se trata de un arma preparada para ser desplegada en un vehículo ligero, en helicóptero o incluso lanzada en paracaídas. Sus desarrolladores la definen como la pieza de artillería de asalto de 105 mm más ligera del mundo. Se trata de un elemento diseñado para proporcionar fuego de apoyo a fuerzas de reacción rápida.


El 105 LG1 ya se encuentra en servicio en las fuerzas armadas de Singapur, Tailandia, Indonesia, Bélgica, Canadá y Colombia.


El grupo Nexter suministra, entre otros, sistemas de armas y municiones para fuerzas navales, terrestres, aéreas y cuerpos policiales. Entre sus productos más conocidos se encuentran el sistema de artillería autopropulsada Caesar, los cañones Trajan, el tanque Leclerc, los blindados VBCITitus y Aravis, y la munición inteligente Bonus. Además es, junto a Thales y Renault Trucks Defence, una de las compañías que lidera el programa francés Scorpion, en el que se enmarca el desarrollo de los futuros vehículos blindados Griffon y Jaguar. La empresa facturó en 2016 un total de 866 millones de euros, de los que dedicó un 19 por ciento a actividades de investigación y desarrollo.


Source: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: