General Dynamics compra CSRA por 5.500 millones de euros

La compañía estadounidense General Dynamics afianza su posición como suministrador de tecnologías de la información y ciberseguridad con la compra de CSRA. La empresa ha acordado esta adquisición por un montante de 6.800 millones de dólares, lo que equivale a algo más de 5.500 millones de euros al cambio actual.


Incluyendo la deuda de CSRA, de la que General Dynamics también se hará cargo, el coste de la operación asciende a 9.600 millones de dólares, cerca de 7.800 millones de euros.


CSRA está especializada en servicios de ciberseguridad tanto civil como militar, entre otras áreas. La firma facturó al Gobierno estadounidense la mayor parte (el 94 por ciento) de los 4.990 millones de dólares que ingresó en el último año fiscal (concluido el pasado 31 de marzo).


Durante el mismo periodo General Dynamics obtuvo unas ventas de 31.350 millones de dólares. En palabras de la consejera delegada de la empresa, Phebe Novakovic, “la adquisición de CSRA representa un paso estratégico importante en la expansión de las capacidades y la base de clientes de GDIT”, que es la filial del grupo centrada en el área de tecnologías de la información.


Esta adquisición, añade Novakovic, “nos permitirá ofrecer soluciones aún más innovadoras y de vanguardia a nuestros clientes”. En concreto, explicó, “Vemos oportunidades sustanciales para proporcionar soluciones y servicios de TI [tecnologías de la información] rentables para el Departamento de Defensa, la comunidad de inteligencia y las agencias civiles federales


Fuente: Infodefensa.com

Sikorsky se alía con Rheinmetall para ofrecer a Alemania helicópteros pesados

Sikorsky ha alcanzado un acuerdo con la compañía alemana Rheinmetall para mejorar su posición frente a Boeing en la licitación alemana de hasta 60 nuevos helicópteros pesados. Ambas compañías de helicópteros estadounidenses son las únicas con posibilidades en este concurso, ya que los requisitos de Berlín pasan por la compra de un modelo que ya esté disponible.


El aparato ofertado por Sikorsky en su acuerdo con Rheinmetall es el CH-53 King Stallion. Con él trata de reemplazar a la actual flota alemana de CH-53G. Para logarlo deberá desbancar las posibilidades del CH-47F Chinook de Boeing.


El papel de Rheinmetall en la nueva alianza pasa por liderar las tareas de sostenimiento del programa. Además, en las próximas semanas se unirán nuevas firmas locales a este equipo, según la información facilitada por ambas compañías, con lo que Sikorsky (propiedad de Lockheed Martin) trata de afianzar más las posibilidades que de por sí ya cuenta por el hecho de ofertar un modelo basado en el que el cliente va a retirar.


“Juntos ofertamos la mejor aeronave de última generación posible para la Fuerza Aérea Alemana como sucesor del legado de la flota de CH-53G”, ha destacado el consejero delegado de Rheinmetall, Armin Papperger.


El pasado verano trascendieron los movimientos que la industria alemana estaba realizando para hacerse con parte de este programa de adquisición de entre 45 y 60 grandes helicópteros al que se le estima un desembolso de 4.000 millones de euros. Las nuevas aeronaves deberán estar listas a principios de 2023, si no hay contratiempos.


Berlín lleva tiempo buscando la sustitución a largo plazo de los helicópteros CH-53G con los que cuenta desde su adquisición en 1968. En su momento incluso trató de formar equipo con Francia para el lanzamiento de un programa de aeronaves de ala rotatoria para tareas de transporte. En 2004 trascendió un nuevo concepto franco-alemán denominado Helicóptero de Transporte Pesado (HTH, por sus siglas en inglés). La iniciativa perseguía la adquisición de un centenar de las nuevas aeronaves, sin embargo el proyecto no llegó a tomar impulso.


En vista del malogrado plan las autoridades del país optaron entonces por estudiar la compra o bien de aeronaves CH-53K King Stallion a Sikorsky (Lockheed Martin) o de CH-47 Chinook a Boeing, de modo que pudiese asegurar su capacidad de carga pesada a largo plazo.


El Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Alemania, el general Volker Wieker, fue el encargado de firmar el pasado diciembre el documento de arranque de esta licitación. El cronograma previsto incluye la emisión de una solicitud a los fabricantes para que informen de sus ofertas previsiblemente a lo largo del segundo semestre de este año, tras la culminación de un estudio sobre la capacidad de la flota.


La firma del contrato de adjudicación está prevista para dos años después, a mediados de 2020. Según lo estimado hasta ahora, el contrato incluirá tanto la adquisición de las aeronaves como su mantenimiento, que deberá realizarse en Alemania, si bien no está previsto que se exija que lo haga una empresa alemana, como sí ocurriría tras el acuerdo con Rheinmetall si el ganador es el modelo de Sirkosky-Lockheed.


Fuente: Infodefensa.com

El convertiplano Bell V-280 gana rodaje

El V-280 Valor acumula ocho horas en el aire y más de 52 horas de funcionamiento de sus rotores poco más de un mes después de alzar el vuelo por primera vez, el pasado 18 de diciembre. Este convertiplano desarrollado por Bell también ha demostrado su capacidad, entre otros, de permanecer en vuelo estacionario; de realizar maniobras a baja altitud, incluidos giros a pedal de 360º; de realizar aterrizajes a 40 nudos (74 kilómetros por hora) y de volar a 80 nudos (casi 150 kilómetros por hora), lo que irá incrementándose más adelante.


Esta aeronave es la opción que la compañía norteamericana prepara para dotar a las fuerzas armadas estadounidenses de un nuevo aparato capaz de despegar verticalmente, moverse a 500 kilómetros por hora y operar a grandes altitudes para sustituir a sus actuales UH60 Black HawkAH-64E ApacheCH-47 Chinook y OH-58 Kiowa. Es el conocido como programa FVL (siglas en inglés de elevación vertical futura).


Para que el modelo en el que Bell está avanzando se haga con este proyecto deberá desbancar a la opción en la que trabaja Sikorky (ahora en manos de Lockheed Martin) en asociación con Boeing y que ha sido bautizada como SB-1 Defiant. Anteriormente ya fueron descartados otros dos candidatos. Uno de ellos se correspondía con un proyecto encabezado por la compañía Karem Aircraft y el otro estaba liderado por AVX Aircraft.


El aparato de Bell se sirve de la experiencia adquirida con el V-22 Osprey, que en los años ochenta desarrolló junto a Boeing. A diferencia de los Osprey, el V-280 Valor cuenta con unas hélices en los extremos de sus alas que pivotan –para operar como un helicóptero durante los despegues y aterrizajes o como un avión de ala fija cuando necesite mayor velocidad– independientemente del motor que las impulsa. De esta forma se ha logrado que cada propulsor sea capaz de suministrar energía a los dos rotores del aparato en caso de que uno sufra una avería.


La nueva aeronave, de menor tamaño que el Osprey, ha sido diseñada para poder transportar 5.400 kilos peso, incluidos 14 soldados y cuatro tripulantes, y alcanzar un radio de combate de casi 1.500 kilómetros. Su velocidad de crucero estimada llega a los 280 nudos (cerca de 520 kilómetros por hora), más que el Osprey, que no llega a los 450 kilómetros por hora de velocidad de crucero, aunque la capacidad de carga de este último es muy superior (más de 9.000 kilos).


En su desarrollo, además de Bell, también trabajan las compañías Lockheed MartinGeneral ElectricMoogIAITRU Simulation & TrainingAstronicsEatonGKN AerospaceLordMeggitt y Spirit AeroSystems.


Bell espera el Valor pueda comenzar a operar en 2024, lo que le da ventaja sobre Sikorsky y Boeing en el programa FVL, ya que ambos esperan tener listos sus respectivos ingenios en 2015.


El ganador se encargará de sustituir las flotas militares estadounidenses de helicópteros UH60 Black HawkAH-64E ApacheCH-47 Chinook y OH-58 Kiowa. por un valor estimado en más 100.000 millones de dólares que serán desembolsados hasta la década de 2030. De paso tomará posiciones en el mercado de exportación.


 


 


Fuente: Infodefensa.com

Las autoridades alemanas no quieren ni oír hablar del F-35

El jefe de la Fuerza Aérea alemana (Luftwaffe), se arriesga a ser despedido si vuelve a citar el nombre del caza de quinta generación estadounidense F-35. Alemania está buscando un sustituto para su actual flota de aviones de combate Tornado y entre los candidatos se ha barajado la opción del F-35, como recogió Infodefensa.com el pasado verano. Sin embargo, el país se encuentra al mismo tiempo planeando el futuro de un nuevo aparato de quinta generación de diseño europeo, por lo que hablar del desarrollo del otro lado del atlántico no parece lo más conveniente para la credibilidad del nuevo proyecto. De ahí puede estribar la severa imposición sobre el máximo jefe de la Luftwaffe conocida ahora.


El asunto ha sido revelado por el experto en defensa alemán Christian Thiels, que cita fuentes de la propia Arma Aérea del país. Thiels ha escrito en su cuenta de twitter que, según sus interlocutores, “si el Jefe de la Fuerza Aérea Alemana dice F35 una vez más, es probable que sea despedido”.


Un grupo de militares alemanes se reunió el pasado julio con oficiales de Estados Unidos en Bonn para conocer detalles del  F-35 de cara a una posible adquisición. El encuentro, del que informó entonces una portavoz oficial, fue solicitado por la propia Fuerza Aérea germana como parte de un “análisis en profundidad de las soluciones disponible en el mercado”.


Alemania tiene previsto anunciar a mediados de este año si adquirirá algún modelo ya existente o si emprenderá el desarrollo de un nuevo programa para sustituir su actual flota de aviones Tornado.


La posible adquisición de un avión militar estadounidense deberá enfrentarse muy probablemente con una importante resistencia política en Alemania, donde además existen sindicatos fuertes y cuenta con un sólido impulso en Europa para desarrollar su propio equipamiento de defensa. De ahí que, al menos aparentemente, cuenta con más posibilidades de éxito la compañía europea Airbus, que en junio anunció que ya mantiene contactos con este país, además de España, con vistas al diseño de un futuro avión de combate de una generación posterior a la del Eurofighter.


El interés que Alemania mostró por el F-35 pilló por sorpresa a muchos ejecutivos del sector europeo de defensa, debido a la señalada iniciativa encabezada por Airbus de desarrollar un caza europeo de próxima generación y al acuerdo alcanzado también el pasado julio por la canciller alemana Ángela Merkel y el presidente francés Emmanuel Maccron para el desarrollo de un avión de combate de nueva generación.


En la actualidad, cinco países del viejo continente participan en el programa norteamericano del F-35: Gran Bretaña, Italia, Noruega, Países Bajos y Dinamarca. En cambio, otros tres de los grandes, España, Alemania y Francia, deberán iniciar en los próximos años programas de sustitución de modelos de sus actuales flotas de aviones de combate (el F-18 en el caso de España, el Tornado en el de Alemania y el Mirage en Francia), por lo que podrían acabar uniéndose para emprender el desarrollo de una aeronave de nuevo cuño.


Fuente: Infodefensa.com

Polonia también trata de rebajar el precio de los Patriot

Varsovia negocia una rebaja en el precio de los sistemas de misiles antiaéreos Patriot que se ha comprometido a comprar a Estados Unidos. El ministro de Defensa del país, Mariusz Blaszczak, ya ha asegurado incluso en su cuenta de Twitter que ya han logrado un precio más bajo de los 10.500 millones de dólares calculados por Washington para esta compra.


Ese es el precio notificado por la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad de EEUU (DSCA) previsto para la adquisición de dos sistemas equipadas con misiles PAC-3 MSE y distintos complementos de mando y comunicaciones, entre otros equipos y servicios relacionados.


Según Blaszczak, “llevamos camino de firmar un contrato a finales del primer trimestre de 2018”, y de hacerlo por “un precio más bajo y un tiempo de entrega acelerado”. La radio polaca RMF FM ha llegado a informar de que esa rebaja supondrá un precio total de 4.500 millones de dólares por los sistemas previstos.


LA noticia llega una semana después de que trascendiese que Suecia está igualmente viendo el modo de rebajar la factura de sus Patriot que también tiene previsto adquirir, porque considera que el calculado por EEUU está por encima de lo que el país puede pagar.


Con la compra de sistemas Patriot Polonia se unirá al club de miembros de la OTAN que ya disponen de esta arma: Alemania, España, EEUU, Grecia y Países Bajos. En total existen 13 países en el mundo que cuentan con ella.


Los expertos califican al actual sistema polaco de defensa aérea de incapaz para responder eficazmente contra un ataque enemigo. Ese sistema lo forman seis batallones equipados con antiguos misiles de fabricación soviética S-125 Neva (SA-3 Goa, según la denominación de la OTAN). Uno de esos batallones está también armado con un sistema de largo alcance S-200 Vega (SA-4 Gammon como designación OTAN).


Fuente: Infodefensa.com

EEUU encarga a Lockheed el desarrollo de armas láser navales

El Pentágono ha adjudicado un contrato de 150 millones de dólares a Lockheed Martin para que desarrolle dos prototipos de armas láser de uso naval. El acuerdo incluye opciones de ampliación que, de ejecutarse, elevará su coste hasta casi los 950 millones de dólares.


La empresa deberá desarrollar y tener listo los dos prototipos para pruebas durante el año fiscal 2020, de acuerdo con la información facilitada por el Departamento de Defensa de EEUU. Para ello contará con el trabajo de distintas instalaciones fabriles del país. En concreto, en el estado de Washington se realizará el 52 por ciento de la tarea, en Nueva Jersey el 31 por ciento, en Nueva York el 9 por ciento, en Massachusetts y Florida el 3 por ciento en cada uno, y el resto se repartirá entre Virginia, Maryland, y Ohio.


De momento ya se ha previsto un desembolso de 3,5 millones de dólares para este año fiscal que van destinados a distintos desempeños relacionados con la investigación, el desarrollo, las pruebas y la evaluación de los prototipos.


Lockheed Martin acumula más de cuarenta años trabajando en el desarrollo de sistemas de armas láser. Hace ahora un año la empresa entregó un láser de 60 kW para ser instalado en un vehículo terrestre del Ejército de EEUU, y hace unos meses el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea (AFRL, por sus siglas en inglés) adjudicó otro contrato de 26,3 millones a la empresa para “el diseño, el desarrollo y la producción de un láser de alta potencia” que deberá estar listo para ser probado en un avión de combate táctico dentro de cuatro años.


Como publicó en noviembre Infodefensa.com, este programa aéreo incluye tres subsistemas. Uno, denominado Strafe, se encargará de controlar el haz que dirigirá el láser sobre el objetivo. El segundo, denominado LRPD, es el receptáculo montado en el avión donde se alimentará y enfriará el láser. Y el tercero, conocido como Lance, es el láser en sí mismo.


Fuente: Infodefensa.com

EEUU, interesado en diseños extranjeros para su futuro blindado de combate

El Ejército de Estados Unidos está interesado en recibir propuestas extranjeras para el diseño de su futuro blindado de combate. El secretario de la US Army, Mark Esper, ha reconocido su interés en “mirar a nuestros aliados” para “ver cómo han construido vehículos y sistemas de combate para plantearnos adoptar alguno de ellos”.


Su departamento ya adjudicó el año pasado un contrato, valorado en 237 millones de dólares, para producir dos prototipos en 2022 a una unión de empresas liderado por SAIC y que incluye a Lockheed Martin, Moog Inc, GS Engineering, Hodges Transportation Inc y Roush Industries.


Esper ha advertido de que, en todo caso, las empresas extranjeras interesadas en el programa tendrán mayores oportunidades de ganar con sus diseños si se asocian con compañías estadounidenses, en vez de hacerlo por su cuenta, informa Defense News.


En caso de presentar ofertas, no será la primera vez que firmas europeas de blindados tratan de entrar en el mercado militar estadounidense, donde el control lo mantienen tradicionalmente empresas locales como General Dynamics y BAE Systems, explica la fuente.


En unas declaraciones realizadas esta semana a un grupo de periodistas, el secretario del Ejército de Estados Unidos ha destacado la capacidad “de muchos de nuestros aliados de la OTAN” en desarrollar “carros de combate muy capaces”. Por eso, ha añadido, “deberíamos mirar a nuestros aliados, observar sus diseños y ver cómo han construido vehículos y sistemas de combate”. “Deberíamos buscar las buenas ideas de nuestros socios y aliados”, concluyó.


En Europa se han desarrollado vehículos de combate blindados actualmente en uso como el CV-90 sueco, el Puma Alemán, el AMX francés, el Dardo italiano, y el Ascod Pizarro/Ulan de desarrollo español y austriaco.


Fuente: Infodefensa.com

GD inyecta 2.000 millones a sus astilleros ante la demanda de EEUU

La firma General Dynamics está ejecutando un plan de 2.000 millones de dólares para preparar sus astilleros ante la fuerte demanda de buques militares que prevé la Armada de Estados Unidos. La Oficina de Presupuestos del Congreso del país (CBO) calcula que en los próximos será necesario desembolsar cerca de 800.000 millones de dólares para la construcción de los 355 nuevos buques militares que pretende la US Navy, como recogió Infodefensa.com a mediados de mes.


Ante estas expectativas, la compañía estadounidense, que es una de las grandes de la construcción naval del país, se ha puesto manos a la obra para acomodar sus instalaciones al aumento de volumen de trabajo previsto.


Los planes concretos pasan por emplear 1.700 millones de dólares en las instalaciones que su filial Electric Boat tiene en el estado de Connecticut, donde en los próximos años se construirán los submarinos de ataque de la clase Virgina del denominado Block V, que irán dotados de hasta 40 misiles Tomahawk de lanzamiento vertical, y los futuros submarinos dotados de misiles balísticos de la clase Columbia, que la US Navy pretende adquirir a partir de 2021.


Además, la empresa trabaja en inversiones que suman 200 millones de dólares destinadas a las instalaciones de su división Nassco, en la ciudad californiana de San Diego, emplazamiento en el que se producen distintos buques auxiliares, y de su filial Bath Iron Works, ubicada en el estado de Maine, donde se construyen nuevos destructores.


Bath Iron Works es la compañía con la que el pasado noviembre la constructora naval estatal española Navantia suscribió un acuerdo para colaborar en el programa FFG (X) de las nuevas fragatas de última generación de la Marina de Estados Unidos.


El acuerdo, como relató Infodefensa.com entonces, fija que ambas compañías trabajarán en una evolución de la familia de fragatas F-100 de la Armada española dotadas con el sistema de combate Aegis de fabricación norteamericana. En los últimos años, este modelo ha sido exportado con éxito a la Armada de Noruega (F-310) y a la Marina Real australiana (destructores AWD).


Si esta alianza se hace con el programa deberá entregar una cantidad inicial de 20 unidades. La construcción de la primera unidad se ha planificado para 2020.


Fuente: Infodefensa.com

Los Patriot que quiere Suecia salen el doble de caros de lo que el país pretende gastar

Si el Gobierno sueco acaba comprando el sistema de defensa antiaéreo Patriot, como tiene previsto, deberá hacer frente a una factura mucho más alta de la que tenía previsto. Las autoridades del país anunciaron hace algo más de dos meses la elección del sistema estadounidense, en detrimento del SAMP/T, desarrollado por el consorcio franco-italiano Eurosam, el otro competidor de un programa valorado en 10.000 millones de coronas (1.000 millones de euros). Sin embargo la cifra de compra real del lote completo que ambiciona Estocolmo puede suponer en torno a 25.000 millones de coronas (algo más de 2.500 millones de euros), dos veces y media la cantidad inicialmente prevista.


Un portavoz de la Agencia Sueca de Material de Defensa, conocida por las siglas FMV, ha revelado a la cadena de pública Sveriges Radio AB que el precio de 10.000 millones de coronas únicamente contempla la compra de cuatro baterías de estos misiles con sus correspondientes radares y lanzadores. A ese lote, sin embargo, Suecia debe añadir los correspondientes misiles, y está interesada en la compra de 200 unidades de proyectiles PAC3 capaces de responder a los misiles balísticos Iskander de origen ruso, más otro centenar de misiles más simples.


Estas 300 armas suponen un coste de otros 15.000 millones coronas suecas, lo que eleva la factura total hasta los señalados 25.000 millones de coronas. Es un precio demasiado alto para los presupuestos del país, por lo que es probable que en un primer momento no se adquieran tantos misiles. Algunos sí son necesarios, si no, “el sistema carecería de sentido, pero, por otro lado, es más importante comenzar a entrenar a las tropas”, apunta el funcionario de la FMV. Si Suecia opta por hacerse con 150 misiles, por ejemplo, el precio total rondaría entre los 17.000 millones y los 18.000 millones de coronas.


El medio público señala como posible solución la compra de tres lanzadores, en vez de los cuatro para equipar dos batallones que se ha previsto, pero eso limitaría a tres las áreas que el sistema podría proteger frente a posibles ataques con misiles rusos.


En todo caso, como ha apuntado Iskander, aún hay que esperar a conocer el precio finalmente solicitado para tomar una decisión. Entre tanto, los críticos a la elección de los Patriot ya están sugiriendo que el Samp/T franco-italiano sería menos costoso. Cuatro sistemas más un número de misiles determinado –aunque no se ha especificado– supondría aproximadamente 8.500 millones de coronas (algo más de 860 millones de euros).


Si el elegido es finalmente el favorito de Estocolmo, el Patriot, Suecia se convertirá en el decimosegundo cliente internacional de este arma fabricada por Raytheon.


Fuente: Infodefensa.com

Raytheon gana un nuevo contrato de exportación de sus Patriot

La comercialización de sistemas misiles antiaéreos norteamericano Patriot está en racha. A las ventas de estas armas acordadas en los últimos meses con Rumanía, Suecia y Polonia, se suma ahora un contrato de más de 1.500 millones de dólares con un país no revelado del club de las catorce naciones que ya defienden sus cielos con estos ingenios.


El nuevo acuerdo fue suscrito el pasado 4 de enero y anunciado por Raytheon, su fabricante, el pasado martes en una nota en la que no revela la identidad del cliente. Es probable que se trate de Arabia Saudí.


Hace menos de cinco meses Washington alcanzó un acuerdo con Riad para suministrarle material militar valorado en 110.000 millones de dólares (más de 98.000 millones de euros al cambio actual). Ese contrato, firmado en el reino saudí por el propio presidente norteamericano, Donald Trump, es la mayor venta de armamento de la historia estadounidense.


Más recientemente, hace poco más de un mes, Rumanía adquirió sistemas Patriot por un coste estimado en 3.900 millones de dólares. Anteriormente, en noviembre, transcendió que Raytheon también  dotará a Suecia con el Patriot, y Polonia anunció la firma de un memorando de entendimiento con Estados Unidos para recibir a su vez baterías de misiles Patriot a partir del año 2022, dentro de su programa de escudo antimisiles Wisla.


El Patriot de Raytheon es un sistema de defensa antimisiles conformado por radares, tecnología de mando y control y múltiples tipos de interceptores coordinados para la detección, identificación y destrucción de misiles tácticos balísticos, misiles de crucero, drones y aviones avanzados, entre otras amenazas aéreas.


Raytheon alcanzó unas ventas 24.000 millones de dólares en 2016. La firma estadounidense, especializada en desarrollos tecnológicos de defensa, gubernamentales y de ciberseguridad, cuenta con una plantilla de 63.000 empleados y acumula 95 años de historia. Sus clientes se encuentran en más de 80 países, de acuerdo con la información facilitada por la empresa de Waltham, en el Estado de Massachussets.


Source: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: