Boeing gana en Japón el primer contrato internacional para su tanquero KC-46

Boeing ha conseguido el primer cliente de exportación de su avión de suministro de combustible en vuelo KC-46. El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha adjudicado a la compañía la construcción de una unidad de este aparato para las Fuerzas Aéreas de Autodefensa de Japón por 279 millones de dólares. El acuerdo, formalizado a través de  la fórmula de Venta Militar al Extranjero, incluye un paquete de apoyo logístico.


Esta adjudicación se esperaba desde que en 2015 Boeing quedase como único competidor para el programa japonés de aviones de suministro de combustible en vuelo tras la retirada entonces del A330 MRTT de Airbus del proceso.


El KC-46 compite en el mercado internacional con el Airbus A330 MRTT. Como baza frente a la opción europea, que ya se encuentra operativa, sus desarrolladores aducen que el norteamericano resultará un avión más barato.


La venta del modelo a Japón es la primera exportación de esta aeronave que hasta el momento contaba con un único encargo local para suministrar a la Fuerza Aérea de Estados Unidos, dentro de un programa que contempla hasta 179 aparatos (incluidos cuatro prototipos) por 40.000 millones de dólares y cuya primera entrega deberá producirse este año, tras varios retrasos.


Boeing ganó el programa KC-X de suministro al arma aérea de Estados Unidos a principios de 2011 después de que, como informó Infodefensa.com, la compañía apelase la primera adjudicación, que daba como ganador a un consorcio formado por EADS (actual Airbus) y Northrop Grumman. Si todas las opciones del acuerdo se ejecutan finalmente, la empresa norteamericana entregará a la defensa de su país los 179 aviones cisterna contemplados durante un periodo de diez años que concluirá en 2027.


El  KC-46A, que realizó su primer vuelo en  septiembre de 2015,  sustituirá a la flota estadounidense de KC-135 actualmente en servicio. La empresa los describe como un avión de fuselaje ancho, multipropósito, actualizado con las más avanzadas tecnologías y capaz de cumplir o exceder las necesidades de transporte de combustible, carga, pasajeros y pacientes de la Fuerza Aérea. El modelo incluye un panel de mando que contiene las pantallas digitales del 787 Dreamliner y una filosofía de diseño del control de vuelo que sitúa la tripulación al mando, en vez de permitir al ordenador limitar la maniobrabilidad en combate.


Source: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: