Arranca el programa belga-holandés de 16 buques militares

El consejo de ministros belga ha aprobado la compra de seis nuevos buques de lucha contra minas. La empresa que se haga con el contrato también se adjudicará otros seis buques similares para Países Bajos, en virtud del acuerdo que tienen suscrito ambas naciones y que además contempla la compra de cuatro nuevas fragatas, dos para cada país.


La inversión prevista para el lote belga de media docena de buques MCMV (siglas en inglés de embarcaciones de lucha contra minas) alcanza los 1.100 millones de euros, de acuerdo con la información facilitada por las Fuerzas Armadas del país. Con ellos se reemplazará a los cinco barcos con los que su Armada cuenta actualmente para proteger las rutas de navegación y desplegarlas dentro del marco de la OTAN del que forma parte.


El proyecto, liderado por Bruselas, contempla también la adquisición de otras seis embarcaciones similares para Países Bajos, por un precio que cabe interpretar que será similar, por lo que el coste del programa completo podrá superar los 2.000 millones de euros. Por su parte Ámsterdam llevará la iniciativa en la compra prevista de cuatro fragatas de un mismo tipo, dos para cada país. Con ellas se sustituirá a las fragatas M con las que actualmente operan ambas naciones.


De momento ya ha trascendido de los futuros MCMV que harán un “uso máximo de los sistemas no tripulados en el agua y debajo y encima de ella para detectar y destruir minas”. Se trata de unos desarrollos que permitirán que estas tareas “se puedan llevar a cabo de forma más segura y rápida que con los actuales procedimientos”.


La compra de los doce cazaminas se realizará mediante la convocatoria de una licitación europea, como informó Infodefensa.com el pasado diciembre. Es decir, empresas del continente como la española Navantia, la alemana TKMS, la francesa Naval Group y la italiana Fincantieri, además dela neerlandesa, Damen, podrán ofertar sus productos para hacerse con el milmillonario contrato.


Es la primera vez que Ámsterdam opta por esta fórmula de licitación internacional en un proyecto de este tipo, a diferencia de Bruselas, que sí tiene experiencia en licitaciones abiertas a postores extranjeros.


De acuerdo con el cronograma previsto, la licitación europea arrancará oficialmente con una solicitud de propuesta en abril de 2018 y el primer buque deberá ser entregado a Bélgica en 2023. Países Bajos tendrá que esperar otros dos años más, hasta 2025, para contar con su primera unidad.


Fuente: Infodefensa.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: