Las autoridades alemanas no quieren ni oír hablar del F-35

El jefe de la Fuerza Aérea alemana (Luftwaffe), se arriesga a ser despedido si vuelve a citar el nombre del caza de quinta generación estadounidense F-35. Alemania está buscando un sustituto para su actual flota de aviones de combate Tornado y entre los candidatos se ha barajado la opción del F-35, como recogió Infodefensa.com el pasado verano. Sin embargo, el país se encuentra al mismo tiempo planeando el futuro de un nuevo aparato de quinta generación de diseño europeo, por lo que hablar del desarrollo del otro lado del atlántico no parece lo más conveniente para la credibilidad del nuevo proyecto. De ahí puede estribar la severa imposición sobre el máximo jefe de la Luftwaffe conocida ahora.


El asunto ha sido revelado por el experto en defensa alemán Christian Thiels, que cita fuentes de la propia Arma Aérea del país. Thiels ha escrito en su cuenta de twitter que, según sus interlocutores, “si el Jefe de la Fuerza Aérea Alemana dice F35 una vez más, es probable que sea despedido”.


Un grupo de militares alemanes se reunió el pasado julio con oficiales de Estados Unidos en Bonn para conocer detalles del  F-35 de cara a una posible adquisición. El encuentro, del que informó entonces una portavoz oficial, fue solicitado por la propia Fuerza Aérea germana como parte de un “análisis en profundidad de las soluciones disponible en el mercado”.


Alemania tiene previsto anunciar a mediados de este año si adquirirá algún modelo ya existente o si emprenderá el desarrollo de un nuevo programa para sustituir su actual flota de aviones Tornado.


La posible adquisición de un avión militar estadounidense deberá enfrentarse muy probablemente con una importante resistencia política en Alemania, donde además existen sindicatos fuertes y cuenta con un sólido impulso en Europa para desarrollar su propio equipamiento de defensa. De ahí que, al menos aparentemente, cuenta con más posibilidades de éxito la compañía europea Airbus, que en junio anunció que ya mantiene contactos con este país, además de España, con vistas al diseño de un futuro avión de combate de una generación posterior a la del Eurofighter.


El interés que Alemania mostró por el F-35 pilló por sorpresa a muchos ejecutivos del sector europeo de defensa, debido a la señalada iniciativa encabezada por Airbus de desarrollar un caza europeo de próxima generación y al acuerdo alcanzado también el pasado julio por la canciller alemana Ángela Merkel y el presidente francés Emmanuel Maccron para el desarrollo de un avión de combate de nueva generación.


En la actualidad, cinco países del viejo continente participan en el programa norteamericano del F-35: Gran Bretaña, Italia, Noruega, Países Bajos y Dinamarca. En cambio, otros tres de los grandes, España, Alemania y Francia, deberán iniciar en los próximos años programas de sustitución de modelos de sus actuales flotas de aviones de combate (el F-18 en el caso de España, el Tornado en el de Alemania y el Mirage en Francia), por lo que podrían acabar uniéndose para emprender el desarrollo de una aeronave de nuevo cuño.


Fuente: Infodefensa.com

El H145M ya es capaz de disparar cohetes guiados por láser

Airbus Helicopters ha ensayado con éxito el disparo de cohetes guiados por láser desde un helicóptero H145M dotado del nuevo sistema de armas desarrollado por la misma empresa. La prueba de demostración, que ha tenido lugar en el campo de pruebas de Älvdalen, en Suecia, forma parte del desarrollo del HForce, una solución concebida para transformar helicópteros militares convencionales en aeronaves de ataque ligero.


El ensayo ha consistido en el lanzamiento de cohetes de 70 mm guiados por láser FZ275 LGR de Thales contra objetivos a hasta 4,5 kilómetros de distancia del aparato. Airbus califica el lugar elegido para la prueba como “un entorno difícil y desafiante”, pese a lo cual “el sistema funcionó a la perfección”.


Para obtener la mayor precisión los tripulantes se han servido del sistema electro-óptico MX-15D de L3 Wescam con el que va dotado el sistema, lo que ha permitido “una desviación de menos de un metro en todos los cohetes disparados a una distancia de hasta 4,5 kilómetros”.


Al emplear estos cohetes aire-tierra guiados por láser de 70 mm, el H145M se asegura, de acuerdo con la empresa, la capacidad de reducir daños colaterales en operaciones reales, particularmente durante operaciones de combate asimétricas.


Responsables del programa HForce transmitieron a Infodefensa.com el pasado diciembre en la planta de Airbus Helicopters en Marignane, Francia, las características de este desarrollo “único en el mundo”. La empresa tiene previsto conseguir la cualificación final del sistema balístico de su nuevo desarrollo para este mismo año, y la de los cohetes guiados por láser para finales de 2019.


Los ensayos del HForce sobre el H145M se iniciaron el último trimestre del año pasado. Las pruebas, realizadas en Hungría con éxito, consistieron entonces en el uso de ametralladoras HMP400 de la firma belga FN Herstal, de cohetes no guiados FZ231 de la francesa Thales y de cañones NC621 de la también francesa Nexter. Además se probó el citado sistema electroóptico de adquisición/seguimiento de blancos MX15 de la compañía canadiense L3 Wescam y un visor de mira incorporado en el casco Scorpion de Thales.


De acuerdo con Raymond Laporte, que es piloto de pruebas de Airbus Helicopters, en la demostración realizada ahora en Suecia “los cohetes guiados por láser de Thales funcionaron increíblemente bien, especialmente teniendo en cuenta las condiciones climáticas que experimentamos durante los ensayos, que estaban lejos de ser ideales y con mucha humedad en el aire”.


El HForce es un sistema de armas completo, modular y con un coste reducido, según destaca su desarrollador. El sistema ha sido concebido para ser empleado en cualquier versión militar de la gama de helicópteros civiles de Airbus (H125M, H145M y H225M). Se trata de un equipo flexible de gestión de armas que permite a cualquier ejército “complementar sus flotas con versiones especializadas de helicópteros de ataque ligero”. El objetivo que se ha marcado la empresa es conseguir las correspondientes cualificaciones para emplearlos en todas estas aeronaves tras los trabajos ya avanzados en el H145M.


Fuente: Infodefensa.com

Polonia también trata de rebajar el precio de los Patriot

Varsovia negocia una rebaja en el precio de los sistemas de misiles antiaéreos Patriot que se ha comprometido a comprar a Estados Unidos. El ministro de Defensa del país, Mariusz Blaszczak, ya ha asegurado incluso en su cuenta de Twitter que ya han logrado un precio más bajo de los 10.500 millones de dólares calculados por Washington para esta compra.


Ese es el precio notificado por la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad de EEUU (DSCA) previsto para la adquisición de dos sistemas equipadas con misiles PAC-3 MSE y distintos complementos de mando y comunicaciones, entre otros equipos y servicios relacionados.


Según Blaszczak, “llevamos camino de firmar un contrato a finales del primer trimestre de 2018”, y de hacerlo por “un precio más bajo y un tiempo de entrega acelerado”. La radio polaca RMF FM ha llegado a informar de que esa rebaja supondrá un precio total de 4.500 millones de dólares por los sistemas previstos.


LA noticia llega una semana después de que trascendiese que Suecia está igualmente viendo el modo de rebajar la factura de sus Patriot que también tiene previsto adquirir, porque considera que el calculado por EEUU está por encima de lo que el país puede pagar.


Con la compra de sistemas Patriot Polonia se unirá al club de miembros de la OTAN que ya disponen de esta arma: Alemania, España, EEUU, Grecia y Países Bajos. En total existen 13 países en el mundo que cuentan con ella.


Los expertos califican al actual sistema polaco de defensa aérea de incapaz para responder eficazmente contra un ataque enemigo. Ese sistema lo forman seis batallones equipados con antiguos misiles de fabricación soviética S-125 Neva (SA-3 Goa, según la denominación de la OTAN). Uno de esos batallones está también armado con un sistema de largo alcance S-200 Vega (SA-4 Gammon como designación OTAN).


Fuente: Infodefensa.com

Arranca el programa belga-holandés de 16 buques militares

El consejo de ministros belga ha aprobado la compra de seis nuevos buques de lucha contra minas. La empresa que se haga con el contrato también se adjudicará otros seis buques similares para Países Bajos, en virtud del acuerdo que tienen suscrito ambas naciones y que además contempla la compra de cuatro nuevas fragatas, dos para cada país.


La inversión prevista para el lote belga de media docena de buques MCMV (siglas en inglés de embarcaciones de lucha contra minas) alcanza los 1.100 millones de euros, de acuerdo con la información facilitada por las Fuerzas Armadas del país. Con ellos se reemplazará a los cinco barcos con los que su Armada cuenta actualmente para proteger las rutas de navegación y desplegarlas dentro del marco de la OTAN del que forma parte.


El proyecto, liderado por Bruselas, contempla también la adquisición de otras seis embarcaciones similares para Países Bajos, por un precio que cabe interpretar que será similar, por lo que el coste del programa completo podrá superar los 2.000 millones de euros. Por su parte Ámsterdam llevará la iniciativa en la compra prevista de cuatro fragatas de un mismo tipo, dos para cada país. Con ellas se sustituirá a las fragatas M con las que actualmente operan ambas naciones.


De momento ya ha trascendido de los futuros MCMV que harán un “uso máximo de los sistemas no tripulados en el agua y debajo y encima de ella para detectar y destruir minas”. Se trata de unos desarrollos que permitirán que estas tareas “se puedan llevar a cabo de forma más segura y rápida que con los actuales procedimientos”.


La compra de los doce cazaminas se realizará mediante la convocatoria de una licitación europea, como informó Infodefensa.com el pasado diciembre. Es decir, empresas del continente como la española Navantia, la alemana TKMS, la francesa Naval Group y la italiana Fincantieri, además dela neerlandesa, Damen, podrán ofertar sus productos para hacerse con el milmillonario contrato.


Es la primera vez que Ámsterdam opta por esta fórmula de licitación internacional en un proyecto de este tipo, a diferencia de Bruselas, que sí tiene experiencia en licitaciones abiertas a postores extranjeros.


De acuerdo con el cronograma previsto, la licitación europea arrancará oficialmente con una solicitud de propuesta en abril de 2018 y el primer buque deberá ser entregado a Bélgica en 2023. Países Bajos tendrá que esperar otros dos años más, hasta 2025, para contar con su primera unidad.


Fuente: Infodefensa.com

Suecia oficializa la compra de puentes móviles a GDELS

General Dynamics European Land Systems (GDELS) ha firmado un contrato con la FMV, la Agencia Sueca de Material de Defensa, para dotar a ese país de un número no revelado de puentes móviles IRB. El acuerdo llega después de que las Fuerzas Armadas de Suecia hayan tenido la oportunidad de probar este sistema en condiciones tanto invernales como estivales. En concreto ya han comprobado su interoperabilidad con sus actuales puentes flotantes en servicio, como el Floating Support Bridge (FSB), y pasarelas sobre pontones. Para ello recibió en noviembre de 2015 las primeras unidades de este ingenio, como informó entonces Infodefensa.com.


El vicepresidente de Negocios y Servicios Internacionales de GDELS, Thomas Kauffmann, ha sido el encargado de mostrar la satisfacción de la empresa por este acuerdo que supone continuar apoyando a las Fuerzas Armadas suecas, con las que ya llevan trabajando “durante más de dos décadas y esperamos continuar haciéndolo en el futuro”.


Si no se producen contratiempos, GDELS iniciará en 2020 el suministro de estos sistemas de puentes que también han sido adquiridos por el Ejército y el Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos y el Ejército de Australia.


El Improved Ribbon Bridge (IRB) es un sistema probado en combate para facilitar el transporte y el cruce sobre obstáculos como ríos de vehículos con pesos MLC 80 cadenas / 96 ruedas, según la clasificación militar, incluido el carro de combate Leopard 2, con el que opera el Ejército de Tierra sueco. Se trata de un equipo compatible con otros sistemas de GDELS, como el Puente Flotante Plegable (Floating Support Bridge, en inglés) y el transbordador anfibio.


El fabricante destaca que el IRB “es el único puente para pasar obstáculos de agua que está en servicio en grandes cantidades dentro de las fuerzas de países miembros de la Alianza Atlántica (OTAN)”.


Sus posibilidades de acoplamiento y su diseño modular permiten al sistema operar como ferry con múltiples plataformas o como puente flotante para asegurar la movilidad de las unidades mecanizadas pasivas sobre todo tipo de ríos y de obstáculos acuíferos.


General Dynamics European Land Systems, con sede en Madrid (España) es una unidad de negocio de General Dynamics y desempeña su actividad a través de cinco unidades de operación europeas ubicadas en Austria, Alemania, España, la República Checa y Suiza. Gracias al trabajo de más de 1.870 empleados de alta cualificación técnica, estas compañías diseñan, fabrican y suministran sistemas de combate terrestres, que incluyen vehículos de ruedas, de cadenas y anfibios; sistemas de puentes; armamento, y munición.


Fuente: Infodefensa.com

Airbus negociará el lunes qué sanciones asume por el A400M

Los siete socios de la OTAN del avión de transporte militar A400M van a mantener un encuentro el 5 de febrero con el fabricante en torno a las sanciones por incumplimientos que acucian al programa. En el encuentro, que tendrá lugar en Londres, Airbus tratará de llegar a un acuerdo con los representantes de Alemania, Bélgica, España, Francia, Luxemburgo, Reino Unido y Turquía, y de la Organización Conjunta de Cooperación de Armamentos (Occar), que es la entidad intergubernamental que gestiona el proyecto.


El objetivo de la empresa es conseguir una reducción de las multas previstas por los retrasos que están experimentando las entregas del avión y por el incumplimiento de algunos requisitos de capacidad que figuran en el contrato. Si no lo logra, la compañía teme que el programa, valorado en 21.000 millones de dólares, quede seriamente en riesgo, informa Defense News.


El país que más trabas está poniendo a un entendimiento es Alemania, principal cliente del A400M. Los retrasos ocasionados tras la detección en 2016 de fallos en las reductoras (PGB por las siglas en inglés de Propeller Gear Boxes) de algunos motores de estos aparatos ya supone para Alemania un sobrecoste de 2.000 millones de euros.


Airbus lleva pagados 8.800 millones de dólares en multas desde que en 2010 aceptó el contrato, de acuerdo con el citado medio, que cifra en 4.300 millones de dólares el desembolso que recibió la empresa de los siete países ese año para que pudiese continuar adelante.


El propio consejero delegado de Airbus, Tom Enders, ha llegado a reconocer que la compañía cometió el “pecado” de firmar un contrato de fabricación dotado de escaso presupuesto y con un plazo de ejecución demasiado breve. Además se ha lamentado de haber errado al asumir las responsabilidades derivadas de la fabricación de los motores, pese a no encargarse directamente de su producción.


Airbus entregó el año pasado una veintena de A400M a sus clientes. Sin embargo, este ejercicio la compañía espera bajar esa cadencia hasta las 15 unidades y en 2019 prevé llegar solo a las 11 entregas, como informó Infodefensa.com el pasado 22 de diciembre.


El programa A400M se puso en marcha en 2003 por los citados siete miembros de la OTAN. Alemania se comprometió a adquirir 53 unidades del avión; Francia pidió 50; Reino Unido solicitó 22; Turquía, 10; Bélgica, 7, y Luxemburgo, 1. En el caso de España, su compromiso llegaba a las 27 unidades, aunque en mayo de 2013 el entonces secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, anunció que 13 unidades serán destinadas a exportación.


Fuente: Infodefensa.com

Francia encarga a Safran el desarrollo de robots militares

La compañía Safran Electronics and Defense se ha adjudicado un contrato de la Dirección General de Armamento francesa (DGA) para sentar las bases de la integración de robots terrestres en las fuerzas armadas del país. El proyecto, bautizado como Furious, forma parte del programa Scorpion de modernización de las fuerzas terrestres que el país ya ha emprendido.


El acuerdo de ciencia y tecnología suscrito ahora cubre un periodo de cinco años y prevé la colaboración de entidades académicas y pymes, de acuerdo con la empresa. En este trabajo Safran va a aprovechar su experiencia en drones, una actividad que guarda “lazos cercanos” con la robótica, afirma en un comunicado. De hecho, la compañía ya cuenta con experiencia en áreas claves del nuevo proyecto como la navegación, los sistemas electroópticos (optrónica) y la seguridad-crítica en la electrónica a bordo. Se trata de “componentes básicos tanto en sistemas robóticos como en drones”, añade la fuente.


El proyecto Furious de la DGA comprende el desarrollo de tres prototipos de robots de distinto tamaño y diseñados para diferentes entornos. Por ejemplo, está previsto incluir capacidades de exploración de edificios y de transporte de cargas para dar apoyo a soldados de infantería.


Estos demostradores llegarán a desplegarse con un pelotón de infantería para ensayar sus diferentes configuraciones. El mayor de ellos será el denominado eRider, un vehículo autónomo desarrollado por la empresa en colaboración con las compañías Valeo y PSA. Safran lleva desde 2013 trabajando con socios del sector civil para aprovechar sus tecnologías y adaptarlas al ámbito militar.


Safran también va a servirse de su experiencia en el desarrollo del RPAS (sistema aéreo remotamente tripulado) Patroller, en el que se ha asociado con pymes “altamente motivadas y ágiles”. Se trata de las firmas Effidence, Technical Studio, Sominex, Kompai y 4D Virtualiz.


Además ya está colaborando con laboratorios de robótica franceses de entidades del nivel del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), del Instituto Pascal, del Irstea, de la Escuela de Ingeniería de Minas de París y del Loria. El programa también se sirve de la experiencia del proyecto de soldado aumentado del laboratorio de la Escuela Militar Especial de Saint-Cyr Coëtquidan.


Safran, que cuenta con una plantilla de 58.000 personas, generó en 2016 unas ventas de 15.800 millones de euros.


Fuente: Infodefensa.com

Italia recibe el primer F-35B fabricado fuera de Estados Unidos

El Ministerio de Defensa italiano ya cuenta con el primer caza de quinta generación capaz de realizar despegues en corto y aterrizar verticalmente fabricado fuera de Estados Unidos. El nuevo F-35B es la décima aeronave fabricada en la planta que Leonardo y Lockheed Martin operan en la localidad italiana de Cameri. Las otras nueve se corresponden con la variante F-35A, diseñada para el despegue y aterrizaje convencional.


El aparato Stovl (siglas en inglés en las que se hace referencia a su capacidad de despegar en espacios cortos y de aterrizar como un helicóptero) ha sido íntegramente ensamblado en Italia. El avión será certificado en la Estación Aérea Naval de Patuxent River, en el estado norteamericano de Maryland, antes de incorporarse definitivamente a la Armada italiana, donde operará desde portaaviones.


Con la fabricación de este primer F-35B fuera de Estados Unidos la planta de ensamblaje final y revisión (FACO) de Cameri, donde trabajan 800 profesionales, “ha demostrado las capacidades y la calidad de la industria aeroespacial italiana y sus propias capacidades como centro de excelencia para el F-35 en Europa”, de acuerdo con el comunicado emitido por el Ministerio de Defensa transalpino.


Además de los F-35 encargados por Italia, la planta de Cameri también tiene programado el ensamblaje de 29 F-35A para la Fuerza Aérea de los Países Bajos y se encarga de la producción de 835 juegos de cajas de ala para los F-35A de todo el programa completo, en el que están implicados nueve países (Estados Unidos, Gran Bretaña, Italia, Holanda, Australia, Dinamarca, Noruega, Turquía y Canadá.


Las tres variantes desarrolladas de este avión están diferenciadas por las letras A, B y C. El F-35A, el más ligero y ágil de los tres, está preparado para el despegue y el aterrizaje convencional (CTOL) en pistas habituales, y con él se prevé sustituir a los aviones F-16 y A-10.


La versión F-35B es la planteada para despegues cortos y aterrizajes verticales (Stovl) y, en caso de necesidad, es capaz de despegar verticalmente (VTO). Esta variante sustituirá a los cazas Harrier, como los que en una versión más antigua que los actuales empleó Gran Bretaña desde portaaeronaves en la Guerra de las Malvinas y actualmente utiliza España desplegados desde su buque LHD Juan Carlos I, además de Italia y Estados unidos.


Finalmente, el F-35C es una variante naval preparada para operar en grandes portaaviones, desde donde despega con ayuda de catapultas y aterriza en un corto espacio gracias a su resistente tren de aterrizaje y al gancho trasero con el que atrapa un cable de frenado anclado al buque. El F-35C, que está diseñado con alas de mayor tamaño y plegables, está pensado para sustituir al caza naval Boeing F/A-18 Super Hornet.


La USAF prevé recibir por sí sola 1.763 aviones F-35A, lo que le convierte en el mayor cliente de este programa, el proyecto militar más caro de la historia. En total está prevista la fabricación de 2.500 unidades en sus tres variantes (A, B y C). De momento ya se han construido 265 F-35 para distintos clientes.


Fuente: Infodefensa.com

EEUU, interesado en diseños extranjeros para su futuro blindado de combate

El Ejército de Estados Unidos está interesado en recibir propuestas extranjeras para el diseño de su futuro blindado de combate. El secretario de la US Army, Mark Esper, ha reconocido su interés en “mirar a nuestros aliados” para “ver cómo han construido vehículos y sistemas de combate para plantearnos adoptar alguno de ellos”.


Su departamento ya adjudicó el año pasado un contrato, valorado en 237 millones de dólares, para producir dos prototipos en 2022 a una unión de empresas liderado por SAIC y que incluye a Lockheed Martin, Moog Inc, GS Engineering, Hodges Transportation Inc y Roush Industries.


Esper ha advertido de que, en todo caso, las empresas extranjeras interesadas en el programa tendrán mayores oportunidades de ganar con sus diseños si se asocian con compañías estadounidenses, en vez de hacerlo por su cuenta, informa Defense News.


En caso de presentar ofertas, no será la primera vez que firmas europeas de blindados tratan de entrar en el mercado militar estadounidense, donde el control lo mantienen tradicionalmente empresas locales como General Dynamics y BAE Systems, explica la fuente.


En unas declaraciones realizadas esta semana a un grupo de periodistas, el secretario del Ejército de Estados Unidos ha destacado la capacidad “de muchos de nuestros aliados de la OTAN” en desarrollar “carros de combate muy capaces”. Por eso, ha añadido, “deberíamos mirar a nuestros aliados, observar sus diseños y ver cómo han construido vehículos y sistemas de combate”. “Deberíamos buscar las buenas ideas de nuestros socios y aliados”, concluyó.


En Europa se han desarrollado vehículos de combate blindados actualmente en uso como el CV-90 sueco, el Puma Alemán, el AMX francés, el Dardo italiano, y el Ascod Pizarro/Ulan de desarrollo español y austriaco.


Fuente: Infodefensa.com

En el mundo ya vuelan 1.300 helicópteros H135

La compañía europea Airbus Helicopters ya ha entregado 1.300 aeronaves de la familia H135. Estos helicópteros multipropósito y dotados de dos motores suman en conjunto más de 4,5 millones de horas de experiencia en el aire.


La primera unidad entró en servicio en el año 1996, por lo que ya han superado los veinte años de misiones de muy distinto tipo, desde servicios médicos de emergencias, operaciones para las fuerzas del orden, transporte corporativo, enseñanza, servicios en alta mar y operaciones militares, entre otros.


La empresa constructora apunta que la incorporación en 2016 del sistema de aviónica Helionix en el aparato subrayó la evolución constante que se ha mantenido en este modelo “para ayudar a satisfacer las necesidades de los clientes”.


Su sistema de aviónica, añaden los responsables de la compañía en un comunicado, es “simple e intuitivo” e incorpora un piloto automático de cuatro ejes, como los que ya se empleaban en los helicópteros H175 y H145, que “reduce aún más la carga de trabajo de los pilotos y proporciona un nivel incomparable de seguridad”.


Airbus Helicopters generó en 2016, último año del que hay datos completos, unos ingresos de 67.000 millones de euros, y en la actualidad da trabajo a alrededor de 134.000 empleados. Durante 2017 Airbus entregó 409 nuevos helicópteros a sus clientes, seis menos que durante el ejercicio anterior.


Ese mismo año alcanzó una cifra bruta de pedidos de 350 helicópteros (frente a los 388 del año anterior) y cerró el ejercicio con 692 aparatos pendientes de entrega (doce meses antes la cifra ascendía a 766 unidades). De esa cantidad se contabilizaron 168 pedidos de helicópteros monomotores ligeros y 105 de bimotores ligeros H135/H145.


Fuente: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: