Alemania vuelve a suministrar material militar a Turquía

El desencuentro mostrado el año pasado entre Alemania y Turquía no ha impedido que la industria de defensa del primero haya contado con la pertinente aprobación en una treintena de nuevos acuerdos con el segundo, durante los pasados meses de diciembre y enero. Entre los suministros autorizados se encuentra material cuyos números de código revelan que se corresponden con las áreas en las que se incluyen bombas, torpedos, misiles, sistemas de vigilancia y control de fuego, vehículos terrestres, equipamiento naval, equipamiento electrónico y aeronáutico e incluso carros de combate especiales y equipamiento asociado.

Estos datos se reflejan en un informe del Ministerio de Economía germano solicitado por el político izquierdista Sevim Dagdelen. El Gobierno federal alemán calificó el pasado verano al país euroasiático de “inseguro” para sus ciudadanos e inversores y, entre otras medidas, suspendió el envío de suministros militares que ya habían sido comprometidos con Ankara. Este movimiento llegó después de la detención en Turquía de un activista pro derechos humanos alemán y la publicación de una lista de empresas que Ankara consideró que mantenían “vínculos con el terrorismo”.

Alemania también llegó a avisar el mes pasado de que impediría la modernización prevista por parte de su industria –principalmente Rheinmetall– de los carros de combate Leopard 2 con los que cuenta Turquía, debido a las tensiones entre ambos países, según la prensa del país europeo. El diario progubernamental turco Daily Sabah ha revelado ahora, sin embargo, el contenido del informe del Ministerio de Economía que revela cómo los acuerdos de suministros militares continúan adelante.

Berlín ya acumula un cierto historial de medidas contra el envío de armamento a Ankara. Infodefensa.com publicó hace un año que Alemania ya había rechazado una decena de solicitudes de suministro de material militar a Turquía desde el mes de noviembre anterior. En aquel momento se adujo la falta de respeto a los derechos humanos de la nación receptora como motivo de esa decisión.

Con anterioridad Berlín ya había impedido algunos suministros de defensa a Turquía, aunque en total únicamente suman ocho casos entre 2010 y 2015.

Las maltrechas relaciones entre ambos países se agudizaron en julio después de que un tribunal de Estambul ordenase mantener bajo custodia a seis activistas pro derechos humanos por ayudar presuntamente a un grupo terrorista. Entre ellos se encontraba el ciudadano alemán Peter Steudtner, lo que originó una nueva escalada de desencuentros. Steudtner ha sido finalmente liberado. Este movimiento “ha dado un respiro de alivio” a las relaciones entre ambas naciones. según el citado diario turco.

Anteriormente Alemania llegó incluso a plantearse exhortar a Bruselas para que congelase una ayuda de 4.450 millones de euros que la Unión Europea tenía previsto destinar a Turquía hasta finales de 2020.
Fuente: Infodefensa.com
Alemania vuelve a suministrar material militar a Turquía

A %d blogueros les gusta esto: