TKMS y Kongsberg crean una firma conjunta para el futuro submarino germano-noruego

Alemania y Noruega han dado un paso más en el desarrollo de un submarino conjunto. La compañía alemana Thyssenkrupp Marine Systems (TKMS), su filial Atlas Elektronik y la firma semipública noruega Kongsberg han creado una empresa conjunta para el desarrollo de sistemas de combate para submarinos convencionales. La nueva compañía, que ha sido bautizada como Kta Naval Systems, será la proveedora exclusiva de estos elementos para los sumergibles de TKMS.


Este acuerdo se produce en el marco de la alianza establecida entre Berlín y Oslo el pasado verano para colaborar en el desarrollo de nuevos submarinos y misiles navales, de la que Infodefensa.com informó entonces. Previamente, el pasado9 de marzo, ya acordaron la creación de esta firma conjunta después de que TKMS fuese elegida por Oslo para formar una sociedad estratégica encaminada al desarrollo de la futura flota de submarinos del país.


El diseño de los nuevos buques estará basado en sus U-212A y serán denominados 212CD. En ellos se pretende combinar la escasa firma en el mar de la que son capaces los 212A con una mayor autonomía, velocidad y resistencia, lo que les permitirá desarrollar operaciones en todo el mundo, según sus responsables.


En palabras del consejero delegado de TKMS, Rolf Wirtz, “la cooperación va más allá de la producción de submarinos para Noruega y Alemania”. Se trata, ha añadido, del “punto de partida para una cooperación más amplia entre los estados europeos en la adquisición de submarinos”.


“Con la nueva empresa conjunta y después de nuestra adquisición de Atlas Elektronik”, ha añadido Wirtz, “ahora estamos en una posición única para ofrecer el catálogo completo de servicios para submarinos convencionales, incluido el diseño, desarrollo, fabricación y ahora también la pieza central: los sistemas de combate “.


De acuerdo con la información adelantada hace unos meses por el Ministerio de Defensa noruego, “una parte importante de la cooperación [suscrita el pasado verano por ambos países] será el proyecto común para nuevos submarinos”. Se trata, añadió en un comunicado, de “la adquisición de submarinos idénticos [para ambos países] y la cooperación en la formación, los ejercicios, las piezas de repuesto, el mantenimiento y la gestión del ciclo de vida de los nuevos submarinos, además de la cooperación industrial entre Alemania y Noruega en la industria de Defensa”.


La nueva firma cuenta con la experiencia de TKMS en la producción de submarinos (lleva fabricados más de 160 en los últimos 60 años), la de Kongsberg en la entrega de sistemas de combate, y la experiencia que atesora Atlas Elektronik en sónares, sistemas de control de armas y otros componentes clave para sistemas de combate submarinos.


El calendario previsto contempla la formalización de un contrato común sobre los nuevos submarinos (en principio cuatro para Noruega y dos para Alemania) en 2019. De este modo será posible entregarlos entre mediados de la década de 2020 y 2030. Entre tanto, continuarán prestando servicios los submarinos Ula noruegos, que comenzaron a operar entre 1989 y 1992 y cuentan a priori con una vida útil de treinta años.


Los submarinos del tipo U-212 , en los que está previsto que se base el futuro desarrollo, desplazan 1.830 toneladas de inmersión y cuentan con una eslora de 56 metros. En su interior destaca su sistema de propulsión independiente de aire (AIP), que le permite permanecer bajo el agua durante largos periodos de tiempo. Estas naves ya prestan servicio en las armadas de Alemania e Italia.


La compañía Kta Naval Systems que nace ahora para impulsar estos planes, es propiedad en un 50 por ciento de Kongsberg y en otro tanto de Thyssenkrupp junto con su filial Atlas Elektronik. La nueva empresa de desarrollo, producción y mantenimiento de sistemas de combate operará desde la sede de la primera en Noruega y contará con una sucursal en la ciudad alemana de Bremen.


Source: Infodefensa.com

El Ejército de Tierra prepara su propio servicio de inteligencia

El CESEGET, Centro de Seguridad del Ejército de Tierra, va a recuperar sus tareas como servicio de inteligencia militar. Así lo han confirmado a El Confidencial Digital fuentes conocedoras de estos planes.

Visto bueno del JEMAD

La decisión, que parte del Jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Varela Salas, ya cuenta con el conocimiento y aprobación del Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

La unidad militar se implementará a lo largo de 2018. Supone, en la práctica, que Tierra vuelva a disponer de su propio servicio de inteligencia, ajeno y no vinculado orgánicamente al Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

Es una vuelta a los orígenes. Antes de la creación del CIFAS cada uno de los tres ejércitos tenía su propia unidad de inteligencia. El CESEGET en Tierra, la Sección de Seguridad Naval Central (SSN) en la Armada y la Dirección de Seguridad y Protección de la Fuerza en el Ejército del Aire.

Con la creación e implementación del CIFAS, fundado en 2005 sobre los cimientos de la antigua división de inteligencia adscrita al Estado Mayor de la Defensa, las tres unidades de inteligencia cedieron el testigo al nuevo organismo y centraron su actividad en cuestiones relacionadas con la seguridad y la autoprotección de instalaciones y personal en territorio nacional.

Así, toda la actividad de recolección y análisis de inteligencia pasó a depender directamente del CIFAS y quedó, por tanto, bajo el mando directo del JEMAD. Su principal misión a partir de ese momento fue suministrar información tanto al Estado Mayor de la Defensa como al Mando de Operaciones (MOPS).

Fuentes militares explican que el componente de inteligencia es “vital” para la planificación, ejecución y seguimiento de todas las misiones internacionales en las que están involucradas las Fuerzas Armadas españolas. Por ello se entendió que la producción de inteligencia debía ir orientada más a operaciones –dependientes del MOPS- que al día a día de los tres ejércitos. Además, la unificación en el CIFAS agilizaba la comunicación y el intercambio de datos entre unidades.

Una decisión “sorprendente”

Fuentes próximas al Estado Mayor de la Defensa admiten que la decisión del Jefe del Estado Mayor del Ejército de reimpulsar el CESEGET como unidad de obtención de inteligencia ha generado cierta “sorpresa”.

La decisión que, de momento, sólo se conoce al más alto nivel, implica dotar de mayores recursos al CESEGET, que cuenta entre sus filas con militares y agentes de la Guardia Civil. La presencia de guardias civiles comisionados en el CESEGET se explica en términos prácticos: tienen consideración de agentes del orden –los militares no- y pueden actuar como tal durante una operación de inteligencia.

Además, permite el acceso a bases de datos estratégicas para cualquier labor de inteligencia y seguridad, como la redSIGO’, el Sistema Integrado de Gestión Operativa, Análisis y Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Yihadismo, Rusia…

Si bien los motivos aportados por la Jefatura del Estado Mayor del Ejército para la creación de este nuevo centro de inteligencia permanecen reservados, fuentes militares bien situadas explican a El Confidencial Digital que la decisión tiene cierta relación con el aumento de las amenazas a la seguridad de los militares.

Según explican, las materias que actualmente más preocupan a quienes diseñan los planes de autoprotección son la amenaza yihadista y la posible actividad de captación de inteligencia que realicen algunos países extranjeros. Concretamente “Rusia”.

En cuanto a la amenaza yihadista, el riesgo radica en los posibles ataques que puedan sufrir las tropas, pero también los episodios de intentos de captación interna por parte de células de reclutamiento ligadas a grupos islamistas.

Sobre las labores de contraespionaje, las fuentes consultadas recuerdan que la actividad de inteligencia de algunos países –especialmente Rusia- se ha disparado en España en los últimos años.


Source: Elconfidencial

Aluvión de visitas a la Academia de Infantería para la Inmaculada regalada por los cadetes

Este año la festividad Inmaculada Concepción se celebró de forma especial en la Academia de Infantería de Toledo. Se cumplía el 125º aniversario de su proclamación como patrona. Por conmemorar la fecha, la academia inauguró en el hall un cuadro de esta advocación mariana.

El cuadro fue sufragado íntegramente por cuestación entre los alumnos de infantería. La obra, titulada ‘Madre de los infantes’ y creada por el pintor Ricardo Sainz, ya ha llamado la atención a muchos grupos interesados por verlo.

Por ejemplo, tal y como ha sabido ECD, los profesores y alumnos del Colegio Valparaíso de Toledo han insistido en conocerlo en una reciente visita, además de  ver en vivo los vehículos acorazados y comprobar cómo es el trabajo diario de los alumnos del centro.

No son los únicos. Según ha sabido ECD, desde que se conociese la inauguración de la obra se han disparado las peticiones de grupos y particulares para conocer la obra expuesta en la Academia. Incluso viajes organizados a Toledo procedentes de otras ciudades han querido verlo in situ.

El lienzo mide 2,25 metros de alto y 1,45 de ancho, y se ha pintado al óleo. Tras varios meses de trabajo del pintor, se ha colgado en una de las escalinatas del gran recibidor al que se entra al traspasar la puerta principal de la Academia de Infantería de Toledo.

Su autor, Ricardo Sainz, explicaba a El Confidencial Digital que su intención era realizar un cuadro de la Inmaculada  “más moderno “ y adaptado al siglo XXI. Explica que para empezar la obra, se apoyó en la figura de la Virgen María. Pintó el cuadro a partir de una mujer que hizo de modelo y él luego se centró en darle rostro de la Virgen un rasgo “dulce y maternal con los soldados”. De ahí el título “Madre de los Infantes”.

Una patrona con historia

La vinculación entre la Inmaculada Concepción y el ejército español viene de muchos siglos atrás, aunque en cierta manera se suele considerar un punto culminante el denominado “milagro de Empel”: la victoria que el Tercio Viejo de Zamora consiguió el 8 de diciembre de 1585 en Flandes, al conseguir romper un cerco de los rebeldes holandeses justo después de encontrar enterrada una tabla flamenca con una imagen de la Inmaculada Concepción.

Sin embargo, no fue hasta 1892 cuando la reina regente María Cristina declaró por real orden “Patrona del Arma de Infantería a Nuestra Señora la Purísima e Inmaculada Concepción, que ya lo fue del antiguo Colegio Militar y lo es de la actual Academia General y de un gran número de Regimientos”.


Source: Elconfidencial

Alemania rechaza por "importantes deficiencias" su primera fragata F125

La última fragata F125, fabricada por el Arge F125, que incluye a las constructoras navales ThyssenKrupp Marine Systems y Lürssen, debe volver al astillero. La autoridad alemana de adquisiciones militares BAAINBw (agencia federal de equipamiento, tecnologías de la información y apoyo en servicio de la Bundeswehr) ha rechazado la entrega del buque por “las importantes deficiencias a bordo” detectadas, de acuerdo con un comunicado de la Armada alemana. La nave deberá ser sometida ahora a las mejoras y correcciones necesarias antes de que pueda ser definitivamente aceptada.


Se trata de la primera vez en la historia naval del país que la BAAINBw se niega a recibir un buque y lo devuelve a su fabricante. La nave, que se ha estado construyendo durante seis años, permanecerá en Hamburgo desde el 19 de enero para ser sometida a nuevos trabajos, de acuerdo con un portavoz de la autoridad de adquisiciones militares.


El Baden-Württemberg, como ha sido bautizado tanto el barco como la clase de cuatro fragatas gemelas encargadas por Alemania, fue sometido recientemente a pruebas en el Mar del Norte, frente a Noruega y Kiel. Tras los malos resultados, “el consorcio Arge F125 tiene la oportunidad de corregir los errores”, de acuerdo con la nota de la Armada, que especifica “que existen considerables defectos de software y hardware a bordo de la nueva fragata”. De ahí “la razón del regreso al astillero”.


La compañía alemana ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS) ya botó en 2016 la fragata Sachsen-Anhalt, la tercera de la clase 125, compuesta por cuatro naves. Las dos unidades anteriores, la Baden-Württemberg, que ha sido devuelta, y la Nordrhein-Wesfalen, fueron lanzadas en diciembre de 2013 y abril de 2015, respectivamente.


El programa total de fragatas F125, con el que Alemania pretende sustituir a sus antiguas F122, está valorado en alrededor de 3.000 millones de euros, según la Armada del país.


ThyssenKrupp Marine Systems lidera el consorcio Arge F125 que en 2007 obtuvo el contrato de fabricación de los cuatro buques, en el que también participan los astilleros Lürssen Werft. Con ellos se sustituirán a las ocho fragatas de la clase 122 con las que cuenta la Marina Alemana.


De acuerdo con el fabricante, los F125 “están diseñados para la prevención de conflictos, la gestión de crisis y el desarrollo de operaciones intervención/estabilización en el ámbito internacional”. Se trata de buques concebidos para ser capaces de permanecer hasta dos años seguidos en el mar.


ThyssenKrupp Marine Systems es una de las seis grandes constructoras navales militares europeas. Las otras cinco son la británica BAE Systems, la francesa Naval Group, la italiana Fincantieri, la española Navantia y la neerlandesa Damen.


Source: Infodefensa.com

Nexter presenta la última versión del sistema de artillería 8×8 Caesar

La compañía francesa Nexter continúa añadiendo mejoras a su sistema de artillería autopropulsado Caesar, adquirido de momento por los ejércitos de Francia, Dinamarca, Indonesia, Tailandia y un país de Oriente Medio cuya identidad no ha trascendido. La empresa ha realizado una demostración con munición real frente a representantes de 18 países en la que ha puesto a prueba las capacidades de sus sistemas tierra a tierra de 105 y 155 mm.


La firma ha aprovechado la oportunidad para mostrar por primera vez la última versión de su Caesar 8×8 con sistema de carga automática. Esta plataforma va dotada de un dispositivo que asegura cadencias de disparo constantes y sostenidas en cualquier condición ambiental. En estas pruebas, realizadas frente a más de 80 personas, la compañía evidenció “la simplicidad de uso de este sistema de armas y confirmó su capacidad de supervivencia contra disparos” de respuesta, de acuerdo con la información facilitada por Nexter.


La nueva versión fue capaz de marcarse “un tiempo entre la llegada al punto de disparo y el inicio, después de lanzar una salva de seis proyectiles, de menos de tres minutos”. El Caesar es un sistema de artillería dotado de un cañón de 155 mm instalado sobre un camión de tracción 6×6 u 8×8.


Pruebas del 105 LG1


La sesión de demostraciones se completó con la presentación del sistema de artillería remolcada de 105 mm LG1. Se trata de un arma preparada para ser desplegada en un vehículo ligero, en helicóptero o incluso lanzada en paracaídas. Sus desarrolladores la definen como la pieza de artillería de asalto de 105 mm más ligera del mundo. Se trata de un elemento diseñado para proporcionar fuego de apoyo a fuerzas de reacción rápida.


El 105 LG1 ya se encuentra en servicio en las fuerzas armadas de Singapur, Tailandia, Indonesia, Bélgica, Canadá y Colombia.


El grupo Nexter suministra, entre otros, sistemas de armas y municiones para fuerzas navales, terrestres, aéreas y cuerpos policiales. Entre sus productos más conocidos se encuentran el sistema de artillería autopropulsada Caesar, los cañones Trajan, el tanque Leclerc, los blindados VBCITitus y Aravis, y la munición inteligente Bonus. Además es, junto a Thales y Renault Trucks Defence, una de las compañías que lidera el programa francés Scorpion, en el que se enmarca el desarrollo de los futuros vehículos blindados Griffon y Jaguar. La empresa facturó en 2016 un total de 866 millones de euros, de los que dedicó un 19 por ciento a actividades de investigación y desarrollo.


Source: Infodefensa.com

Bélgica desembolsará 258 millones en el octavo avión A330 MRTT para la OTAN

El Consejo de Ministros belga ha hecho efectivo el acuerdo firmado el pasado febrero para unirse a la flota multinacional europea de aviones de abastecimiento aéreo y transporte Airbus A330 MRTT. Bruselas ha acordado destinar 258 millones de euros a la compra de una nueva unidad de la aeronave para participar en este programa, conocido por las siglas en inglés MMF. En él ya están implicados Países Bajos y Luxemburgo, que arrancaron la iniciativa en 2016, y Alemania y Noruega, que se sumaron oficialmente el pasado verano.


Con la nueva adhesión, la MMF llegará a las ocho aeronaves, producto de la suma de las dos comprometidas inicialmente por Ámsterdam y Luxemburgo, más los cinco encargados con la entrada de Berlín y Oslo, y la nueva unidad a la que ahora va a hacer frente Bélgica.


De momento no ha trascendido cuándo podrá ser entregado este último aparato, aunque el ministro de Defensa belga, Steven Vandeput, ha explicado que deberá estar operativo en 2025. Los siete anteriormente solicitados está previsto que sean suministrados entre los años 2020 y 2022.


Las aeronaves del MMF serán propiedad de la OTAN, estarán estacionadas en la base aérea de Eindhoven, al sur de Países Bajos, desde donde operarán para los cinco países adheridos a la iniciativa. Los costes y el personal necesarios para operar con la nueva flota multinacional de aviones de abastecimiento aéreo y transporte serán asignados en función de las horas de vuelo necesarias para cada país.


La Agencia Europea de Defensa (EDA) fue la encargada en 2012 de emprender la iniciativa para lograr una autonomía de los socios del viejo continente en el reabastecimiento en vuelo. A día de hoy los países europeos suman alrededor de cuarenta aviones cisterna de una docena de tipos diferentes y que además tienen dificultades para operar con los permisos necesarios.


Hasta el momento se habían ido logrando autorizaciones específicas caso a caso para atender una operación de guerra, por ejemplo. Cuando Europa ha percibido una situación de urgencia en la que las necesidades de suministro en vuelo han aumentado, como en las campañas militares sobre Libia y Mali, ha acudido a la ayuda de Estados Unidos para contar con una capacidad de la que no dispone sí misma.


Para corregir la situación la EDA inició su campaña para lograr un enfoque coordinado y sin restricciones con el objeto de aumentar la flexibilidad de los reabastecimientos y facilitar los despliegues inmediatos de los recursos militares.


Así, hace seis años los ministros de Defensa adscritos a la agencia le encargaron crear una aeronave multinacional de reabastecimiento en vuelo. En este contexto se firmó el contrato de adquisición de los dos primeros MRTT (Multi Role Tanker Transport) por parte de la Occar en nombre de los países compradores (inicialmente Países Bajos y Luxemburgo).


Al sumarse más países al acuerdo suscrito con Airbus –fabricante de los aparatos–, los costes comprometidos se repartirán con todos ellos. La iniciativa, como ha apuntado el general Meiriño, Arturo Meiriño, director Organización Conjunta para la Cooperación en Materia de Armamento (Occar), también está abierta a que puedan adherirse más socios. En total, el número de A330 MRTT previsto es de ocho unidades. De darse el caso, la base de Eindhoven cuenta con espacio suficiente para acogerlos a todos.


Francia y Reino Unido, entre otros países, pueden acabar también implicados en tareas de formación, instrucción y mantenimiento de los nuevos aviones. Francia recibirá su primer A330 MRTT propio en, mientras que Reino Unido ya cuenta con este modelo en servicio.


Source: Infodefensa.com

El 80% de los lectores de ECD apoyan la vuelta de la ‘mili’

El 9 de marzo de 2001, el Consejo de Ministros del Gobierno de José María Aznar aprobó el decreto que ponía fin al servicio militar obligatorio. El 1 de enero de 2002, todos los miembros de las Fuerzas Armadas pasaron a ser profesionales.

En estos 17 años sin ‘mili’ se ha vuelto a plantear en varias ocasiones, y desde círculos distintos, la recuperación de un tipo de servicio militar para jóvenes. En 2016, Albert Rivera planteo crear una ‘mili’ para jóvenes mayores de edad que no tengan trabajo ni estudios. ‘Ninis’ como se les denomina coloquialmente.

Un sector del PP lo ve con buenos ojos

Sin embargo la propuesta no tuvo el más mínimo respaldo entre otras formaciones. Al menos, públicamente. Según publicó El Confidencial Digital hace unos meses, de fuentes bien situadas en el Partido Popular, existe un sector de la formación que ve con buenos ojos un plan similar al pretendido por Rivera.

Tal y como explican estas voces, la idea viene fraguándose desde hace tiempo y hay “cierto debate interno” entre un sector de los ‘populares’, especialmente entre miembros de la denominada ‘vieja guardia’ que asumen que España tiene un “problema grave con su cultura de defensa”.

En estos círculos hay quien entiende, según ha sabido ECD, que la supresión drástica del servicio militar obligatoria “fue un error”, e incluso plantean que en un futuro se pueda poner en marcha “una mili a la argentina”.

Hacen referencia al sistema de Servicio Militar Voluntario que sustituyó en Argentina a la ‘colimba’, como se denominaba a la mili en el país sudamericano. Está orientado a jóvenes sin trabajo y lleva aparejada una remuneración.

Apoyo a una vuelta de la ‘mili’ en España

A raíz de este asunto, El Confidencial Digital planteó a sus lectores una encuesta los pasados 16 y 17 de diciembre, con la siguiente pregunta: “¿Qué le parecería la vuelta de la ‘mili’ en España?”

“Bien, porque ayudará a inculcar disciplina a los jóvenes”: esta fue la opción por la que se decantaron la mayoría de los lectores que respondieron a la encuesta. Concretamente, el 53,9%, con 2.106 votos, se posicionaron así sobre la reinstauración del servicio militar obligatorio.

Por su parte, otros 955 participantes (24,44%) también lo aprueban porque creen que fomentará las relaciones entre jóvenes de toda España. En cambio, un 20,73% (810 apoyos) rechazan la vuelta de la ‘mili’ porque la considera “anacrónico”. Un total de 36 lectores de ECD optaron por el “no sabe no contesta”.


Source: Elconfidencial

Arranca un ejercicio clave para la creación de la verdadera defensa europea

Comienza un año en el que está previsto que el gasto mundial en defensa llegue a su máxima cuota desde la Guerra Fría y en el que Europa se ha marcado el reto de crear un verdadero ente militar común. El compromiso suscrito a finales de 2017 por 25 países de la Unión Europea para estrechar sus lazos militares, en la llamada Estructura de Cooperación Permanente (Pesco), tomará forma este ejercicio, en el que está previsto que arranque la iniciativa en un contexto que vuelve a ser expansivo en gastos militares.


Si se cumplen las estimaciones, el planeta dedicará 1.670 millones de dólares a gastos militares durante 2018. Se trata del mayor desembolso en estas partidas desde el final de la Guerra Fría, hace casi treinta años. La cifra supera el récord alcanzado en el año 2010, cuando se registró un montante total de 1.630 millones de euros.


En 2018 comenzará a andar oficialmente la Pesco, que de momento ya cuenta con una primera lista de 17 proyectos iniciales. Sus miembros podrán desarrollar conjuntamente capacidades de defensa, invertir en proyectos compartidos o mejorar la preparación operativa y la contribución de sus fuerzas armadas. Esta iniciativa se apoyará en el Fondo Europeo de Defensa, aprobado el pasado junio. La Pesco podrá complementar a la OTAN con capacidades estratégicas y operativas a las que la Alianza Atlántica no llega. En todo caso, al igual que ocurre con la OTAN, en la Pesco se incluirán fuerzas y capacidades militares que seguirán siendo nacionales.


En Europa también destaca la negociación entre los países de la UE que comenzará este año para que puedan financiarse con 500 millones de euros entre 2019 y 2020 distintos desarrollos industriales de defensa. El desembolso se realizará a través del Fondo Europeo de Defensa que la Comisión Europea propuso crear hace algo más de un año y al que quiere dotar de 5.500 millones de euros al año a partir de 2021, tal y como recogió entonces Infodefensa.com.


El objetivo de este fondo, según el Plan de Acción Europeo de Defensa, es “apoyar la inversión en investigación conjunta y el desarrollo conjunto de equipos y tecnologías de defensa”. La propuesta incluyó dos secciones complementarias pero diferentes en cuanto a estructura legal y fuentes presupuestarias.


Además, si no hay contratiempos, en breve podrá estar listo el sistema de préstamos entre países miembros de la Agencia de Defensa Europea (EDA) con los que se pretende facilitar el lanzamiento de nuevos proyectos multinacionales de investigación y de desarrollo de capacidades. Se trata de un mecanismo de cooperación financiera (conocido como CFR por las siglas de la expresión en inglés) concebido para solventar la asimetría presupuestaria entre los países miembros que dificulta este tipo de iniciativas. Es decir, no todos cuentan con la disposición de fondos necesarios para aportar a una cooperación en el momento oportuno. Con este sistema se espera resolver el problema.


La Unión Europea también aportará por primera vez este año fondos para luchar contra la propaganda exterior. La iniciativa, dotada con 800.000 euros, tiene como objetivo directo contrarrestar las informaciones que publica Moscú sobre la UE, a las que considera sesgadas. A este cometido dedican desde ahora su labor un grupo de hasta una decena de expertos, entre los que figuran algunos con un dominio amplio del ruso. Su trabajo consiste en seguir medios rusos y redes sociales con ese mismo origen para tratar de contrarrestar las que califican como campañas de desinformación de Moscú y su prensa afín.


Entre tanto, el viejo continente seguirá aumentando sus gastos previstos en defensa, acercándose al 2 por ciento del PIB comprometido con la OTAN. Este año espera entrar en ese club de miembros que emplean esa cantidad en su seguridad Lituania. El salto es muy notable, ya que en 2014 ese país ni tan siquiera empleaba el 0,9 por ciento de su economía en defensa. En total supone aproximarse a los 900 millones de euros en gastos militares. Junto con Lituania también está previsto que alcance esa cuota Letonia. El resto de países de la Alianza Atlántica que ya llegan al 2 por ciento del valor de sus productos interiores brutos a gastos militares son Estados Unidos, Estonia, Grecia, Polonia, Reino Unido y Rumanía, que según sus autoridades ya alcanzó esa cifra en el pasado ejercicio.


Más allá de Europa destaca en este ámbito que este es el primer año con una Defensa de Estados Unidos presupuestada por la nueva administración Trump. En total los gastos militares del país suben más de un 11 por ciento respecto al ejercicio precedente. La cifra resulta tan notable en gran parte por las significativas bajadas de los años anteriores.


Con estos incrementos el nuevo ejercicio depara una serie de movimientos cruciales en el sector de la defensa internacional.


Contratos en el Aire


Varios importantes concursos en el sector aeronáutico militar esperan conocer ganador este año. Bélgica, que prevé la adquisición de 34 aviones de combate para sustituir a su actual flota de 54 F-16, dará a conocer el nombre del modelo elegido a mediados del ejercicio, si no hay contratiempos. Los candidatos para hacerse con el contrato belga, estimado en 3.700 millones de euros, son la compañía norteamericana Lockheed Martin, que opta con su F-35A Lightning II, la francesa Dassault Aviation, que ofrece  su Rafale; y  Eurofighter, desarrollado por el consorcio del mismo nombre y financiado por Reino Unido, Alemania, Italia y España.


Finlandia, por su parte, continúa adelante con su programa HX para dotarse de un nuevo caza que a partir de 2025  sustituya sus actuales 62 aviones de combate F/A-18 Hornet. Se trata de un proyecto valorado en entre 7.000 y 10.000 millones de euros del que en la próxima primavera lanzará previsiblemente su correspondiente RFQ (siglas en inglés con las que se indica la fórmula de solicitud de ofertas) a los cinco fabricantes que ya respondieron a una previa RFI (solicitud de información).


Las compañías con opciones en este caso son la británica BAE Systems, que representa al modelo Eurofighter, fabricado por la empresa conjunta del mismo nombre que forma con la europea Airbus y la italiana Leonardo; la francesa Dassault Aviation, que oferta su avión Rafale; la sueca Saab, constructora del caza  Gripen, y las estadounidenses Boeing, que opta con su  F/A-18 Super Hornet, y Lockheed Martin, contratista principal del F-35.


Este año puede suponer para Francia un nuevo ejercicio de ventas al exterior de su caza Rafale. El CEO (consejero delegado) de la compañía francesa Dassault AviationEric Trappier, anunció el pasado mayo que se encuentra en negociaciones para suscribir un nuevo acuerdo de exportación de este avión de combate. El nuevo contrato estará previsiblemente listo para ser firmado este 2018. De cuajar, la nueva venta internacional se sumará a las que ya ha suscrito con Egipto para el suministro de 24 unidades de este caza, Catar, al que proveerá de otros 24 aparatos y La India, con quien formalizó la entrega de 36 aviones. Estas tres operaciones fueron anunciadas en 2015.


Al otro lado del Atlántico, Boeing comenzará este ejercicio la fabricación del aparato para pruebas de la nueva generación del helicóptero H-47 Chinook. De esta forma el modelo se afianza como el helicóptero más longevo de la historia. El primer aparato fue introducido en 1962, hace más de medio siglo, y se prevé que alcance un siglo completo operativo. La clave está en la modernización de esta aeronave pesada que, entre otros, opera para los ejércitos de Estados Unidos, Reino Unido, Japón, España, Australia y Países Bajos.


El Pentágono adjudicó el pasado verano a Boeing un contrato de casi 277 millones de dólares para el desarrollo y construcción del nuevo CH-47F Block II. Se trata de la última versión mejorada de la aeronave, que contará con una mayor capacidad de carga útil y más agilidad en el campo de batalla, a la vez que se prepara al Chinook para obtener mayores ganancias de comportamiento en el futuro.


En un similar nivel de importancia también puede resultar que el mayor programa militar de la historia, el del avión de combate F-35, espera alcanzar este año un importante hito en su ratio de producción. El fabricante principal, Lockheed Martiin, prevé llegar a una velocidad de 130 unidades producidas al año a finales de este ejercicio. De conseguirlo el acelerón del proyecto será notable, ya que en 2016 apenas logró entregar 46 aparatos.


Volviendo a Europa destaca que ell Ministerio de Defensa de Alemania, que pospuso el año pasado la formalización del contrato previsto con MBDA para la adquisición del sistema de defensa aérea y antimisiles MEADS, firmará previsiblemente el acuerdo esta primavera. El retraso vino motivado por las elecciones federales que fueron convocadas para el pasado septiembre.


La Fuerza Aérea alemana eligió en junio de 2015 el MEADS como base del sistema de la red de defensa antiaérea y antimisiles de próxima generación TLVS, que sustituirá la protección proporcionada desde los años 1980 por las antiguas baterías de misiles Patriot. El desarrollo del TLVS será realizado por MBDA Alemania y la norteamericana Lockheed Martin, socios del MEADS a través de la empresa conjunta MEADS International.


Alemania también tiene previsto emitir a lo largo del segundo trimestre del nuevo año una solicitud de información sobres sus ofertas a los fabricantes candidatos a dotarle de entre 45 y 60 nuevos helicópteros pesados. Se trata de un contrato valorado en 4.000 millones de euros al que concurrirán las compañías norteamericanas Lockheed Martin –propietaria desde 2015 del fabricante Sikorsky– y Boeing. La primera ofrece su aeronave CH-53K y la segunda el CH-47. El objetivo es reemplazar a la actual flota de helicópteros CH-53G del Ejército alemán (Bundeswehr).


En helicópteros también es importante el anuncio realizado a finales de 2017 por el secretario de Estado del Ministerio de Defensa polacoBartosz Kownacki, de que la licitación de helicópteros para las fuerzas armadas del país podría iniciarse a principios de 2018. El político detalló que la fecha concreta depende de las compañías ofertantes, que solicitaron más tiempo para poder formalizar sus propuestas. Airbus, Sikorsky y Leonardo, se encuentran entre las compañías con opciones.


Por otra parte, la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF), prevé comenzar a recibir su nuevo avión de suministro de combustible KC-46 este año, después de los atrasos que han afectado al programa durante los últimos meses, de los que Infodefensa.com ha venido informando. Los KC-46 sustituirán a la flota estadounidense de KC-135 actualmente en servicio. El fabricante los describe como aviones de fuselaje ancho, multipropósito, actualizados con las más avanzadas tecnologías y capaces de cumplir o exceder las necesidades de transporte de combustible, carga, pasajeros y pacientes de la Fuerza Aérea.


También la USAF tiene previsto sustituir sus veteranos Bell UH-1N Huey, que adquirieron fama en la Guerra de Vietnam, por 82 nuevos helicópteros en virtud de un contrato que se espera firmar este año. A este acuerdo aspira Boeing con su helicóptero MH-139, un aparato basado en el AW139 de Leonardo.


Francia recibirá este año su primer avión de reabastecimiento en vuelo A330 MRTT, un aparato clave para el futuro de Airbus Defence and Space que ya presta servicio en Reino Unido y que ha sido encargado por Países Bajos, Luxemburgo, Alemania y Noruega para equipar la futura flota multinacional de aviones tanqueros MMF de la OTAN.


Dentro del gigante aeroespacial y de defensa europeo destaca que Airbus Helicopters espera conseguir este año la calificación de su novedoso sistema de armas HForce para el helicóptero H145M. Se trata de un equipo concebido para transformar aeronaves convencionales en aparatos de ataque ligeros capaces de equipar multitud de armas, como misiles, cohetes guiados o no por láser, cañones y ametralladoras.


En esta misma empresa resulta también importante que su actual consejero delegado (CEO), Guillaume Faury, dejará su puesto en febrero para pasar a presidir Airbus Commercial Aircraft. El cambio se produce como consecuencia de la salida del actual jefe de operaciones (COO) del gigante europeo aeroespacial y de defensa, Airbus, Fabrice Brégier.


Por último, este año destaca en Rusia por ser el de la previsible entrada en servicio este de su nuevo MiG 35, su caza “con mayor potencial para exportar”. Así lo definió el director general de MiG, el fabricante, Iliá Tarasenko, a Infodefensa.com en una entrevista exclusiva el pasado febrero, tras la presentación de la aeronave. De momento ya se ha cerrado un contrato con las Fuerzas Aeroespaciales rusas sobre el suministro en serie de más de 35 de estos aviones de combate.


Nuevos vehículos por Tierra


Sin salir de Rusia, éste prevé ser el año del inicio de la fabricación en serie del nuevo carro de combate ruso T-14 Armata, según las estimaciones del director general de la compañía rusa Uralvagonzavod (UVZ), Oleg Siyenko. Las Fuerzas Armadas de Rusia ya recibieron en 2016 las primeras unidades de esta arma para iniciar los correspondientes ensayos, como informó Infodefensa.com. Las autoridades militares de Moscú tienen firmado un acuerdo con el consorcio  UVZ por el que se prevé el suministro de más de cien tanques de este modelo.


El T-14 Armata fue mostrado por primera vez en público, en las calles de Moscú, en 2015 , durante el 70 aniversario de la victoria sobre Alemania en la Segunda Guerra Mundial. El diario alemán Bild llegó a publicar que los tanques de la misma entidad en servicio en los países de la OTAN, como el alemán Leopard 2 y el estadounidense Abrams, no tendrían posibilidades de sobrevivir frente al nuevo carro de combate ruso durante un hipotético combate. Se trata, añadió la fuente, del “único tanque en el mundo que puede protegerse de ataques provenientes de cualquier lado, además de ser una amenaza tanto para otros tanques, como para aviones y helicópteros a baja altura”.


Más hacia occidente, resulta notable que el Ejército de Dinamarca comenzará a recibir los más de 300 blindados 8×8 Piraña 5 encargados a General Dynamics European Land Systems (GDELS). Las primeras unidades ya fueron entregadas por el fabricante el año pasado al organismo danés de adquisiciones (conocido por las siglas DALO). El contrato para la adquisición de 309 Piraña 5 APC (siglas en inglés de blindado de transporte de personal) por parte de Dinamarca incluye seis variantes distintas del vehículo. Una para su uso como transporte de infantería, otra para mando, otra como ambulancia, otra más para ingenieros, una quinta como plataforma de mortero y una última para reparaciones. Las entregas deberán estar concluidas en 2023.


Este año también está previsto que Austria comience a recibir su nuevo lote de 34 blindados Pandur 6×6 adquiridos a GDELS el año pasado, y que se sumarán a los 71 vehículos de este modelo con los que ya cuentan sus fuerzas terrestres.


Un nuevo gigante Naval


Este 2018 es clave en el proyecto de las constructoras navales  Fincantieri (Italia) y Naval Group (Francia) para crear el ansiado ‘Airbus Naval’. El sueño de unir a los principales astilleros europeos bajo el paraguas de una gran firma común es un clásico que va tomando forma. El próximo junio deberá estar definida una hoja de ruta detallada con los principios de la alianza. El consejero delegado de Fincantieri,  ya alentó en 2016 la creación de lo que denominó como un “Airbus naval” en Europa para mejorar la competitividad de esta industria del viejo continente frente al resto del mundo.


En aquellas declaraciones Bono se refirió a un acuerdo mucho más ambicioso, en el que en primer lugar exhortaba a la francesa DCNS (actual Naval Group) a emprender esta unión que ahora se ha acordado, pero también apelaba a los otros cuatro grandes astilleros con capacidad de construcción militar del continente: BAE Systems (Reino Unido), ThyssenKrupp Marine Systems (Alemania), Navantia (España) y Damen (Países Bajos).


Entre tanto, la parte italiana de esta alianza, Fincantieri, comenzará este año la fabricación de siete buques militares para la fuerza naval de Catar valorados en 5.000 millones de euros. Se trata del mayor encargo de la historia de esta empresa pública italiana. El encargo consiste en un buque de transporte anfibio (LPD, por las siglas de Landing Platform Dock), dos buques de patrulla oceánica (OPV, por las siglas de Offshore Patrol Vessel), cuatro corbetas de más de 100 metros de eslora y servicios asociados a su mantenimiento durante quince años después de las entregas. Los trabajos tendrán lugar íntegramente en Italia.


Resulta singular que Bélgica y Países Bajos lanzarán el próximo abril una licitación europea para dotarse de una nueva flota de nuevos cazaminas. Ese mes está previsto que Bruselas emita su solicitud de propuesta a los fabricantes para este proyecto en el que se espera contar con el primer buque en 2023.


En Asia destaca que la India prevé comenzar a operar su primer portaaviones de fabricación nacional, el INS Vikrat, este mismo ejercicio. El barco, de 40.000 toneladas y propulsión diésel, fue botado en 2013 y ha sido diseñado para operar con cazas MiG-29K, entre otros aviones y helicópteros.


Otro portaaviones, el británico HMS Queen Elizabeth, que fue entregado a finales de 2017, continuará este nuevo ejercicio acumulando hitos claves antes de que alcance su plena operatividad dentro de la Royal Navy (Armada Real británica). El próximo octubre comenzarán, si no hay contratiempos, una serie de pruebas en EEUU y también está previsto que los primeros aviones F-35B comiencen a volar desde el buque. El HMS Queen Elizabeth, como ocurre con su gemelo en construcción, el HMS Prince of Wales, fue encargado a BAE Systems para ser ensamblado en Babcock Marine. Se trata de un buque de 280 metros de eslora y 65.000 toneladas de desplazamiento.


Source: Infodefensa.com

Francia recibe su primer avión C130J adquirido mientras mejora el A400M

Francia ya cuenta con el primer avión C-130J Super Hercules de la escuadra que creará junto a Alemania para cubrir sus necesidades mientras los nuevos A400M de Airbus alcanzan las capacidades previstas. El avión, que fue recibido en la base de Orleáns-Bricy, en el centro del país, a finales de diciembre, será entregado oficialmente este mes.


El Gobierno francés solicitó en 2015 a Estados Unidos la compra de cuatro aviones de transporte C-130J, fabricados por Lockheed Martin. El vendedor estimó entonces el coste de estas unidades más el del equipo asociado, piezas y apoyo logístico en 650 millones de dólares. Francia anunció previamente su intención de hacerse con cuatro C-130 para dar apoyo a sus fuerzas de operaciones nacionales mientras que los nuevos A400M , fabricados por Airbus Defence and Space, no cuentan aún con las capacidades de repostar helicópteros en vuelo ni de lanzar paracaidistas desde sus puertas laterales. Se trata de unas carencias en las que el fabricante europeo trabaja desde hace meses para solventarlas definitivamente.


El encargo francés inicial de C-130 J Super Hercules incluía dos aeronaves con capacidad de suministrar combustible a helicópteros en vuelo, variante conocida como KC-130J (segunda imagen), dotadas de motores turbohélices Rolls Royce AE-2100D, otras dos de la variante C-130J, también equipadas con propulsores del mismo tipo, más otros cuatro Rolls Royce AE-2100D para repuestos.


Según la información facilitada en su momento por la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad estadounidense (DSCA, por sus siglas en inglés) la adquisición solicitada incluye seis sistemas de contramedidas AN/ALE 47; seis sistemas de alerta de misiles AN/AAR-47A(V)2; seis receptores de alerta radar AN/ALR-56; diez equipos integrados GPS/INS; veinte radios, diez de ellas AN/ARC-210 y diez AN/ARC-164 UHF/VF, más otras dos HF; diez terminales de voz seguras KY-100 , y diez equipos de voz segura KYV-5.


El año pasado Francia suscribió la creación junto a Alemania de  una flota conjunta de doce aviones militares de transporte C-130J . El acuerdo contemplaba la compra por parte de París de otras dos unidades más y de otra media docena de aparatos por parte de Berlín.


Tanto París como Berlín anunciaron estos planes de adquisiciones con un mismo argumento: mantener capacidades mientras la flota de aviones A400M encargada por ambos países alcanza niveles de operatividad óptimos. Se da la circunstancia de que se trata de los dos principales clientes del programa europeo de este modelo desarrollado por Airbus Defence and Space.


El C-130J es una actualización completa del C-130 Hercules, que incluye nuevos motores y una nueva cabina de vuelo, entre otros sistemas mejorados. Los Hercules son las aeronaves militares que más tiempo se han estado fabricando de la historia. La variante  C-130J está configurada como avión de transporte táctico.


En su interior es capaz de alojar más de 90 pasajeros o cerca de 22 toneladas de carga, lo que puede incluir hasta tres vehículos todoterreno Humvee o un transporte blindado M113. Para levantar ese peso cuenta con cuatro motores turbohélice AE 2100D3 con una potencia de 3.458 kW cada uno y que mueven una hélice Dowty Rotol D391 con seis palas por cada motor.


El aparato, de 40 metros de envergadura, puede volar a más de 600 kilómetros por hora y cubrir 5.250 kilómetros de distancia. Puede despegar en pistas de menos de un kilómetro con un peso total de algo más de 70 toneladas (su peso máximo al despegue alcanza las 79 toneladas y en vacío es de 34 toneladas).


Lockheed Martin recibió en 2016 una inyección de 10.000 millones de dólares por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos para continuar con el programa de producción de aviones de transporte C-130J.


Source: Infodefensa.com

Buques de Acción Marítima: Los grandes desconocidos de la Armada Española (II)

Si en la primera parte de nuestro artículo sobre los Buques de Acción Marítima hablábamos sobre la génesis del programa, la configuración de los buques, su armamento y electrónica, ahora toca hacerlo acerca de las misiones que realizan, los “otros” BAM (Intervención Subacuática, Investigación Oceanográfica y Colector de Inteligencia) y el futuro de estos magníficos buques tanto en la Armada Española, que ya ve cerca la aprobación de una nueva serie como en el exterior. Unos buques necesarios y muy completos pero cuyas virtudes, por discretas, poca gente entiende.

 

*

 

Los últimos de la serie: P-45 Audaz y P-46 Furor

Hasta el momento se han botado seis buques de acción marítima, con las dos últimas unidades (P-45 Audaz y P-46 Furor) en un estado muy avanzado de su construcción en las instalaciones de Navantia y pendientes de su entrega a la Armada Española a lo largo de 2018. A diferencia de las cuatro primeras unidades, estas últimas se han beneficiado de pequeños cambios como la inclusión de nuevos materiales que mantienen la resistencia estructural y balística reduciendo el peso de la obra muerta y mejorando con ello la estabilidad de los buques.

El camino ha sido tortuoso, con diversos rumores, noticias esperanzadoras que la realidad presupuestaria ha truncado y vueltas de tuerca. En 2014 la SEPI aprobaba la construcción de las hasta ahora dos últimas unidades de la serie, cortándose las primeras chapas en diciembre de ese mismo año. Esto suponía la vuelta a la construcción militar para la Armada Española por parte de Navantia después de largos años de parón, tras la finalización en 2011 de la última fragata de la clase F-100 (F-105 Cristóbal Colón) y del cuarto BAM (P-44 Tornado).

Es cierto que ese mismo año, 2011, el futuro S-80 había recibido su vela, pero también que desde entonces los problemas en el programa se sucederían, agravados por la catastrófica participación de Abengoa y por fallos de diseño. La necesidad de replantear todo el programa no hizo sino agravar el parón constructivo de una Navantia acosada por los sindicatos y que por fortuna había sobrevivido gracias a la exportación.

Buques de Acción Marítima en su base de Las Palmas. Foto - El Confidencial Digital
Buques de Acción Marítima en su base de Las Palmas. Foto – El Confidencial Digital

Por el camino, el Consejo de Ministros había aprobado la construcción de cinco BAM adicionales, tres de ellos en versión BAM-P (versión patrullero), otro de investigación oceanográfica y otro más de buceo y rescate submarino, ya en julio de 2011. Además, lo hacía gracias a la ayuda del Ministerio de Ciencia y Cultura, interesado en cofinanciar la construcción de las dos unidades especiales pues, todo hay que decirlo, el servicio que presta buques como el BIO Hespérides a nuestra ciencia, es impagable.

Por desgracia, una decisión tan esperanzadora para la industria naval y para la propia Armada, quedaría en agua de borrajas. Menos de un año después, en junio de 2012, el por entonces JEMAD, almirante Fernando García Sánchez, confirmaba el retraso en el programa BAM, su previsible recorte y, de paso, arrojaba un jarro de agua fría tanto a la industria de defensa, como a la propia Armada al dar por cerrado el programa F-100 sin alcanzar nunca la esperada sexta unidad.

Finalmente, hubo que esperar hasta abril de 2016 para que el programa BAM cogiese otra vez impulso, al iniciarse los primeros trabajos de corte de chapa de forma simultánea en las instalaciones que Navantia posee en Ferrol y Cádiz. Los dos nuevos BAM suponían un considerable balón de oxígeno, gracias a un contrato ha supuesto 2,2 millones de horas de trabajo y la generación de 1.350 empleos directos e indirectos (aproximadamente 250 serían empleados directos de Navantia y 1.050 empleados de la industria auxiliar y otros suministradores).

Botadura del Audaz en las instalaciones de Navantia en Cádiz. Foto - Diario de Cádiz
Botadura del Audaz en las instalaciones de Navantia en Cádiz. Foto – Diario de Cádiz

La construcción en sí ha sido rápida. El saber hacer de la empresa unido a la adopción de nuevas tecnologías -está inmersa en el programa Astillero 4.0 que pretende digitalizar y robotizar gran parte del proceso constructivo- han permitido la botadura de ambos buques en menos de un año en el caso del P-45 Audaz, construído en San Fernando y en año y cinco meses en el caso del P-46 Furor, cuya construcción pudimos disfrutar en su día en los astilleros de Ferrol.

Si nada ocurre, en los próximos meses serán entregados a la Armada Española para iniciar sus pruebas de mar, tras las cuales comenzarán a servir al igual que han hecho durante estos años sus cuatro hermanos, en diversas misiones tanto en nuestras aguas de responsabilidad, como en las múltiples misiones internacionales en las que España está embarcada, desde EUNAVFOR Atalanta a la Operación Sophia.

Portada Ejércitos 1 Slider
Portada provisional de la revista “Ejércitos” Nº 1

 

 

BAM-IS (Intervención Subacuática)

A pesar de que a lo largo de los años, la denominación de los otros buques que debían componer la serie ha ido cambiando, siempre han sido tres los tipos que se han valorado. Aunque nada se sabe de dos de ellos, al menos en el caso del buque de rescate su construcción parece que se iniciará en breve, espoleada tanto por la catástrofe del submarino argentino ARA “San Juan”, como por el estado de nuestra flotilla submarina. Esta, a pesar del riguroso programa de carenas y de la formación de su personal, no deja de estar compuesta por tres buques con más de 30 años en sus cuadernas.

Además, la llegada a principios de la próxima década de los S-80 requerirá de grandes capacidades en este ámbito, no porque se espere ningún tipo de accidente, sino porque son submarinos novedosos, con un sistema de propulsión en el que España no tiene ninguna experiencia y que requieren para sus pruebas de mar de un sistema de apoyo eficiente.

Imagen del futuro Buque de Intervención Subacuática presentado por la Armada. Fuente - Armada Española
Imagen del futuro Buque de Intervención Subacuática presentado por la Armada. Fuente – Armada Española

El problema es que en el caso del futuro BAM-IS (pues esta es su última denominación en referencia a Intervención Submarina) se parte de un error de base que confunde a propios y extraños y es considerar que, por ser parte del programa, utiliza la misma plataforma, lo que es difícilmente viable. Los requerimientos del programa hablaban de un buque que contase con los siguientes equipos:

La entrada Buques de Acción Marítima: Los grandes desconocidos de la Armada Española (II) aparece primero en .


Fuente: Ejercitos.org