Berlín vuelve a vetar sus exportaciones militares a Arabia Saudí

El conflicto que asola Yemen, y que ya ha matado a más de 5.000 civiles en tres años, ha llevado a Alemania y a suspender las ventas de material militar a los contendientes. En la práctica representa sobre todo una nueva paralización de las exportaciones del sector a Arabia Saudí, a quien Alemania suministra equipos por un valor de cientos de millones de euros cada año.


La medida se tomó el viernes para ser ejecutada “inmediatamente” y sobre cualquiera de los participantes en esta guerra, según la cadena pública Deutsche Welle. No es la primera vez que Berlín opta por suspender temporalmente sus ventas de armamento en la zona, principalmente a Arabia Saudí, con el argumento de la falta de respeto de los derechos humanos. Hace menos de un año llegó incluso a paralizar los suministros a Turquía, un socio de la OTAN, aduciendo motivos similares.


En esta ocasión, el momento coincide con las negociaciones que el partido de la canciller Angela Merkel, el partido de centro derecha Cristiano Demócrata (CDU) está realizando para gobernar con el apoyo de los Social Demócratas (SPD) de centro izquierda. Las exportaciones de armas a países con escaso respeto a los derechos humanos, como Arabia Saudí y Catar, son habitualmente fuertemente criticadas por parte de la oposición alemana.


El Gobierno reconoció el pasado otoño, en respuesta a una pregunta parlamentaria, que las ventas de material militar a Arabia Saudí y Egipto casi se quintuplicaron en un año, entre 2016 y 2017. Arabia Saudí es de hecho uno de los principales importadores de la industria de armamento alemana.


Alemania no es el único país europeo en vetar temporalmente sus exportaciones de material de defensa a Riad. Reino Unido y Bélgica, por ejemplo, también lo han llegado a valorar en algunos momentos, España se lo planteó recientemente e incluso el Parlamento Europeo pidió hace dos años bloquear estas ventas.


En 2015 comenzó la ofensiva de una coalición internacional liderada por Riad contra los rebeldes hutíes en Yemen y en apoyo del Gobierno del país. En el otro lado del frente se cuenta también con el respaldo de Irán. Se calcula que el enfrentamiento ya ha acabado con la vida de 10.000 personas y que más de la mitad de ellas eran civiles.


Fuente: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: